‘El ahuehuete de Reforma no ha muerto, se está adaptando’: Sedema
Sheinbaum aseguró que lo que ocurre con el ahuehuete se debe a un proceso de "adaptación". Foto: Twitter/@GlorietaMx

El ahuehuete plantado hace un mes en la Glorieta del Paso de la Reforma, en sustitución de la palma, no está muerto, sino que se encuentra en un estado de adaptación, informó la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) de la Ciudad de México, a través de la Dirección del Sistema de Áreas Naturales Protegidas y Áreas de Valor Ambiental (DGSANPAVA). 

“El ahuehuete aún se encuentra en un periodo de adaptación, en un estado dormante, con un retiro de hoja entre 60 y 70% debido a un proceso de estrés fisiológico que lo obligó a quitar sus propias hojas para evitar la pérdida de agua y nutrientes en su tronco”, explicó la dependencia a través de un comunicado.

El ahuehuete fue donado por los Viveros Regionales y el Vivero Los Encinos, tiene 20 años de edad y una altura aproximada de 12 metros. Actualmente atraviesa un periodo de acoplamiento a las condiciones climáticas de la CDMX, distintas a las que vivió en Nuevo León.

Estos que el árbol se encuentre en situaciones de estrés “como la ocurrida el pasado 7 de junio, cuando un automovilista se subió a la glorieta y se impactó con uno de los tensores colocados para mantenerlo hasta que se logre su pleno enraizamiento, lo que hizo que el ahuehuete se moviera en el impacto”, detalló el boletín.

'El ahuehuete de Reforma no ha muerto, se está adaptando': Sedema - ahuehuete-de-reforma-fb-1
El amarillamiento del follaje y la caída de hojas durante varias semanas es parte del proceso de adaptación y una respuesta al trasplante. Foto: Facebook/Claudia Sheinbaum

“Una de las señales de alerta cuando un árbol está muerto es que las hojas, en su totalidad, se tornan de color café y son difíciles de quitarlas del tallo, situación que no ocurre con el ahuehuete sembrado el pasado 5 de junio en la Glorieta de Paseo de la Reforma”, afirmó el ingeniero Cavazos de los viveros regionales de Nuevo León.

Otros de los factores que puede provocar estrés son los cambios de clima que pueden provocar que el árbol retire sus hojas como si estuviera en invierno. El ahuehuete presenta un buen manejo de riego y buen drenaje en la zona en que se ubica, además de ser observado, revisado y regado cada 24 horas si es necesario.

La dependencia pidió a la ciudadanía evitar subir hasta la base del árbol para que el suelo no se compacte y permita la hidratación y buena adaptación del ahuehuete. Una vez acoplado, podrá ser visitado de cerca.

'El ahuehuete de Reforma no ha muerto, se está adaptando': Sedema - qatar-2022