¿Durante cuánto tiempo son contagiosas las personas que tienen Covid-19 y cómo varían las normas de aislamiento?
Una persona utiliza un kit de autodiagnóstico de coronavirus. Foto: Fred Tanneau/AFP/Getty Images

Estados Unidos anunció la reducción del tiempo de autoaislamiento por Covid-19 recomendado a cinco días. ¿Durante cuánto tiempo son contagiosas las personas que tienen Covid-19, y por qué varían las normas entre los países?

¿Cuáles son las normas de autoaislamiento en el Reino Unido?

Desde el 22 de diciembre, las personas en Inglaterra que resultan positivas en la prueba de Covid-19 tienen derecho a reducir su autoaislamiento de 10 a 7 días si tienen resultados negativos en las pruebas de flujo lateral en los días 6 y 7.

Los contactos cercanos completamente vacunados de una persona que dio un resultado positivo no tienen que autoaislarse, no obstante, aquellos que no están vacunados tienen que aislarse durante 10 días.

En Escocia, Gales e Irlanda del Norte, el periodo de autoaislamiento para las personas que resultan positivas en la prueba sigue siendo de 10 días.

¿Durante cuánto tiempo es contagiosa una persona que tiene Covid-19?

Desde hace algún tiempo se sabe que las personas pueden ser contagiosas desde aproximadamente dos días antes de desarrollar síntomas.

Los cálculos sobre el tiempo que una persona infectada sigue siendo contagiosa varían, pero como señala la Facultad de Medicina de Harvard “Al décimo día de la aparición de los síntomas de Covid-19, la mayoría de las personas dejarán de ser contagiosas, siempre y cuando sus síntomas sigan mejorando y la fiebre haya desaparecido”.

El Dr. Julian Tang, profesor de ciencias respiratorias en la Universidad de Leicester, comentó que, aunque la variante ómicron presentaba cierto grado de escape a la inmunidad inducida por la vacuna y a la inmunidad pasada, preveía que la respuesta inmunitaria siguiera una cronología similar a la de las variantes anteriores.

Sin embargo, el profesor Lawrence Young, virólogo en la Facultad de Medicina de Warwick, señaló que al parecer el tiempo que transcurre desde que se produce la infección hasta que se vuelve infecciosa es más corto con la variante ómicron, de dos o tres días, y que era muy probable que el periodo de transmisión también fuera más corto y probablemente se viera afectado por el estado de vacunación. “Este periodo de transmisión puede ocurrir antes de la aparición de los síntomas y durar entre dos y tres días después de ser sintomático”, explicó.

La Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido señala que la nueva estrategia de Inglaterra “refleja la evidencia más reciente sobre la duración del periodo de transmisión del virus, y apoya los servicios públicos esenciales y las cadenas de suministro durante el invierno, a la vez que limita la propagación del virus”.

El Dr. Richard Tedder, miembro de la Clinical Virology Network, indicó que la modificación constituía un acuerdo y se basaba en la suposición de que las personas con dos pruebas negativas tienen pocas probabilidades de transmitir el coronavirus a sus contactos.

“En un equilibrio de probabilidades, esto es probablemente correcto”, dijo, aunque sugirió que la situación puede ser diferente para algunas personas, como aquellas que están inmunodeprimidas, y puede que no sea válida si las pruebas de flujo lateral no detectan las futuras variantes.

Young se mostró de acuerdo. “La estrategia adoptada en el Reino Unido es sensato y se basa en siete días y dos pruebas de flujo lateral negativas consecutivas. Estas pruebas son un buen método para determinar si una persona es contagiosa”.

¿Cómo se comparan las normas del Reino Unido con las de otros países?

En Francia, las personas con Covid-19 deben autoaislarse durante 10 días, mientras que en Alemania el periodo de autoaislamiento obligatorio es de 14 días, a menos que la prueba PCR resulte negativa o la oficina local de salud confirme la exención.

En Estados Unidos, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) redujeron recientemente el periodo de autoaislamiento recomendado a solo cinco días, siempre y cuando la persona no presente síntomas hasta entonces.

“La modificación está motivada por lo que demuestra la ciencia, que la mayor parte de la transmisión ocurre al principio del desarrollo de la enfermedad, generalmente entre uno y dos días antes de la aparición de síntomas y entre dos y tres días después”, señalaron los CDC. “Por lo tanto, las personas que resulten positivas deben aislarse durante cinco días y, si son asintomáticas en ese momento, pueden salir del aislamiento siempre y cuando sigan usando el cubrebocas durante cinco días para minimizar el riesgo de contagiar a otras personas”.

También se recomienda que los contactos cercanos de los casos positivos se aíslen durante cinco días, seguidos de un uso estricto de cubrebocas, aunque las personas que ya recibieron sus vacunas de refuerzo o que recientemente completaron el ciclo primario de vacunas anticovid no necesitan autoaislarse, aunque sí deben usar un cubrebocas cuando estén cerca de otras personas durante 10 días.

Tang señaló que la estrategia se ajustaba esencialmente al mismo límite de 10 días de aislamiento que propuso la Organización Mundial de la Salud el verano pasado. “Pero también están tomando en cuenta la disminución de la carga viral después de los primeros cinco días, con cinco días de uso de cubrebocas posteriores”, explicó. El hecho de que sea suficiente dependerá, dijo, de hasta qué punto se usen los cubrebocas de forma consciente durante ese periodo para limitar la transmisión a medida que disminuye la carga viral.

“Es un acuerdo más mientras aprendemos a aceptar y vivir con este virus”, señaló Tang. “Los distintos países lo abordarán de forma diferente basándose en sus conocimientos locales, investigaciones, experiencia y los recursos y prioridades que compiten entre sí”.

Sin embargo, algunos expertos, entre ellos Young, expresaron su preocupación por el cambio de normas en Estados Unidos, señalando que no se exige una prueba de Covid-19 negativa antes de finalizar el autoaislamiento.

El Dr. Michael Mina, profesor adjunto en la Facultad de Salud Pública TH Chan de Harvard, señaló que algunas personas siguen siendo contagiosas durante 12 días. “La nueva indicación de los CDC de reducir el aislamiento de las personas positivas a cinco días sin una prueba negativa es imprudente”, tuiteó. “De ninguna manera quiero sentarme al lado de alguien que dio positivo hace 5 días y no ha dado [negativo] en la prueba”.