La jornada electoral inicia en

Los podcasts que reivindican la historia afrobrasileña del país
Capoeira o la danza de la guerra, de Johann Moritz Rugendas, 1825. Ilustración: Dominio público

Uno de los autores afrobrasileños más célebres de Brasil se sentó en el escenario y planteó una pregunta vital a una nación que desconoce su pasado. ¿Por qué, preguntó Conceição Evaristo, se les enseñaba a los estudiantes brasileños la Guerra de los Farrapos de 1835 –cuando las fuerzas separatistas se rebelaron contra el imperio a petición de los terratenientes blancos– pero no la Revuelta de los Malês, un levantamiento de esclavos afrobrasileños musulmanes que se produjo ese mismo año?

Para Tiago Rogero, un joven reportero afrobrasileño que se encontraba entre el público, fue un momento de eureka.

“Es verdad, pensé”, comentó el periodista respecto a la pregunta de Evaristo realizada en otoño de 2018. “Sabía que era una revuelta de esclavos, pero eso era todo… genuinamente no lo sabía. Así que decidí hacer un podcast sobre las historias que creía que habían quedado ocultas cuando estaba en la escuela”.

El resultado fue una trilogía de podcasts que celebran las vidas y los temas afro, es decir, las personas, las luchas y los logros de los afrobrasileños que fueron borrados de la historia de un país que tiene más de un 50% de afrobrasileños.

El más reciente de esos podcasts –el Querino Project– se autodenomina una respuesta brasileña al proyecto 1619 Project del periódico New York Times, que replantea la historia de Estados Unidos a través del prisma de la esclavitud y el papel clave que los ciudadanos afroamericanos tuvieron en la formación de esa nación.

“Se trata de una historia que Brasil nunca quiso contar, sino que quiso suprimir”, explicó Rogero, de 34 años, cuyos anteriores podcasts se titularon Negra Voz y Vidas Negras.

Rogero señaló que las contribuciones de los pueblos indígenas y afrobrasileños habían sido consideradas durante mucho tiempo como “secundarias, por no decir desechables” en Brasil, mientras que la historia de los colonizadores europeos y de las élites blancas acaparaba el protagonismo en los libros de texto y en las escuelas. Esperaba que sus podcasts “afrocéntricos” pudieran ayudar a cambiar esta situación, iluminando a los oyentes a los que les habían privado de la verdadera historia y personalidades de su país.

En la edición de 2019 de Negra Voz, Rogero celebró a afrobrasileños pioneros como la escritora Maria Firmina dos Reis, la actriz Ruth de Souza y la bailarina de ballet Ingrid Silva.

En la edición de 2021 de Vidas Negras, rindió homenaje a figuras como el intelectual Milton Santos, la cantante Alaíde Costa y la activista feminista y antirracista Sueli Carneiro.

Los podcasts que reivindican la historia afrobrasileña del país - Sueli-Carneiro
Sueli Carneiro. Foto: Marcus Steinmayer

Y en Querino Project, que consta de ocho episodios, Rogero reflexiona sobre el encubrimiento de momentos clave de la historia de Brasil, entre ellos su independencia de Portugal en 1822 y la forma en que se ignoró la participación de figuras afrobrasileñas como la luchadora por la libertad Maria Felipa de Oliveira.

“Somos un país que no se quiere ver a sí mismo como un país afro, a pesar de ser mayoritariamente afro”, comentó el periodista durante una entrevista en la sede de Río de Janeiro de Rádio Novelo, la empresa de producción de podcasts en la que trabaja.

El Querino Project, cuyo nombre se debe al intelectual y abolicionista afrobrasileño del siglo XIX Manuel Querino, ha tocado la fibra sensible de un país que lentamente está despertando a su pasado afro y en el que se está produciendo un boom de la literatura afrobrasileña.

Desde su lanzamiento en agosto, la serie ha sido descargada más de 650 mil veces. La crítica lo ha acogido como un paso esencial para volver a contar la historia brasileña a través de los ojos de su mayoría afro.

“Querino debería estar en los programas de estudio de todas las escuelas del país”, comentó Cecília Olliveira, periodista e investigadora que dirige el grupo de seguimiento de la violencia Instituto Fogo Cruzado.

“Tenemos leyes que estipulan que se debe enseñar la historia afrobrasileña, pero no lo hacen de forma adecuada, precisamente por ese racismo que considera a las religiones afrobrasileñas como demoníacas, que considera a los afrobrasileños como menos capaces y menos importantes”, añadió. “Así que no le estamos enseñando a nuestra población sobre nosotros mismos”.

El actor Lázaro Ramos comparó el podcast “indispensable” con Un defecto de color, la novela fundamental de Ana Maria Gonçalves que trata sobre el legado de la esclavitud.

Flávia Oliveira, una de las periodistas afrobrasileñas más destacadas de Brasil, recordó haber sentido una mezcla de emociones cuando escuchó Querino Project, proyecto realizado con la ayuda de la historiadora Ynaê Lopes dos Santos.

“Orgullosa y agradecida de tener la oportunidad de conocer las historias que Querino nos cuenta, pero al mismo tiempo triste por la cantidad de (conocimientos) que nos negaron”, expresó Oliveira.

“Soy una mujer de 53 años: ¿cómo es posible que haya crecido sin conocer a Querino, sin tener un conocimiento profundo de Maria Firmina dos Reis, sin descubrir a Maria Felipa?”, preguntó. “Es inconcebible. No nos enseñaron nada de esto en la escuela”.
“Nos ocultaron tantas cosas”, añadió Oliveira. “Muchísimas cosas”.

A pesar de todos los desgarradores detalles sobre el racismo, la violencia y la esclavitud –que se calcula que hizo que 4 millones de personas fueran enviadas a Brasil desde África–, Rogero señaló que el mensaje general de Querino era de esperanza.

“El mensaje clave es que los afrobrasileños tienen derecho a ser lo que quieran, pero que vivimos en un Brasil que les impide hacerlo, que les impide soñar”, explicó.

“Querino es crudo, a veces es difícil asimilarlo todo… pero al final del día el mensaje que se transmite es de celebración: que hicimos a Brasil a nuestra semejanza y que nos quedaremos aquí luchando”.

Esa lucha histórica se intensificó después de que Jair Bolsonaro –un populista de derecha famoso por su retórica racista– se convirtiera en presidente en 2019. Rogero consideró que la demora de Bolsonaro en la compra de vacunas contra el Covid-19 y el sabotaje de las medidas de contención formaban parte del esfuerzo histórico para “blanquear” a la población brasileña mediante la exposición de la mayoría de los afrobrasileños a una enfermedad mortal.No obstante, Rogero creía que la hostilidad de Bolsonaro contra los derechos de los afrobrasileños –y las políticas de acción afirmativa y las cuotas raciales que han ayudado a millones de afrobrasileños e indígenas a acceder a la educación superior– solo hacía que sus podcasts cobraran un carácter más urgente.

“El hecho de que el actual presidente es Jair Bolsonaro y que los avances que hemos logrado en los últimos años están siendo desmantelados y destruidos fue un impulso crucial para Querino”, señaló.

“(El podcast) existiría sin Bolsonaro. Pero la fuerza, la determinación que tiene –y el éxito que está disfrutando– creo que también tiene que ver con Bolsonaro”.

Síguenos en

Google News
Flipboard