Mujer y asiática: Chloe Zhao hace historia con el Oscar a la Mejor Dirección
La direcotra Chloe Zhao gana el Oscar a mejor directora por "Nomadland". Foto: Todd Wawrychuk / AMPAS / AFP

Un director de Corea del Sur entregando un Oscar a una directora nacida en China a la Mejor Dirección, pronunciando el célebre “Y el Oscar es para…” en su lengua nativa, el coreano.

Chloé Zhao hizo historia al convertirse en la segunda mujer en hacerse con el Oscar a la Mejor Dirección, por “Nomadland”, y en ser la primera asiática. El premio lo recibió de su antecesor en la categoría, el director de “Parásitos”, Bong Joon-ho.

“Todos los seres humanos son buenos cuando nacen”, dijo en su discurso de agradecimiento parafraseando un proverbio chino.

Lee también: ‘Ha sido un equipo hermoso’: los mexicanos ganan el Oscar por ‘El Sonido del Metal’

Con ello se impuso a Emerald Fennel (“Una joven prometedora”), Lee Isaac Chung (“Minari”), David Fincher (“Mank”) y Thomas Vinterberg (“Another Round”).

Con Fennel, de hecho, protagonizaron la primera vez que dos mujeres competían por el Oscar en esa categoría. Solo cinco mujeres han sido candidatas a la Mejor Dirección en un siglo, y la única ganadora ha sido Kathryn Bigelow, por “The Hurt Locker”, 2010.

La cineasta, que acudió a la ceremonia con tenis blancos, también aspiraba al premio al mejor guion adaptado si bien, finalmente fue para los debutantes Christopher Hampton y Florian Zeller por “The Father”.

“Nomadland” ya sonaba como una de las favoritas en esta edición pandémica de los Oscar, después de ser galardonada en los Globos de Oro, en los BAFTA o en el Festival de Venecia, entre otros. 

La película muestra la transición de una mujer, interpretada por Frances McDormand, que, después de perderlo todo en la crisis financiera de 2008, se monta en una camioneta e inicia un viaje hacia el oeste americano. 

Lee ahora: Oscar 2021: Carlos Cortés, el cambio de carrera que lo guió al Oscar

La historia es una adaptación de un libro de no ficción con el mismo título de Jessica Bruder. La periodista recorrió Estados Unidos siguiendo los workampers o los trabajadores nómadas, caracterizados por viajar por el país en camioneta buscando empleo. 

La 93 edición fue la primera de la era post Trump pero no por eso, quedó corta en símbolos y mensajes reflejo de los tiempos políticos y sociales.

Fue todo un reconocimiento a la comunidad asiática, después de los episodios de violencia y racismo que vivió los Estados Unidos este año.

En marzo, una serie de balaceras en spas de Atlanta se saldaron con ocho muertos, seis de ellos, mujeres asiáticas. La indignación nacional se unió bajo el movimiento Stop Asian Hate (Acaben con el Odio hacia los Aisáticos). 

La presentación Bong Joon-ho, remota, se entendió gracias a una traductora que le acompañaba y en ella, preguntó a los cineastas nominados en esa categoría: ¿Qué es para ti la dirección?

Te puede interesar: Así fue la Alfombra Roja más inédita de los Oscar

Zhao respondió que para ella, consiste en ponerse en los zapatos de otro, que un director “es un aprendiz de todos los oficios y un maestro de ninguno”, y que cuando las cosas no le funcionan, se pregunta qué haría Werner Herzog, director de cine alemán. 

Ella solo tuvo referentes masculinos. Con la estatuilla de Zhao, sus sucesoras no podrán decir lo mismo.