La jornada electoral inicia en

Horacio Franco, el flautista mexicano que ha roto los estereotipos
El flautista cuestionó la metodología pedagógica dentro de la enseñanza musical. Foto: Secretaría de Cultura

Durante un festival en la escuela, cuando él tenía 11 años de edad, Horacio Franco descubrió la música clásica. Una compañera del colegio tocaba el piano y entonces descubrió a Mozart. Quedó prendado de lo que escuchaba.

Fue entonces que decidió ser músico y comenzó a empaparse de aquellas melodías que lo enamoraron en aquel festival escolar. Sin embargo, no contaba con los recursos necesarios para poder seguir sus sueños, pues sus padres eran de escasos recursos —su padre era cantinero y su madre camarera—.

Además, sus padres no creían que él podría mantenerse haciendo música, pero eso no le impidió seguir sus sueños. En la secundaria, comenzó a tocar la flauta como parte de las clases que le daban y desde entonces no la ha soltado.

Horacio Franco, el flautista mexicano que ha roto los estereotipos - horacio_franco_gobierno_amlo_2-1-850x1280
El flautista Horacio Franco a ofrecido conciertos en Europa, Medio Oriente, África, Oceanía, Asia, Norte, Centro y Sudamérica. Foto: Secretaría de Cultura

Franco, el conquistador

Conquistar la cima no fue fácil, en su familia no había músicos y sus padres no creían que la carrera que había elegido era la correcta. Pero su pasión fue más grande.

No te pierdas:No hay oposición

Con 16 años cumplidos, Franco partió rumbo a Holanda para estudiar en el Sweelinck Conservatorium en Ámsterdam –hoy Conservatorio de Ámsterdam- con Marijke Miessen y Walter van Hauwe, donde obtuvo el grado de “Solista cum laude”.

Desde entonces no ha parado de conquistar cada una de las metas que se propone y se ha presentado lo mismo en Carnegie Hall de Nueva York, en Estados Unidos, que en el lugar más sórdido de Iztapalapa.

Horacio Franco, el flautista mexicano que ha roto los estereotipos - horacio_franco_gobierno_amlo-1
El flautista mexicano celebrará 45 años de trayectoria en Bellas Artes. Foto: Secretaría de Cultura

El malinchismo

Aunque es reconocido a nivel internacional, Franco reconoce que en México ha existido el malinchismo no solo para él, sino para los mexicanos que destacan en diversas disciplinas.

Asegura que los gobiernos anteriores promovieron programas que se centraban en lo extranjero, demeritando lo nacional y dándole mayor importancia a los artistas provenientes de otros países a quienes se les pagaba más.

“Mis amigos de la (Academia) St. Martin in the Fields me preguntaron, ‘¿por qué nos pagan tan bien y por qué nos traen a tocar un programa que nunca hemos tocado? Le dijimos (a las autoridades) que no tocábamos a Brahms. Les vinimos a ver la cara'”, compartió en entrevista con La-Lista.

El reconocido flautista, quien niega ser cercano a la administración del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo que está contento con las políticas que toma el gobierno en lo cultural, pues también busca que las tradiciones y la música de los pueblos originarios llegue a los oídos del público.

Aseguró que en la actualidad México se ha visto como una cultura valiosa luego de un letargo a una imagen estética que no era la nuestra.

“Poco a poco nos estamos salvando o poniendo nuestra mirada en nosotros mismos como un pueblo muy valioso o heredero de culturas maravillosas”, compartió con La-Lista.

Las batallas de Franco

Horacio Franco celebrará en abril sus 45 años de carrera con un concierto en el Palacio de Bellas Artes. Si bien su trayectoria ha sido marcada por una lucha contracorriente con un instrumento que tenía pocas opciones de crecimiento, también tuvo peleas para ganar espacios.

Contó que una de sus batallas fue cuando en uno de sus aniversarios tenía previsto un concierto junto a la orquesta Franz Liszt. El grupo estaba listo para presentarse en México, pero Sari Bermúdez, expresidenta del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, no ultimó los detalles y esto no fue posible.

“No se logró gracias a una funcionaria pública que dijo sí a todo, pero a última hora se escondió”, comentó.

Otro de los momentos de frustración que marcaron la carrera de Franco fue cuando tenía prevista la realización de un proyecto, pero hubo un exfuncionario que tenía otros planes.

“Cuando todo estaba listo y fraguado para hacer de Capella Barroca de México un grupo permanente, un subdirector de Bellas Artes quiso pasarse de listo y darle un proyecto que era mío a otra persona, pero Rafael Tovar y de Teresa defendió el proyecto y no se hizo, pero sigue sin hacerse”, contó en entrevista para La-Lista.

Horacio Franco, el flautista mexicano que ha roto los estereotipos - horacio_franco_gobierno_amlo_3-850x1280
Franco gusta de vestir con ropa que para él le es cómoda y no el típico frac negro. Foto: Secretaría de Cultura

Franco el franco

El músico mexicano ha roto los estereotipos que dictan que un director de orquesta debe vestir un riguroso frac negro. En cambio, él ha decidido vestir lo que le gusta: coloridas camisas que deja entreabiertas del pecho para mostrar su musculatura y pantalones entallados con tenis.

En más de una ocasión ha dicho que odia que las cosas sean estereotipadas, pues para él es una de las cuestiones que más daño le han hecho a este planeta.

No tiene miedo a decir las cosas como las piensa o las siente, y seguirá haciendo lo que más ama, que es la música, hasta que el cuerpo aguante.

La celebración

Horacio Franco celebrará sus 45 años de carrera artística siendo uno de los músicos mexicanos más reconocidos a nivel mundial. Ha realizado giras por Europa, Medio Oriente, África, Oceanía, Asia, Norte, Centro y Sudamérica y ha impartido clases magistrales en cada país que ha visitado.

En México se ha preocupado por la educación y cada vez que puede ofrece conciertos en secundarias públicas.

Ha recibido diversos reconocimientos nacionales e internacionales como la medalla Mozart, Austria-México, el Early Music Award y el premio de la Unión Nacional de Críticos de Teatro y Música, México.

No es para menos que desee celebrar sus 45 años de trayectoria en uno de los recintos más emblemáticos del país.

“El Palacio de Bellas Artes es un magnífico escenario, el más importante del país. Es un recinto que respeto y adoro”, dijo del lugar donde el próximo 12 de abril a las 20:00 horas ofrecerá un concierto para celebrar sus 45 años de carrera, en el que interpretará música de Bach, Vivaldi y música indígena mexicana.

Síguenos en

Google News
Flipboard