La-Lista de los puntos importantes para elegir el mejor crédito hipotecario
El Infonavit busca apoyar a personas que vieron reducidos sus ingresos por la pandemia. Foto: Nattanan Kanchanaprat / Pixabay.

Comprar una casa o un departamento es un momento que ocurre pocas veces en la vida y representa un paso trascendental que impactará en nuestro patrimonio. Por ello es importante que, antes de elegir y adquirir una propiedad, se realice un análisis profundo para tomar las mejores decisiones posibles.

Al ser una operación que implica cantidades considerables de recursos, es habitual que los compradores recurran a los créditos hipotecarios para ir pagando a lo largo de varios años, pero ¿cómo elegir el que mejor se adapte a tus necesidades?

Lee también: La-Lista de recomendaciones para ahorrar y comprar tu casa

De acuerdo con Luis Flores, especialista de la inmobiliaria digital La Haus, son varios los elementos que debes considerar antes y durante la selección de crédito hipotecario. No solo para obtener el que más te convenga, sino también para conseguirlo con las mejores condiciones. Y éstas son las recomendaciones que realiza:

¿Qué es un crédito hipotecario y para qué se ocupa?

Se trata de un préstamo con una garantía hipotecaria. Se utiliza para liquidar a quien vende la propiedad y regularmente es un porcentaje del total del inmueble, no el 100%. Este instrumento no está disponible solo en la banca comercial, sino también en la banca de desarrollo social, el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) y el Fondo de la Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Fovissste). Se puede recurrir a uno solo o hacer una combinación.

El crédito cada vez está siendo más accesible para un mayor número de la población y va en función del historial crediticio del individuo, independientemente de su lugar de trabajo“, explica el experto de La Haus.

Existen alrededor de 150 opciones de financiamiento hipotecario en México, que ofrecen diversas opciones de pago. Algunas de ellas son: los créditos del Infonavit, Fovissste, bancos comerciales, Sociedades Financieras de Objeto Múltiples, Sociedades Financieras Populares y Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo.

Analiza tus finanzas y tu salud crediticia

Si ya tomaste la decisión de comprar una vivienda, el primer paso es revisar tu bolsillo y comenzar a ahorrar (si es que no lo has hecho).

Debes hacer una autoevaluación de tu salud financiera: revisar tu capacidad económica, hábitos de ahorro, nivel de endeudamiento, historial crediticio e, incluso, si cuentas con Infonavit o Fovissste. Esto te dará una mejor perspectiva y a los bancos les permitirá tener una idea de lo que pueden ofrecerte.

Lee ahora: La-Lista de recomendaciones para vender tu casa rápido y a buen precio

Al menos entre un año y seis meses antes dedícate a bajar tu nivel de endeudamiento, es decir, pagar deudas como tarjetas de crédito o tiendas departamentales, porque los pagos que se harán mes a mes al banco restarán tu capacidad de endeudamiento. Tienes que cuidar mucho el cuánto le vas a deber al banco con el que contrates el crédito hipotecario”, apunta Flores.

Tradicionalmente, señala el especialista, se ocupa el crédito hipotecario que suele combinarse con el que ofrecen las instituciones públicas. Así se consigue más dinero para adquirir una vivienda más grande o con mejores características.

No estás solo, asesórate

Investigar, comparar, saber qué documentos reunir y hasta que cifras presentar es una labor ardua y compleja. Para facilitar ese proceso, un asesor puede ayudarte y en la mayoría de los casos no tiene costo.

Acercarte a los diversos brokers hipotecarios es una opción para contar con asesoramiento, sin que esto implique hacer más costoso el trámite, ya que su comisión será pagada por el banco con el que decidas tener tu crédito hipotecario. Estos especialistas te ayudarán a conocer las diferentes alternativas disponibles y sus características, para tomar la decisión que mejor se adapte a tu perfil.

Tener asesoría es muy valioso porque vas a comparar, de otro modo tendrías que hacerlo banco con banco, y no necesariamente te van a hacer el préstamo. El broker ya conoce las características del banco y te puede sugerir la mejor alternativa, la más barata y la que te pueda prestar más”, indica el especialista de La Haus.

Otra opción es acercarte a tu banco, en el que ya tienes unas cuenta, el pago de nómina o algún otro servicio o producto, para descubrir si hay alguna oferta o promoción disponible por esa relación y antigüedad.

Te puede interesar: La-Lista de ventajas y desventajas de las preventas de vivienda

Precalifícate

A la par de la búsqueda de vivienda puedes realizar las precalificaciones crediticias que te permiten hacer los bancos (y que no tienen costo). A través de éstas tendrás una estimación de la tasa y el monto que te prestarían, eso puede ayudarte a tener en mente un rango de precio a la hora de buscar un inmueble.

Compara antes de elegir

La comparación es muy importante, ya que la diferencia entre lo que te presta un banco u otro puede ser de hasta 35%. No te quedes con la primera opción sin hacer este comparativo de los diversos tipos de créditos, las tasas de interés y los seguros (de desempleo, de daños a la vivienda y de vida) que te ofrecen.

Si bien es una buena decisión comparar las tasas de interés, no basta con sólo ver la mayor y la menor cifra, porque pueden ir acompañadas de comisiones, seguros (de vida, de desempleo, de vivienda) o accesorios adicionales en el crédito que hacen que el Costo Anual Total (CAT) se eleve, aunque la tasa de interés sea menor.

Cada banco maneja sus propios conceptos. En la cotización te darán una tabla de amortización, en ella estarán desglosados los gastos, o “accesorios” como lo señalan algunos bancos, y entre esos están los seguros. No olvides revisar esos detalles.

¿Cómo saber cuál te conviene?

El crédito ideal es el que te cobre la tasa baja y cuente con las mejores condiciones. No todos tenemos la misma accesibilidad al crédito, el menú se va haciendo más pequeño conforme vas entregando tu información.

Por ejemplo, en el Infonavit la tasa es un poco más alta, promedio arriba del 12%. Mientras que los bancos tiene una oferta más robusta a raíz de la pandemia, pues bajaron sus tipos de interés como consecuencia también de la disminución de tasas del Banco de México (Banxico). Hoy las opciones tienen tasas más bajas.

La que tenga las tasas más bajas y cobre menos comisiones, es la opción con el crédito más barato“, señala Luis Flores.