Las muertes maternas en 2020 aumentaron a niveles de hace 15 años
Las muertes maternas en México aumentaron durante el año de la pandemia, según cifras de Inegi. Imagen: Luis Cruz.

Durante el 2020, México registró su peor cifra de muertes maternas en los últimos 15 años, con un total de mil 186 fallecimientos de mujeres por esta causa, un incremento del 36.7% respecto al 2019.

México había logrado una reducción constante de las muertes maternas desde 1990, pero el año pasado estos fallecimientos se dispararon hasta alcanzar una cifra parecida a la del 2008, cuando hubo mil 167 decesos.

Las entidades federativas donde hubo más muertes maternas son el Estado de México, con 129 casos; la Ciudad de México, con 99; Jalisco, con 75; y Chiapas, con 74.

Una muerte materna, según la Secretaría de Salud, ocurre cuando una mujer fallece en medio del embarazo o dentro de los 42 días posteriores al término de la gestación por alguna consecuencia ligada a esta.

El Inegi publicó este jueves sus datos definitivos sobre decesos en 2020, que indican que en ese año hubo un total de 1 millón 086 mil 743 muertes.

Las cifras del Inegi indican que el 83% de las muertes maternas del año pasado se concentraron en las mujeres de 20 a 39 años.

Las estadísticas de mortalidad general indican que el 31% de las mujeres fallecidas no estaban afiliadas a ningún servicio de salud público o privado.

Entre las muertes maternas por grupos de edad, destacan cinco casos de niñas de entre 10 y 14 años.

Los fallecimientos de las menores de edad se registraron en Tila, Chiapas; Chihuahua, Chihuahua; Morelia, Michoacán; Puebla, Puebla, y Matamoros, Tamaulipas.

¿Por qué aumentaron los casos de muerte materna?

El pasado 26 de mayo la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa F. Etienne, alertó que los países latinoamericanos podrían perder más de dos décadas de avance en la prevención de las muertes maternas por el Covid-19.

La especialista indicó que, como consecuencia del coronavirus, millones de mujeres interrumpieron su control de natalidad porque los servicios médicos no estaban disponibles o porque no podían pagarlos. Esa situación ponía en riesgo su salud.

En relación al aspecto económico, los datos del Inegi señalan que solo una cuarta parte de las mujeres fallecidas por muerte materna tenían un empleo. Incluso durante el 2020 hubo 28% más mujeres desempleadas que murieron de esta manera en comparación al 2019. 

Leonor Calderón, representante en México del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), es otra de las especialistas que advirtió que México se perfilaba para tener un retroceso en la prevención de las muertes maternas.

La experta, al igual que la directora de la OPS, refirió que el incremento de muertes maternas podría estar relacionado con la dificultad de las mujeres para dar seguimiento a sus embarazos y porque el gobierno mexicano destinó más recursos a la atención del Covid-19. 

“Sabemos lo difícil que ha sido mover el indicador de mortalidad materna y por lo tanto tener un retroceso en este momento nos pone en una situación de salud pública muy complicada y preocupante”, dijo Calderón el pasado 8 de julio en un evento del UNFPA.

Otras causas de la mortalidad materna

Previo a la publicación de los datos del Inegi, el 1 de enero de este año la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud publicó sus propios datos sobre los casos de mortalidad materna registrados en 2020.

En aquel momento la dependencia federal reportó 934 muertes maternas —252 menos que las de Inegi—, e informó que estas ocurrieron principalmente por contagios de Covid-19 en el embarazo; sospecha de Covid-19; enfermedad hipertensiva, edema y proteinuria en alguna etapa del embarazo, y hemorragias obstétricas.

La reducción de las muertes maternas es uno de los objetivos que el actual gobierno federal plasmó en su Programa de Acción Específico de Salud Sexual y Reproductiva. En ese documento la Secretaría de Salud detalló que las muertes maternas también se originan por problemas de salud que las mujeres padecen antes del embarazo.