La-Lista de los pasos a seguir tras las elecciones de Alemania y la próxima salida de Merkel
Alemania vive un proceso electoral que determinará quién será su futuro canciller. Fotos: EFE y AFP

Alemania, la economía más grande de Europa, vive un periodo de incertidumbre después de las elecciones en la que se disputa el liderazgo del país y sustituir a Angela Merkel, tras 16 años al frente.

En la contienda se disputaron los dos principales partidos: SPD (Partido Socialdemócrata), de los socialdemócratas con Olaf Scholz, ministro de Finanzas y vicecanciller saliente; y la alianza conservadora de la Unión Demócrata Cristiana (CDU), de Merkel, y su partido aliado bávaro, la CSU (Unión Socialcristiana de Baviera), encabezada por Armin Laschet.

Pero también participaron otros partidos: los Verdes, el liberal FDP y el ultraderechista Alternativa para Alemania.

Esta es La-Lista de los pasos a seguir tras las elecciones de Alemania:

5

“Póker”

En Alemania no son los votantes los que eligen directamente al jefe de gobierno, sino los diputados, una vez formada la mayoría.

Pero esta vez la mayoría es especialmente complicada de formar, ya que debe reunir a tres partidos –la primera vez que esto ocurre desde los años 1950– debido a la fragmentación del voto.

“Empieza la partida de póker”, constató la revista Der Spiegel. Tras las últimas elecciones, en 2017, se necesitaron más de seis meses para alcanzar un acuerdo y formar la actual gran coalición de conservadores y socialdemócratas.

Tanto Scholz, de 63 años, como Laschet, de 60, dijeron que pretenden tener un gobierno instalado antes de Navidad.

La perspectiva de un largo periodo de parálisis preocupa a los socios europeos de Berlín, mientras que el Viejo Continente teme quedar al margen en el plano geopolítico frente a las rivalidades entre Estados Unidos, China y Rusia.

Durante las negociaciones de coalición, Angela Merkel se limitará a gestionar los asuntos corrientes, con una menor presencia en la escena internacional. 

Este vacío también preocupa a Francia, que en enero asumirá la presidencia semestral de la Unión Europea (UE) y que espera poder contar con su socio más importante para sacar adelante sus iniciativas en aras de una Europa más “soberana”.

Francia cuenta con tener “rápidamente” un canciller alemán “fuerte” a su lado, indicó este lunes el secretario de Estado francés de Relaciones Exteriores, Clément Beaune; mientras que Rusia espera que la “relación” entre Moscú y Berlín “continúe y se desarrolle todavía más”, según declaró el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

4

¿Quién tendrá la llave de gobierno?

Según un sondeo de YouGov, la mayoría de electores favorece a una coalición de centroizquierda, ecologistas y liberales. Y 43% de ellos estima que Olaf Scholz debe ser canciller.

Los Verdes, liderados por Annalena Baerbock, que durante un tiempo aparecían como favoritos, tienen suficiente apoyo para incidir en la definición del próximo gobierno. Al igual que los liberales del FDP recabaron suficiente apoyo para tener la llave del gobierno y convertirse en un actor ineludible para una futura coalición.

3

La posición de Merkel

Días antes de las elecciones legislativas, Angela Merkel llamó a votar por el candidato de su partido, la CDU, Armin Laschet, para mantener la “estabilidad” alemana.

Para que Alemania siga estable, Armin Laschet debe convertirse en el canciller federal“, afirmó Merkel durante un mitin de su formación en Múnich previo a las elecciones del domingo.

Mientras que el candidato Scholz, del SPD, abogó el viernes por una “renovación”  y “un cambio de gobierno” durante su último gran mitin de campaña en Colonia, al oeste de Alemania.

“Necesitamos una renovación para Alemania. Necesitamos un cambio de gobierno y queremos un gobierno dirigido por el SPD”, dijo.

2

El posicionamiento de los punteros

Este martes, el líder de la CSU, Markus Söder, felicitó hoy al candidato socialdemócrata a la Cancillería, Olaf Scholz, por sus resultados en las elecciones generales del domingo y admitió que tiene mejor opción a ser el próximo canciller que el conservador Armin Laschet.

“Las mejores opciones para ser canciller las tiene ahora mismo Olaf Scholz”, afirmó, pese a que el candidato de su mismo bloque conservador no ha desistido formalmente de intentarlo y no ha felicitado aún a Scholz por su victoria.

El SPD de Scholz obtuvo en las elecciones del domingo un 25.7% de los votos, mientras que el bloque conservador, integrado por la CDU de Laschet y la CSU de Söder, quedó en un 24.1%.

El SPD, por su parte, ha expresado ya el deseo de comenzar cuanto antes con Verdes y liberales las conversaciones previas de cara a la formación de un gobierno de coalición en tripartido.

“Estamos centrados en ponernos a trabajar. Hemos invitado a Verdes y liberales a mantener conversaciones con nosotros esta semana, si quieren”, afirmó el jefe del grupo parlamentario de los socialdemócratas, Rolf Mützenich.

1

El nuevo gobierno

De acuerdo con la constitución, la formación de un nuevo gobierno debe darse a más tardar un mes después de haberse realizado la elección.

SPD tendrá el grupo parlamentario más fuerte con 206 diputados, pero contar con los otros partidos para alcanzar una mayoría parlamentaria en Alemania son necesario, en donde los Verdes cuentan con 118 diputados, y el FDP, con 92 diputados.

Sin embargo, Laschet ha venido siendo cuestionado en la CDU/CSU, cuyo grupo parlamentario conjunto consta de 196 diputados, y hay voces que consideran que las dos agrupaciones (Verdes y el FDP) deben pasar a la oposición después de tener el peor resultado de su historia.

Por su parte, el FDP ha sido el aliado tradicional de la CDU/CSU y ha reconocido que con esa agrupación tiene las mayores coincidencias programáticas, pero se ha mostrado dispuesto a hablar también con los socialdemócratas, por lo que Marco Buschmann, secretario ejecutivo de los liberales, pidió al bloque conservador definir si quiere intentar formar gobierno o pasar a la oposición para que los otros partidos puedan fijar una agenda de negociaciones.

Anton Hofreiter, copresidente del Los Verdes, dijo que aunque el partido hablará con todas las agrupaciones, el avance de los socialdemócratas y la caída de los conservadores apuntan a que la solución natural seria una coalición presidida por el SPD.

Por lo mientras tanto el FDP y Los Verdes han anunciado que iniciarán primero conversaciones entre ellos para intentar definir puntos comunes y superar diferencias de cara a una alianza con uno de los dos grandes partidos.

Con información de AFP y EFE.