Facebook eliminará el polémico reconocimiento facial
El reconocimiento facial de Facebook funcionaba en las fotos o videos que subían los usuarios. Foto: Juan Pablo Serrano Arenas/ Pexels

Meta, la casa matriz de Facebook, anunció que, tras la preocupaciones sobre la privacidad de los usuarios, dejará de usar el polémico sistema de reconocimiento facial que permitía identificar a las personas en fotos o videos publicados en dicha red social.

A través de un comunicado, la empresa que alberga a Facebook y otras redes señaló que “hay muchas preocupaciones sobre el lugar que la tecnología de reconocimiento facial ocupaba en la sociedad, y los reguladores aún están en el proceso de proporcionar un conjunto claro de reglas que rijan su uso”.

Este anuncio se produce en momentos en que el gigante Facebook se enfrenta a una crisis sin precedentes después de la filtración de una gran cantidad de documentos internos a la prensa, legisladores y reguladores en Estados Unidos.

“En medio de esta incertidumbre constante, creemos que es apropiado limitar el uso del reconocimiento facial a un conjunto reducido de casos”, agregó la compañía.

La función de reconocimiento facial identificaba automáticamente a las personas que aparecían en las fotos de los usuarios de Facebook, clave para que la empresa construyera una biblioteca global de rostros en expansión. Pero la controvertida función fue objeto de demandas y críticas de reguladores y legisladores.

Sin embargo, no está claro cuándo entrarán en vigencia los cambios, pero se sentirá ampliamente, pues -según la plataforma- más de un tercio de los usuarios optaron por usar el sistema de reconocimiento facial.

La modificación “resultó en la cancelación de más de mil millones de perfiles individuales de reconocimiento facial “, señaló el comunicado.

Preocupaciones sobre la privacidad en Facebook

La identificación facial, lanzada en 2010, pasó por cambios para reforzar la privacidad que, sin embargo, no impidieron una importante demanda que obligó a Facebook a acordar el desembolso de 650 millones de dólares en 2020, luego de que la justicia alegara que había recopilado ilegalmente información biométrica para “etiquetar rostros” en violación de una ley de privacidad de Illinois de 2008.

Se trató de uno de los acuerdos más sustanciosos para un caso de privacidad en Estados Unidos, superado solo por los 5 mil millones de dólares que Facebook acordó pagar a la Comisión Federal de Comercio por sus prácticas en el manejo de datos. Ambos están a la espera de la aprobación judicial.

Varias ciudades estadounidenses, incluida San Francisco, aprobaron prohibiciones sobre el uso de tecnología de reconocimiento facial. Existe preocupación sobre la creación de grandes bases de datos con la posibilidad de errores en la identificación de algunas personas.

Facebook acaba de cambiar el nombre de su empresa matriz a “Meta” en un esfuerzo por generar atención sobre su visión de realidad virtual para el futuro.

Con ello buscó quitar el foco sobre una plaga de escándalos, el último de los cuales se desató luego que una exempleada filtrara miles de informes internos que revelan que la firma sabía del potencial daño que sus sitios pueden causar a los menores, provocando un renovado impulso para regular la plataforma.

Facebook, Instagram y WhatsApp, que son utilizados por miles de millones de personas en el mundo, mantendrán sus nombres bajo el cambio de marca.

Con información de AFP.