Síguenos

 

Carlos Celis
HÍBRIDO

Sexo en tiempos de Covid

Carlos Celis

¿Podemos considerar el sexo como parte de la oferta de entretenimiento? Definitivamente. Pero primero es un tema de salud, del que se habla muy poco en la pandemia.

i
Foto: Onlyfans

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Las cifras suenan desproporcionadas, pero lo que no deja de ser un hecho es que en México el consumo de pornografía aumentó durante el confinamiento. La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda habla de 117%, la Secretaría de la Seguridad y Protección Ciudadana dice que 73%, mientras que el sitio Pornhub registró un aumento de tráfico de 48% en nuestro país. Los números confunden porque las autoridades sólo hablan de la pornografía que está criminalizada y no la de uso recreativo.

Marcas de juguetes sexuales compartieron que sus ventas en el mundo aumentaron más del 150% durante el confinamiento, y además revelaron que son las mujeres las que más consumen estos productos. Pero un estudio realizado en México afirma que, para las mujeres, continuar con su vida sexual ha representado un esfuerzo, mientras que para los hombres es un aspecto que no descuidan, porque los pone de mejor ánimo.

“Los efectos del confinamiento por Covid-19 en las relaciones de pareja”, una investigación de las psicólogas sociales Fabiola Trejo y Nélida Padilla (Doctoras por la UNAM) revela que las mexicanas sintieron una disminución en el deseo sexual, mientras que en los hombres aumentó y derivó en masturbación, algo que no todas las mujeres favorecen por prejuicios culturales. Prácticas como el sexting tampoco son populares entre ellas, mientras que las apps de ligue son muy utilizadas por los hombres mexicanos. Sorpresa para nadie.

Vale la pena hablar de redes sociales como la muy polémica OnlyFans, un servicio de contenido por suscripción creado en Inglaterra que le permite a los usuarios monetizar sus videos y enseñar lo que se les antoje, desde tutoriales perfectamente inocentes hasta contenido sexual. La plataforma permite poner candado a los videos y así poder cobrar a otros usuarios por verlos, con una suscripción mensual o por medio de “propinas”.

Te recomendamos: Black History Month

Por lo relajado de estas condiciones, OnlyFans se volvió la red social favorita de actores porno y de modelos que buscan monetizar su imagen, ante el clima de precariedad y desempleo originado por la pandemia. Pero algunas celebridades se han aprovechado de la plataforma y así perjudicaron al usuario promedio. El miedo de las personas a contagiarse de Covid-19 fue lo que catapultó la popularidad de este servicio, pues se convirtió en una opción de espectáculo y también de sexo seguro, sin salir de casa.

La sexóloga y psicóloga por la Facultad de Psicología de la UNAM, Verónica Olicón, explica que aún cuando la Covid-19 no ha sido clasificada como una infección de transmisión sexual, faltan estudios para poder determinarlo. “Las vías de entrada de Covid-19 son ojos, nariz y boca, y el fluido infectante son las gotas de saliva”, compartió. “Se ha detectado presencia del virus en semen, pero es difícil comprobar que se transmita por penetración o por sexo oral”. De vuelta a la investigación de las Doctoras Trejo y Padilla, ésta confirmó las sospechas de que los mexicanos sí han tenido encuentros sexuales con personas que conocieron en apps de ligue, pero han asumido el riesgo de contagio.

La súbita fama de OnlyFans regresó a la discusión otros temas quizá más importantes, como la situación laboral de freelancers y de trabajadores por proyecto. En Estados Unidos, algunos servicios a través de apps, como la transportación con conductor, o fletes y mensajería, enfrentaron dificultades por una ley de California conocida como Assembly Bill 5 (AB-5), que también amenazó la situación de actores y modelos porno.

La actriz Alana Evans explica en el documental Hollyweird (2020) que la AB-5 representa un gasto enorme para los servicios de webcam, que terminarían quedándose con el 68% de las ganancias de los creadores de contenido. Pero aún así, prefieren despedir modelos. Hollyweird es un documental fallido que, sin embargo, tiene algunos méritos (como presentar la última entrevista de la recién fallecida The Goddess Bunny).

Y a todo esto, ¿qué dicen las autoridades de nuestro país? El primero de febrero nos dijeron que quieren controlar el internet, y el 2 de febrero quisieron controlar los tamales. En su afán por censurar y controlar todo lo que no les parece, a nadie extrañaría que el 14 de febrero también quieran controlar el amor. Han sido las ONGs las que emitieron recomendaciones para cuidar la salud sexual en tiempos de Covid-19. Nada de un posicionamiento, o de una campaña oficial, por parte de las autoridades sanitarias.

Lo único que supimos del gobierno de la CdMX cuando terminó la primera cuarentena fue que los hoteles ya estaban abiertos, y entre ellos, los de paso. De hecho, los servicios de hospedaje continúan laborando esta semana por ya ser considerados como esenciales en la Gaceta de la Ciudad de México del 29 de enero. Esperamos, por el bien de los amorosos, que no suceda un cambio repentino para el Día de San Valentín.

La realidad es que en México muchos vivimos en una burbuja; encerrados, temerosos. Pero el trabajo sexual no ha parado un sólo día. En cambio, ha sido perseguido y brutalizado. Durante un foro virtual, Alejandro Gómez Sánchez, Fiscal General de Justicia en Edomex, dijo que los establecimientos clandestinos han aumentado: “En tiempos de pandemia están funcionando por la puerta de atrás”. Pero no solamente en el Estado de México. Es muy ingenuo pensar que la industria del sexo, donde muchos viven al día y mayormente en precariedad, podría darse el lujo de parar.

BREVES 

  • Por errores de programación, el videojuego Cyberpunk 2077 permitió a los jugadores tener “sexo” virtual con el personaje de Keanu Reeves, pero la modificación ya fue bloqueada.
  • En Corea del Sur hay preocupación porque la pornografía hecha con deepfakes se está volviendo modaEsta tecnología permite usar el rostro de celebridades en escenas de contenido sexual.
  • Hanson Robotics, los creadores de la robot Sophia, planean fabricar y vender miles de robots en 2021 para ayudar en temas de salud y servir de compañía durante la pandemia.

Twitter: @carloscelis_

También te puede interesar

Sexo

Ya sea que se me haya encogido o que él está particularmente bien dotado, me hace sentir triste e inadecuada.

Familia

Los tiempos de la gran emergencia de salud mundial que vivimos han puesto a prueba todas las estrategias de las que las mamás echamos...

Sexo

Me gustaría explorar mi sexualidad con otras mujeres, pero me falta confianza y casi siempre siento como que no soy lo suficientemente deseable o...

Sexo

Clarita necesitaba pagarse la escuela de enfermería. Lex quería aumentar su ingreso como trabajador. Ahora son influencers eróticos en el sitio de suscriptores.

Publicidad