Síguenos

 

Carlos Celis
HÍBRIDO

El hombre de hoy es patético

Carlos Celis

El cine quiere ayudar a los hombres a reflexionar sobre su futuro. Si la pantalla fuera un espejo, ¿nos gustaría lo que vemos ahí?

i
Foto: Película 'The Father'

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Masculinidad tóxica:

  1. Comportamientos y actitudes asociadas a los hombres que pueden generar daño a la sociedad, incluyendo a ellos mismos.
  2. Concepto de hombría que glorifica la fuerza, la virilidad y la supremacía; inadaptable a la sociedad y dañino para la salud mental.

¿Sabían que ya está comprobado científicamente que los hombres contaminamos más que las mujeres? Es decir, que los hombres estamos contribuyendo activamente a destruir el planeta. La masculinidad “tóxica” ya no es solamente emocional, es literal. Y por eso digo que el hombre de hoy es patético, en el estricto sentido de la palabra. Al menos lo es en el cine, ciertamente un reflejo de la realidad.

El estudio publicado por el Journal of Consumer Research demostró que los hombres se resisten al cuidado del medio ambiente y al consumo sustentable porque consideran que lo green y lo eco-friendly son ideas femeninas que afectan su virilidad. ¿Será esta la razón por la que el presidente insiste en empujar proyectos como Dos Bocas, Santa Lucía y el Tren Maya? A lo mejor lo green le parece una simulación y lo eco-friendly un concepto neoliberal.

El cine quiere que los hombres reflexionemos sobre nosotros mismos. Pero aun cuando trata de presentarnos bajo una luz benévola, son nuestras propias masculinidades tóxicas las que siempre nos dejan muy mal parados. Y no solamente en el cine, también en las series, donde el público masculino se salta la parte de la reflexión y cree que las historias hay que tomárselas literales. Pero no. Productos como Cobra KaiThe Boys The Mandalorian, si bien refuerzan ciertos estereotipos, también ofrecen la oportunidad para pensar.

Lo que vamos a ver en el cine todo este 2021, ahora que las salas abrieron y cuando terminen de programar sus calendarios, es a hombres anticuados, seniles o decrépitos, como el Anthony Hopkins de The Father, Lance Henriksen en Falling, James Badge Dale en Mickey and the Bear, Sam Neil en el remake australiano de la islandesa Rams, o el carismático -pero doloroso- protagonista del documental Dick Johnson is Dead. Historias de señores que hacen lucir a los personajes de El irlandés como un dechado de virtudes.

Y por si esto fuera poco, también están los pretenciosos y arribistas como Jude Law en The Nest y Trevante Rhodes en The United States vs. Billie Holiday; el infiel de Shia LaBeouf en Pieces of a Woman, el padre tóxico (aunque sospechosamente simpático) de Bill Murray en On the Rocks, o Mads Mikkelsen y sus amigos alcohólicos en Another Round.

Esto, cuando no son directamente los enemigos y villanos, caso de Hugh Grant en la serie The Undoing y antes Alexander Skarsgard en Big Little Lies; o qué decir de Oliver Jackson-Cohen en El hombre invisible. Aquí es donde nos encontramos también con los violadores de Promising Young Woman (Hermosa venganza) y Never Rarely Sometimes Always.

El cine francés no se queda atrás, pues ahí son también los propios realizadores y los actores quienes parecen aferrarse a viejas costumbres y pretenden seguir siendo el centro de atención, provocando cero empatía: Yvan Attal en Mon Chien Stupide, Daniel Auteuil en La Belle Époque, o Patrick Bruel y Fabrice Luchini en Le Meilleur Reste à Venir.

Te puede interesar: De la Cineteca y el control del discurso

El contrapeso llega con hombres menos tóxicos, pero decididamente vulnerables: Riz Ahmed en Sound of Metal, George Clooney en The Midnight Sky, el propio Viggo Mortensen en Falling, o Stanley Tucci y Colin Firth en Supernova. Películas libres de testosterona que no gustan a machos alfa lomo plateado. Por ahí, no me puedo sacar de la cabeza a Kristen Stewart y las heroínas de Underwater, cargando literalmente con la fragilidad de los hombres para salvarlos de un monstruo marino.

Ojalá estos personajes se quedaran en las pantallas, pero son un recordatorio de que en la vida real Shia LaBeouf enfrenta acusaciones de abuso sexual, así como Marilyn Manson. ¿Y qué podemos decir del rockero David Crosby? Llamó “patética” a Phoebe Bridgers porque, aparentemente, el rock sólo es cosa de hombres. En México estamos peor con youtubers como el tal Rix, y otros presuntos violadores como Félix Salgado Macedonio y Andrés Roemer.

En España llevan días queriendo frenar las marchas del #8M con golpes mediáticos que pretenden responsabilizar a las manifestantes de una hipotética nueva ola de contagios. Y en CDMX el gobierno avisó que enviará a sus Ateneas en busca de “objetos peligrosos”. Todo, en pleno Día Internacional de la Mujer.

Esto es lo que sí debería ser una película, pero es la patética realidad.

BREVES

  • Este 4 de marzo llega a México y Latinoamérica la plataforma Paramount Plus, otro servicio de streaming que contará con varios títulos atractivos como The Good Lord Bird, la cuarta temporada de The Handmaid’s Tale y el futuro estreno de las películas A Quiet Place 2 Mission: Impossible 7.
  • En el Reino Unido empezó la preventa para festivales y otros eventos en vivo, pero las cancelaciones siguen en otros países. Tal es el caso del Primavera Sound de Barcelona, y por segunda ocasión, se pospone la Comic-Con de San Diego.

FE DE ERRATAS: En la columna del 23 de febrero escribimos que la ceremonia del Premio Goya se realizaría el sábado 27, pero por problemas de la pandemia se movió para este sábado 6 de marzo.

Contacto: @carloscelis_

También te puede interesar

CINE

Si 'Ammonite' y 'Supernova' son ejemplos a seguir es porque los papeles queer ya no son carnada para premios. Ahora, las estrellas de esas...

Opinión

Los jóvenes se preparan para bailar otra vez la danza de la presión social, pero los maestros van a necesitar algo más que ropa...

Opinión

Con apenas dos capítulos de su serie, pero una larga trayectoria en el cine y los cómics, Loki nos recuerda cuánto amamos la redención

Entretenimiento

Temas de Guns N' Roses y Robin Thicke fomentan la violencia contra las mujeres; únicamente Café Tacvba ha modificado una canción.

Publicidad