Síguenos

 

Carlos Celis
HÍBRIDO

Marcela, tesoro nacional

Carlos Celis

El trabajo de Marcela Fernández Violante como directora de cine ya había sido reconocido por la Academia Mexicana antes de que premiar a las mujeres se volviera lo políticamente correcto.

i
La maestra Marcela Fernandez Violante en plena acción. Foto: @InmujeresMx

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Cuando en octubre de 2020 se anunció la desaparición de 109 fideicomisos públicos escuchamos muchas quejas y mucha indignación; harto activismo de escritorio de ese que se acostumbra ahora. ¿Pero quién se levantó y al día de hoy está confrontando a las autoridades? Una sola mujer: Marcela Fernández Violante.

A sus 81 años es ella, por cuenta propia, quien está ayudando a proteger al cine mexicano de propios y extraños. Ganadora del Premio Ariel al Mejor Cortometraje Documental en 1973 por Frida Kahlo, también fue miembro fundador del Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC, hoy ENAC) e incansable promotora de la mujer y de las causas sociales en el cine. “Era muy activa en todo eso, rescatar y difundir realidades ignoradas en México”, me dice en la entrevista . “Hice Cananea, sobre la matanza de los mineros, y otra sobre los niños indígenas de la Sierra Tarahumara (En el país de los pies ligeros)”.

“Había una cosa machista muy fuerte en aquellos años. No creo que haya cambiado mucho”, dice sobre el papel de la mujer en el cine mexicano. Platicamos con la Maestra en el marco del Mes de la historia de la mujer, para conocer su opinión sobre los avances de ellas en la industria cinematográfica, mexicana e internacional. Entre manifestaciones, consignas y actos de represión en las calles de CDMX, era imposible no preguntarle sobre estos temas tan urgentes.

L-L: Le tocó vivir un primer Movimiento de Liberación de las Mujeres, y ahora una nueva ola de feminismo. ¿Se considera feminista?

No podía decidir si ser feminista o no. El simple hecho de ser mujer me llevó a exaltar la inteligencia y la creatividad de las mujeres, por eso empecé por Frida Kahlo. La que sacó del olvido a Frida fui yo, con un documental, y eso ya fue hace muchos años.

L-L: Fue la primera mujer nominada al Premio Ariel como directora

Así es, tuve ese privilegio. En varios lugares me reconocieron. Pero no sólo por ser mujer, sino por la capacidad de interpretar lo que me rodeaba. Todavía no se usaba valorar tanto a las mujeres.

L-L: Reconocer a las cineastas mexicanas es algo más o menos reciente. Yo veo un cambio a partir de los años 90, ¿está de acuerdo?

Antes sólo Matilde Landeta y yo, que andábamos juntas para arriba y para abajo. A ella se le hizo un documental (yo le hice otro), pero muy pocos han podido verlos. Pienso que hoy, con la gente que se preocupa y se involucra en temas como la celebración del Día de la Mujer, empezarán a escarbar y a darle su merecido reconocimiento a tantas de mis colegas, mucho más jóvenes que yo.

Marcela Fernández Violante fue nominada como directora en 1976 por De todos modos Juan te llamas, y una vez más en 1981 por Misterio. Este martes 16 de marzo, la Filmoteca de la UNAM y el IMCINE, a través de la plataforma FilminLatino, rescatarán el primer título con una exhibición dentro de su ciclo “Ellas: Cine hecho por mujeres”, que inició el 4 de marzo y se extenderá hasta el 17. 

L-L: ¿Qué recuerda de esta película?

El estelar también era una niña, se llamaba Rocío Brambila. Después desapareció, pero se ganó su Ariel. Me da gusto que desempolven tanto olvido que se va acumulando. Siempre hice cine con contenido social.

L-L: Después la volvieron a nominar como directora con Misterio. La película ganó ocho Arieles, pero a usted le negaron el de dirección

Todos se llevaron los premios y yo nada más aplaudía. Me dolió mucho que subiera el Maestro (Vicente) Leñero a recibir su premio y no me mencionara durante la ceremonia. Me dolió muchísimo. Después se reivindicó en un libro que escribió sobre cine, pero lo dejó en página escrita, no lo hizo en el momento adecuado. Yo creo que no era feminista. Aunque con el paso de los años, seguramente lo sería.

Hoy, alrededor del mundo, en ceremonias que reconocen lo mejor del cine (ya sea el Oscar, Globos de Oro, BAFTA y demás), se plantean el tema de la inclusión; se revisa quiénes son los miembros de estos organismos y cuáles son sus mecanismos para entregar premios, con el fin de garantizar una mejor representación de todos dentro del trabajo cinematográfico, algo que no excluya a mujeres y minorías. En 75 años de existencia del Premio Ariel, sólo una mujer ha ganado como directora, ¿acaso es tiempo de que la Academia Mexicana también se replantee el tema de la diversidad dentro de sus miembros?

L-L: ¿Es usted miembro de la Academia?

Ya no. Fui miembro junto con Matilde Landeta, que era mi compañera inseparable. Las dos fuimos miembros de la Academia. Pero estamos hablando de antes de la Revolución, oiga (ríe).

L-L: ¿No es un título vitalicio?

Yo ya no sé. Cambiaron sus reglas de operación. No sé cómo seleccionan ahora a los jurados. A mí me tocó entregar algunos Arieles en ceremonias, pero estamos hablando de épocas muy remotas. Había gente muy valiosa en el cine de aquella época, pero el polvo del olvido los va sepultando. A mí me tocó incluso ser jurado internacional en Moscú. Así de famosa, pero siempre fuera. Los rusos se sorprendieron cuando llegué con uno de mis hijos, por ser madre y realizadora al mismo tiempo. Ahí me tocó tratar de cerca a “El Indio” Fernández, fue una gran experiencia ir a Moscú como jurado internacional. Y fui maestra de toda la vida en la ENAC, más de 20 años de dar clases. Toda la vida estuve activa en el cine.

L-L: ¿Y ahora?

Actualmente estoy observando que no le hagan daño. En ese sentido estoy muy preocupada.

L-L: ¿Habla de los fideicomisos y del amparo que pidió para el Fidecine? Díganos, ¿cómo le hace para detener la extinción de un fideicomiso usted sola?

Me amparé porque no es posible que acaben con años de trabajo y de tradición. Es mucha la ignorancia. No lo hacen por maldad, lo hacen porque son ignorantes. Busqué como abogado a mi hijo Ernesto.

L-L: Pero no tardaron en surgir ataques y señalamientos contra usted por esta acción…

Es fruto de la ignorancia y la incultura, ¿no siente? Falta de información, porque es obligación de todo ser humano saber lo que ha pasado en su país.

L-L: Entre las críticas que he leído preguntan si acaso servirá de algo lo que usted intenta, si va a poder echar atrás una decisión ya tomada por el gobierno. ¿Usted qué piensa?

Sí claro, pero alguien tenía que empezar. A ver si procede el amparo, yo espero que dé resultado. Es importante que una mujer encabece este amparo, y que sea una mujer con cierto prestigio y trayectoria en el cine.

Te recomendamos: El hombre de hoy es patético

BREVES

  • La serie gastronómica infantil, Waffles y Mochi, estelarizada por Michelle Obama, llega a Netflix este 16 de marzo.
  • El festival South By Southwest 2021 se realizará en línea del 16 al 20 de marzo con un amplio calendario de actividades como ya es costumbre. Todo, desde tecnología y conferencias, hasta música y cine en sxsw.com
  • ¿Listos para conocer a los nominados del Oscar 2021? El anuncio se podrá ver en línea este lunes 15 de marzo. Para más información, oscars.org

Contacto: @carloscelis_

También te puede interesar

Derechos Humanos

Las lenchitudes fueron representadas en la Marcha Lencha, que reivindicó una palabra usada para ofender. Así se construyó esta historia que llegó para quedarse.

CINE

Si 'Ammonite' y 'Supernova' son ejemplos a seguir es porque los papeles queer ya no son carnada para premios. Ahora, las estrellas de esas...

Opinión

Cuestionar la cuota de género por la capacidad de las mujeres frente a la de los hombres en el fondo encierra una visión masculina...

Actualidad

Desde la recomendación de no abrir el tramo elevado ni subterráneo de la Línea 12 hasta la reunión entre el secretario de Haciendo, Arturo...

Publicidad