Aromas que calman
Espacio mindfulness

Es escritora, periodista, cantautora, maestra de yoga y meditación. Dirige el Yomu Institute y es cofundadora del sistema de Mindfulness Yomu. Emprendedora apasionada, formadora de maestros y mamá de tres hijos. Su nuevo libro Enciende tu corazón ya está a la venta junto con su álbum de canciones y meditaciones. Instagram: @cynthiazakofficial

Aromas que calman
Foto: Pixabay.

¿Eres de las personas sensibles a los olores? ¿Que recuerda todo por el aroma? ¿Que identifica sus estados anímicos por cómo huelen las cosas o los seres que te rodean? ¿Que cuando tu nariz te guía nunca se equivoca?

El olfato está íntimamente ligado a la práctica del mindfulness y cuando conectamos profundamente con este sentido podemos activar nuestra inteligencia emocional a niveles maravillosos,entrar en estados de calma más duraderos y bajar decibeles de estrés crónico.

El olfato es lo primero que se activa en el momento de nacer y desde ese momento forma parte de uno de los más complejos y sofisticados sistemas de navegación que tenemos los humanos..

“Con un aroma podemos llegar más profundo que con una palabra. Vamos directo al centro de las emociones donde se modula la respuesta al bienestar y al estrés, al cerebro límbico, de ahí su poder” explica Aira Guevara, maestra de yoga, masajista terapéutica y fundadora del método Yo Floreo que combina yoga, aromaterapia y sincronicidad dinámica.

La aromaterapia es efectiva para quemaduras, toses, resfriados, músculos contracturados, indigestiones hasta ataques de pánico porque hay aromas para todo. Empieza en casa con una vasija de vidrio o cerámica con agua y le pones 10 gotas de la esencia que tengas a mano, en el baño. Flota y vuela y cada vez que vayas ahí sentirás sus efectos”.

Aromas que calman - aromaterapia-1-1024x576

Para encontrar los aceites y aromas adecuados Guevara recomienda informarse y educarse para encontrar los de grado terapéuticos y con certificado orgánico y asegurarse de comprar marcas que certifiquen su autenticidad con laboratorios especializados en cromatografías de gas y cromatogramas para verificar componentes y proporciones.

En el caso que no podamos o queramos comprar lo que hay en el mercado la experta nos guía en el uso de aromas y aceites para la vida cotidiana y maneras sencillas y concretas de usar y aprovechar lo que tenemos en casa, al alcance de la mano y convertirlo en aliados para la salud emocional.

Para hacer en casa

Para alivio de la ansiedad: un masaje con aceite aromatizado de flores secas de manzanilla. Envase de vidrio, aceite de coco, almendra o algún vegetal bueno para la piel. Llenar el envase hasta arriba con las flores, cubrirlo con el aceite, cerrarlo y ponerlo al sol por tres días. Cada día se agita tres veces y al día siguiente se escurren las flores, se reserva el aceite y se ponen flores nuevas cubiertas por el aceite. Al final se cuela y se usa para masajear hombros, cuello, sienes y lo que queda en las manos se respira. Si se guarda en la nevera dura más.

Para aliviar la depresión: pelar un limón, exprimir la corteza en un vaso de agua y tomarlo o frotar esa esencia en las palmas para luego inhalarla con respiraciones profundas, con cuidado de no tocar la cara.

Para ayudar a dormir mejor: la esencia de naranja que la haces igual que la de la cáscara de limón. Te untas solo las palmas y respiras el aroma. También te lo puedes poner en la planta de los pies. Recomiendo lavar con jabón las manos luego de esta aplicación y no exponerse al sol cuando se usan los cítricos.

Aromas que calman - naranjas-aromaterapia

Para el estrés de los niños: masajear los piecitos con el aceite aromático (el de manzanilla por ejemplo) o poner unas gotas de lavanda o mandarina en un difusor para que vayan recibiendo el aroma mientras juegan o antes de dormir.

Para parar resfriados y gripes: para parar en seco un resfriado o aminorar los síntomas de uno que vaya en curso es hacer unas inhalaciones de vapor con hojas de eucalipto que se consiguen secas en el mercado. Por cada taza de agua se ponen tres o cuatro hojas de eucalipto, se hierve el agua, se pone en vasija de vidrio o cerámica, se ponen las hojas y con una toalla se cubre la cabeza y se acerca uno para inhalar este vapor por cinco minutos, alternando con la nariz y la boca cuidando al salir de ahí de no exponerse al frío ni a corrientes de aire. Esto también puede hacerse con el aceite esencial de eucalipto o el de Melaleuca alternifolia con solo tres gotas como máximo de uno solo o combinados.

Para reemplazar el alcohol en gel: todos los antibacteriales y antivirales como el eucalipto y melaleuca. En Yofloreo.com hicimos una mezcla de estos con otros aceites sinérgicos que estamos usando muy efectivamente para manos y ambientes de forma de spray y en agua que se llama Greenguard, el guardián verde.