¿Cómo discutimos los temas de género?
Drama y Pop
¿Cómo discutimos los temas de género?
Foto: Allef Vinicius/Unsplash.com

Particularmente me da mucho gusto que en los últimos años la agenda de género haya tomado un lugar tan importante en varios lugares del mundo. La violencia contra las mujeres y las diferencias que tienen con los hombres en términos de salarios y oportunidades, son absolutamente inaceptables. Sin embargo, cuando le pregunto a alguna amiga involucrada en el tema sobre las prioridades del movimiento feminista, no siempre hay consenso. ¿Cómo entender el problema?

Una de las iniciativas más importantes en la materia ha sido la Plataforma de Acción de Beijing. Esta se definió hace 26 años, en 1995 en la Cuarta Conferencia Mundial sobre la mujer, en China. Ahí, se genero una discusión histórica, donde mujeres de todo el mundo sentaron las bases para enfrentar las asimetrías existentes e iniciar un trabajo dirigido a construir un mejor futuro para las niñas del mundo.

A pesar de que las iniciativas derivadas de la Plataforma de Acción de Beijing fueron bien recibidas por la gran mayoría de los países del mundo, su implantación está lejos de lo que quisiéramos. La disparidad de salarios entre hombres y mujeres, así como la violencia contra estas últimas, están en niveles realmente alarmantes. Sobre mencionar que la pandemia ha agravado esta situación.

Derivado de la situación actual y retomando los principios de la cuarta Conferencia Mundial de la Mujer, este año se realiza el Foro Generación e Igualdad, realizado en conjunto por los gobiernos de Francia y México, con la participación de ONU Mujeres. La primera parte del evento se realizo esta semana en la Ciudad de México, y la segunda etapa se desarrollará en París en junio próximo. El título del evento es “Por los derechos de las mujeres y un futuro igualitario”, y abre la oportunidad de que líderes de todo el mundo revisen la agenda de género para garantizar compromisos concretos, que se traduzcan en resultados reales que fomenten la igualdad que tanta falta hace.

También lee: México, ‘estancado’ en avances para cerrar la brecha de género: WEF

El capítulo de México concluyó con hojas de ruta y compromisos hacia la igualdad de género, con la participación de 10,000 personas, 250 ponentes y 85 países representados. Se definió una visión hacia el 2026 y un camino feminista común. Veinticinco años después de la Conferencia sobre la mujer y la Plataforma de acción de Beijing, se reactivaron los esfuerzos para alcanzar la igualdad.

Durante el evento, Phumzile Mlambo-Ngcuka, directora ejecutiva de ONU Mujeres definió la lucha de género en una idea muy simple: “Lo que queremos es ambicioso y justo. La justicia no es radical, es una línea de base y debería llegar a ser completamente Normal”.

Las iniciativas que surjan de estas discusiones, deben ser sin lugar a dudas una señal de aliento para las niñas y mujeres del mundo. Sin embargo, las acciones que transformen la vida de ellas, no sólo está en las manos de los políticos o funcionarios que toman una u otra decisión. El cambio real inicia en la casa al educar a una hija, en el transporte público al ser respetuoso, en el trabajo, al evitar distinciones derivadas del género, y en las relaciones personales, al tratar al otro como igual, no por imposición, sino por convicción.