Síguenos

 

¿Ya saben?

Con el regreso a clases presenciales, a la oficina, a la cotidianidad, la ciudad cada vez va despertando sin entender a bien todo lo que pasamos.

i
calificación mínima de 6
La calificación mínima deberá ser de 6 para los estudiantes que mantuvieron el nivel de comunicación y participación sostenida. Foto: Alexa Herrera / La Lista

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

¿Lo han notado? Si aprendimos algo, lo estamos olvidando de inmediato. Ayer, de regreso a casa caminé por Insurgentes Sur a la altura de San Ángel, varios restaurantes con mesas de más de 8 personas, pero sobresalían los bares que aprovechan la ventaja que da servir papas fritas en un ambiente donde la música es todo menos tímida, así cumplen el plan de reactivación implementado por el gobierno de la ciudad. A las puertas de estos establecimientos, algunos clientes fumaban y hasta se abrazaban como recuerdo que hacía cuando la fiesta estaba en su mejor momento. Del otro lado, usuarios del Metrobús esperando una unidad. Poco a poco este transporte luce más lleno, cada día más parecido al que conocimos hace varios meses. Estamos retomando nuestras actividades.

Ya nos advierte el cotidiano que regresa recargado. Ya contamos menos a los amigos que hacen home office. Esta semana dieron de alta al último paciente de la Unidad Temporal Citibanamex. Ayer también terminaron las conferencias vespertinas de Hugo López-Gatell, esas comparecencias diarias que en principio se anunciaron como un ejercicio de transparencia que generaba reacciones diversas y hasta club de fans, incluso llegó la portada de una revista de sociales. “Ya empezó la novela de las 7”, decíamos en redes; lástima que después se convirtió en un recordatorio, en una representación de las tantas decepciones que nos ha entregado este gobierno.

Te sugerimos: Apuntes electorales: ¿Todos ganan?

Hace un par de semanas, anoté lo que me parecía obvio, pregunté si, cuando la pandemia oficialmente termine, tendríamos una lista de aprendizajes individuales y colectivos. A cada uno nos tocará responder sobre los primeros, pero de los otros, pensaría que sí estamos obligados a realizar aportación, por mínima que sea. Fue alentador hacer fila en la casilla para votar, por ejemplo. Hoy entendemos que existen trabajos que pueden realizarse desde casa o cualquier lugar con una computadora y buena conexión a internet, ¿bastará eso para cambiar las políticas de cientos de empresas? De igual forma, reconocemos que hay otras labores que solo pueden cumplirse en su hábitat natural, pero tras un año de haberse realizado a distancia, ¿cuántas vocaciones regresarán lastimadas, desacomodadas, dispuestas a desvanecerse?

Y el mismo cuento de la empatía: las condiciones de las personas son distintas y ninguna importa más que otra; a partir de esta idea es que podemos alimentar nuestro concepto de equidad, debemos obligarnos a entender que la atención y la ayuda que merecemos no pueden darse en la misma medida que al de junto y eso no nos pone a un lado, por el contrario, nos coloca hombro a hombro con quién esperó tanto por una oportunidad, nosotros podemos ser ese alguien.

Hoy, finalmente, me vacunan. En mi círculo familiar inmediato, solo tuvimos un contagio de Covid-19 que no pasó de unos días de aislamiento y un poco de fiebre, ventajas de la juventud. Qué alivio. A la Normal, la sede que me toca para inmunizarme, acudiré con mi hermana, trabajadora de la salud, pienso que ella debió ser vacunada hace varios meses, pero también pienso que de pronto protegernos dejó de ser una prioridad y se usó como instrumento para generar votos, en esa eterna hipocresía con la que opera la política mexicana.

No te pierdas: A los hombres también nos violan

Yo todavía no me acostumbro del todo, menos a estar tanto tiempo fuera de casa. Y esta tendría que ser una columna de opinión, pero el asunto es que tras estos meses tan difíciles, aún no acomodo lo que éstos me generaron. ¿Ustedes ya saben qué pensar de todo esto?

*Alan Ulises Niniz es jefe de información en Imagen Noticias con Yuriria Sierra en Imagen Televisión. Ha colaborado en Nexos, Proyecto 40 y Dónde Ir.

TW: @alanulisesniniz

IG: alanulisesniniz

También te puede interesar

Estilo de vida

Los operadores dicen que los lugares están abarrotados. Los clientes regresan por montones para ‘desahogarse’.

Opinión

La pandemia ya va está en su tercera ola, aún no hay condiciones para salir a la calle sin riesgo alguno. No todo se...

Familia

Los tiempos de la gran emergencia de salud mundial que vivimos han puesto a prueba todas las estrategias de las que las mamás echamos...

Opinión

El INE investiga una posible venta de información del padrón electoral que pone en riesgo a unos 91 millones de mexicanos y sus datos....

Publicidad