Síguenos

 

Cynthia Zacks
Espacio mindfulness

¿Cómo te crías?
¿Cómo te creas?
Activa la crianza respetuosa contigo mismo

Cynthia Zak

Esta técnica es muy utilizada en la dinámica de padres e hijos, pero ¿qué pasa si exploramos otros caminos y la usamos con nosotros mismos?

i
Foto: Pixabay

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Está de moda, hay cientos de páginas de Instagram, expertos, coaches, madres que dan consejos, profesionales de salud mental que se dedican a esto, al famoso tema de la ‘crianza respetuosa’.

Todo se centra en los niños: técnicas, estrategias, métodos y sistemas para que los padres y las madres sepan cómo llevar adelante los desafíos de la crianza en estos tiempos y salir de las crisis de forma más orgánica y sana.

Practicamos la crianza respetuosa, disciplina consciente, mindfulness y meditación desde nuestro trono de adultos, mirando a los niños desde la silla alta con un dejo de autoridad heredada que no nos quiere soltar y que tampoco nosotros queremos dejar ir.

Nos sentimos empoderados en nuestra “experiencia y estudios” para decirle a los niños de qué manera hacer las cosas mientras que nos olvidamos totalmente de la crianza consciente con nosotros mismos.

Te recomendamos: Canción del corazón

¿Has pensado en eso?

¿Has reflexionado alguna vez de que todo lo que queremos enseñar a los niños lo tenemos que empezar en nosotros?

¿Has probado contigo las técnicas de crianza respetuosa?

Siempre vuelvo a lo mismo porque si no arrancamos desde aquí, la posibilidad de un cambio verdadero es muy remota.

Tenemos atisbos de que algo hay que hacer y lanzamos todos estos “métodos” que aclaran un poquito el camino, pero que no iluminan como debería para que de verdad las cosas se muevan.

¿Cuál es la clave?

Vuelve a ti.

Ahora mismo lector, lectora, vuelve a ti.

Busca tus manuales de crianza respetuosa y arma un plan de trabajo contigo mismo, para usarlo en la vida cotidiana en tus propias cosas, a la hora de tomar decisiones, de poner límites, de activar la inteligencia de tu corazón.

La crianza respetuosa no funciona si no la activas contigo mismo.

Por eso, mi propuesta da vuelta a la narrativa y te invita a que bajes de la silla alta, que te sientes en el medio del círculo, que sueltes las ideas aprendidas en la universidad o en los cursos y que te conviertas en una puerta abierta a la experiencia y la curiosidad.

No te pierdas: Me lo digo, te lo digo, se lo digo al mundo

En la crianza respetuosa se habla de respeto, escucha consciente, cercanía física y emocional, límites amorosos, comprensión de las necesidades del otro, situación de igualdad con todos los miembros de la familia, acuerdos de respeto y diálogo y te vuelvo a preguntar: ¿qué de todo esto haces contigo mismo?

La pregunta catalizadora es una invitación.

Una idea renovadora para que todo lo que apliquemos con los niños lo hagamos primero con nosotros. Para que cuando hablemos de bullying miremos profundamente cómo nos tratamos y la cantidad de agresión que ejercemos con nosotros mismos sin darnos cuenta. El autobullying, la falta de amor propio, las palabras peyorativas, la poca paciencia, el entregar nuestro poder personal a otros, las dependencias afectivas y una larga lista que hoy vamos a transformar. La crianza respetuosa contigo requiere valentía y soltar amarras, dejar ideas preconcebidas sobre quién tiene la palabra justa pero cuando la comiences a activar tu vida cambiara completamente. Vamos a comenzar ya.

*Cynthia Zak es escritora, periodista, cantautora, maestra de yoga y meditación, conferencista internacional y directora de Mindfulness del Yomu Institute. Es la cofundadora del sistema de Mindfulness Yomu y emprendedora. Conoce más de ella en su canal de Youtube, así como en su podcastInstagram y Twitter.

También te puede interesar

Familia

Educar con ternura puede ser un desafío para muchas mamás y papás, pero es la mejor inversión para la construcción de una sociedad menos...

Publicidad