Shopptretainment
In-grid Telecom
Shopptretainment
Foto: athree23 /Pixabay.com

Con el encierro, el mundo ha tenido que reaprender y adoptar nuevos hábitos cognitivos y conductuales. A definición del sociólogo francés Pierre Bourdieu, éstos son “estructuras creadas por la historia que producen prácticas individuales y colectivas, que determinan un momento particular del contexto social en el que ocurren”. (Bourdieu, 1977).

La experiencia del consumidor creada a principios del siglo XXI denominada Retailtainment, tuvo que ajustarse ante los cambios en el comportamiento de los compradores, que con la crisis sanitaria se volvió disperso, saturado de información y muy desesperado. Las empresas debieron entonces integrar a su estrategia de ventas al por menor un esquema digital, y transformarse en segundos para poder sobrevivir en un entorno en donde el comercio minorista se vio en muchos casos abandonado. 

De la convergencia de videos de entretenimiento y publicidad de compras en línea, nació el Shopptretainment. Una nueva forma de interacción entre las marcas minoristas con sus consumidores actuales, y sobre todo potenciales, dejando de lado técnicas de experiencia de pasatiempo emocional presencial, para crear estrategias de fidelización tecnológica en la generación de comunidad digital entre sus clientes.

Lee también: Streaming eCommerce

La presencia digital multicanal, la entrega rápida y un servicio postventa que haga sentir consentidos y muy apapachados a los consumidores son la esencia de la nueva experiencia digital de compra y entretenimiento, en una sociedad globalizada, que en confinamiento ajustó sus comportamientos digitales e impulsó el comercio electrónico.

El incremento de anuncios con demostración de productos en diferentes redes sociales y canales digitales, así como las transmisiones en vivo de líderes de opinión con audiencias que se convierten en sus seguidores e inclusive fanáticos, generan experiencias de compra diferenciadas, personalizadas e impulsadas por las emociones. Quien así lo requiera, puede tener una respuesta directa sobre dudas relativas a productos y servicios de las marcas, mismas que aprovechan esta cercanía para fortalecer la relación con sus consumidores y construir una fidelidad de largo plazo en espacios virtuales.

La nueva normalidad de compras minoristas es sin duda el Shopptretainment, que como todo el entorno digital es liderado por China y Estados Unidos, pero que poco a poco todo el mundo está adoptando de la mano de las plataformas digitales, en donde el consumo de contenidos de video y audio han cambiado por completo las preferencias y el comportamiento de los consumidores.

Facebook está integrando realidad aumentada e inteligencia artificial también en sus plataformas de Instagram y WhatsApp, para que cualquier marca que quiera ofrecer una experiencia emocional y de entretenimiento, cuente con todas las herramientas de la empresa tecnológica más poderoso del mundo. Amazon, Clubhouse y TikTok, por su parte, están aprovechando sus enormes capacidades como constructores de comunidades audiovisuales para hacer de las transmisiones en vivo, el día a día de nuestro consumo en línea.

Afortunadamente tanto para empresas como para compradores, este enorme potencial en la economía digital a través del e-commerce está siendo una prioridad tanto para las fintech como para los bancos, quienes están acelerando sus procesos para crear y ofrecer diferentes soluciones de pago digital, que mediante inteligencia artificial permita una muy placentera experiencia de compra para los consumidores.

Estamos en un momento clave en la evolución del hombre en su ser digital, saquemos el mayor provecho de esta nueva era.