Las visitas de AMLO a Badiraguato
Política consciente

Licenciada en Relaciones Internacionales. Consultora en imagen pública y estratega en comunicación. Actualmente produce y conduce el programa The White Table para MMoodtv. Cofundadora del colectivo TÚ x México. Twitter: @anapatam_mx

Las visitas de AMLO a Badiraguato
La madre del Chapo durante un breve encuentro con el presidente Andrés Manuel López Obrador en 2020. Imagen: Captura de pantalla.

Es de llamar la atención que, en lo que va del sexenio, el mandatario haya realizado tres visitas presidenciales a Badiraguato, ‘la cuna del narco’, lugar que ningún otro presidente ha visitado.

La primera visita pública que realizó el mandatario al municipio, ubicado en el llamado Triángulo dorado (Coahuila, Sinaloa y Durango), en febrero de 2019, fue para ‘supervisar una obra’ en el tramo carretero Guadalupe y Calvo – Badiraguato.

La segunda visita se dio en marzo del 2020. En ella, durante el recorrido de inspección a la misma obra se dio el controvertido encuentro en el que el presidente saludó de mano a la señora María Consuelo Loera, mamá de Joaquín “El Chapo” Guzmán, lo que despertó fuertes críticas de la opinión pública nacional.

Más allá de murmuraciones, han surgido sospechas acompañadas de fuertes señalamientos e incluso, acusaciones, por su intercesión para dejar en libertad a Ovidio Guzmán, el hijo de “El ChapoE, tras el muy comentado “Culiacanazo”, apenas unos meses antes, el 17 de octubre de 2019, cuando se desató una ola de violencia en la capital sinaloense. Después se supo que, poco tiempo antes de esa reunión en Badiraguato, la mamá del Chapo había enviado una carta al presidente solicitando su intervención ante las autoridades estadounidenses para visitar a su hijo, quien pasará el resto de su vida en una prisión de máxima seguridad, tras ser hallado culpable de 10 cargos por 26 violaciones a la Ley de drogas, así como una conspiración de homicidio.

Lee también: Reportan que la mamá del ‘Chapo’ se contagió de Covid-19

Casualmente, todos los estados que conforman la ‘ruta del Pacífico’ (Oaxaca, Guerrero, Michoacán, Colima, Jalisco y Sinaloa) cuentan con gubernaturas recientemente ganadas  por Morena o partidos afines, además de disponer de puertos que reciben buques provenientes de algunos países de Asia y Sudamérica, conocidos por proveer drogas e insumos para su maquila y distribución a Estados Unidos. Cabe destacar que este año se expidió una declaratoria que establece la reversión, a favor del gobierno federal, de las obras, terminales, marinas e instalaciones que integran el Recinto Portuario de Acapulco, Guerrero, lo que significa que el gobierno federal obtiene el control de la terminal portuaria de Acapulco. 

El pasado viernes 30 de julio, López Obrador inició una tercera visita por la región y aprovechó ‘para supervisar la construcción de una carretera’, como parte de una gira de trabajo. Primero se anunció que iba a tener actividades sin medios de comunicación. Sin embargo, ante las suspicacias suscitadas, cambió su decisión original. No olvidemos que se trata de una zona singular, cuna de varios de los grandes capos del narcotráfico en México, complicada por la división que ha sufrido el cártel de Sinaloa, cuyas cabezas disputan la supremacía de sus grupos en el cártel del Pacífico, el más grande del país. Se trata además de una región donde la presencia presidencial remueve la suspicacia de muchos, sugiriendo que el motivo real de esta última visita es el de ‘pactar algo’ o bien ‘tomar una decisión conjunta’ con los líderes de agrupaciones del crimen organizado de la región. 

De acuerdo con el Informe Internacional de Control de Estupefacientes 2021, elaborado por el Departamento de Estado del gobierno estadounidense de Joe Biden, se afirma que a pesar de la pandemia, en 2020 los cárteles mexicanos aumentaron su producción y tráfico de drogas, sobre todo de heroína, metanfetaminas y del terrible fentanilo, multiplicando en consecuencia, sus operaciones de lavado de dinero dentro del sistema financiero mexicano. Podemos agregar que, en contraste, el gobierno actual disminuyó notablemente el número de decomisos de droga, de destrucción de plantíos de amapola y de confiscación de bienes y dinero que se venían haciendo en sexenios anterior. 

En este informe, el gobierno de los Estados Unidos advierte que si el de López Obrador no mejora sustancialmente su combate a los cárteles de la droga con datos verificables, “México corre el grave riesgo de ser considerado como un país que probadamente no cumple sus compromisos internacionales de control de drogas”.

Te invito a que tú mismo saques tu conclusión. Si camina como pato, grazna como pato, tiene plumas de pato y vuela como pato con tres visitas a Badiraguato, Sinaloa…