Adquirir conocimientos nuevos no es ego, es amor
Lazos

Periodista egresada de la FES Acatlán, UNAM. Siempre aprendiz. Reportera, mamá de Natalia y columnista de Lazos, una publicación semanal que aborda temas sobre liderazgo femenino, maternidad feminista y crianza responsable. Twitter: @betty_corree

Adquirir conocimientos nuevos no es ego, es amor
Foto: Pexels

El tiempo pasa sin darnos cuenta. Entre el trabajo, las labores del hogar, la crianza en caso de tener hijos, y los cuidados siendo o no madres, hacen que el tiempo nos pase por encima. Las prioridades se ponen una sobre otras dejando casi siempre las nuestras hasta el final.

Nos consolamos diciendo: ahora que pase esto, ahora que tenga un poco de tiempo, ahora que los niños crezcan, ahora que deje de pagar esto, es que termino agotada y así un largo etcétera.

Tal es el caso del aprendizaje, ya sea en cosas nuevas, reforzar conocimientos para robustecer nuestro CV sin importar si nos encontramos en el mercado laboral o tenemos planes de regresar en algún momento, o para retomar aquello que dejamos inconcluso.

Sin embargo, la pandemia nos obligó a repensar lo que estábamos haciendo con nuestras vidas y que debíamos transformarnos y reinventarnos para hacerle frente al futuro. 

Según datos del Informe sobre Mujeres y Habilidades (Women and Skills Report), de la plataforma global de aprendizaje en línea Coursera, durante el confinamiento por Covid-19 las mujeres están aprendiendo en línea a tasas más altas que antes del coronavirus pasando del 52% al 56%.

Dentro de las habilidades que más les interesan desarrollar son liderazgo como la comunicación, emprendimiento, liderazgo y gestión, técnicas empresariales como probabilidad y estadística, finanzas y contabilidad.

Con el confinamiento prolongado y sin la necesidad de transportarnos de un lado a otro podemos tomar las opciones más flexibles que se acomoden a la rutina. Tal vez sea este el momento en el que muchas y muchos podamos hacer eso que dejamos en el limbo de las responsabilidades, lo que quedó inconcluso o lo que tanto hemos anhelado.

También sea una oportunidad para dejar de ponernos hasta el final y empezar a priorizarnos para cuidarnos dejando de lado la idea de que es egoísta, es tan solo una muestra de amor propio darnos un poco de lo mucho que aportamos a otros sitios. 

Hacer un espacio en esas agendas tan apretadas para dedicarnos un tiempo para seguir construyendo nuestra propia persona. La preparación a través de los cursos en línea y a distancia será una potencial arma para salir adelante en el mundo pospandémico.