“Ahí va el ratero”
FrancoTirador

Nacho Lozano es periodista y autor. Ha sido reportero y presentador de noticias para radio, televisión e internet desde hace dos décadas; editor y columnista en diversos medios impresos nacionales e internacionales. Es presentador de Noticias Telemundo. Twitter: @nacholozano

“Ahí va el ratero”
Peña Nieto y Tania Ruiz en la entrada del Hotel de la Ville de Roma, Italia. Foto: Twitter @karenytv3

Y ahí están las y los miembros de las comunidades indígenas en México denunciando que las niñas son vendidas, traficadas como objetos, bajo el manto de los famosos usos y costumbres que en el caso de la violencia de género me parecen abusos por costumbre. Y lo que da más rabia es la indiferencia de las autoridades en todos los niveles al paso de las décadas. La más reciente, la del presidente Andrés Manuel López Obrador:

“Que”, qué, de qué o qué, “Que, ¿acaso entonces la prostitución nada más está con los pobres?”, pregunta muy interesante, porque entre las clases más privilegiadas el trabajo sexual tampoco se visibiliza; la declaración empieza alentadora para terminar en un desastre, “Entonces toda una campaña en ese sentido.. es muy enajenante el manejo de la información”, y remató, “Ahora que fuimos a La Montaña unas periodistas” siempre periodistas, esos que por andar denunciando trata de personas son asesinados“… quienes no conocen las comunidades ni conocen de las culturas, de los pueblos”, hay periodistas que conocen más que el propio presidente, pero sigamos pa’no desperdiciar tinta digital, “la pregunta que me hacían es ‘¿qué nos dice o viene a ver lo de la venta de las niñas, lo de la prostitución de niñas?’”, pregunta necesaria, oportuna y que debe responder cualquier autoridad que se jacte de serlo, pero el presidente dijo: “No, no vengo a ver eso porque eso no es la regla”. ¿Si no es la regla, al carajo las niñas que son excepción?

Cosa de recordar que la semana pasada un mendigo llamado Rutilio Julián Moreno abusó de una menor de 15 años de edad y, como lo acusó, mandó a la niña encarcelar por integrantes de la Policía Comunitaria de la localidad de Dos Ríos, allá mismo en Guerrero, donde el presidente dijo que esto no es la regla. El hombre compró a la niña cuando tenía 11 años para que se casara con su hijo Rafael Julián en la comunidad de Joya Real. ¿No venimos a eso? Mientras tú lees esta columna, las niñas siguen siendo víctimas de la trata de personas en ese estado y otros donde se ha normalizado ese delito.

Qué bonito es andar en vacaciones y que la gente te reconozca como un político excepcional. Y si eres expresidente de México e hiciste un trabajo que llenó a todos de orgullo (oh, pues, se vale soñar) te gritarán en la calle: “¡Expresidente, disfrute sus vaciones, las tiene merecidas, gracias por lo que hizo por nosotros! ¡Y qué viva México, cabrones!”. Pero eso no le ocurrió a Enrique Peña Nieto. Al priista de lujo lo cacharon en Roma, Italia, de vacaciones, supongo que gastando los sueldo que ha ganado honradamente durante sus años como funcionario público. Estaba en un hotel donde se pagan mínimo 25 mil pesos por noche. Unas paisanas lo grabaron y narraron la escena así:

“Ratero, el ratero ya se va”, qué perro oso ha de haber dicho Tania Ruíz, su novia, quien lo acompañaba, “Para ser presidente, qué poco en un taxi”, bueno, bueno, no está mal que la gente tome taxis, en lugar de tantas camionetas de lujo que luego sigue pagando el pueblo que no tiene para el taxi. “Cada quien tiene lo que se merece y van a ir a la cárcel… va a pagar todo”, ¿será? En México lo involucran en casos de corrupción, mientras gente de su gabinete está en la cárcel, como Rosario Robles que no tiene quien le diga “No te preocupes, Rosario”. Otros colaboradores de Peña Nieto son investigados y los hay arraigados… a restaurantes chinos de lujo como Emilio Lozoya, a quien también cacharon disfrutando las mieles de la 4T.

Para ser Franco: No vinimos a eso.