No vives de Los Simpson, no vives de Los Simpson
Vivir en las nubes

Comunicólogo y maestrante en Diseño de Información. Hago investigación académica sobre productos comunicativos como los cómics, los memes y los medios digitales para explorar sus capacidades para compartir historias de interés público. Reseño cómics quincenalmente en LaCovacha.mx.
Twitter: @RAxelAlonso

No vives de Los Simpson, no vives de Los Simpson
Meme de los Simpsons

Si llegaron a esta publicación a través de alguna red social es muy probable que poco antes se hayan encontrado con al menos un meme inspirado en alguna serie de televisión de tu infancia o juventud: Bob Esponja, Padre de Familia o South Park. Pero si hay una serie que gana en cuanto a cantidad y variedad de sus memes, esa es Los Simpson.

Entre las razones por las que escenas y fotogramas de  esta serie creada por Matt Groening son utilizadas hasta el cansancio por usuarios de Latinoamérica: es una serie transmitida casi sin interrupciones desde hace más de 30 años en algunas de las televisores más vistas de la región, su equipo de guionistas original trabaja intensivamente cada chiste para hacerlo memorable y consiguió satirizar elementos de la vida estadounidense de una manera que terminó resonando en otras sociedades, lo que se complementó con un doblaje al español latinoamericano muy querido.

Ver las imágenes de origen

Además, los recursos tecnológicos actuales como sitios para reproducir viejos episodios, las capturas de pantalla y los programas de edición de imágenes han facilitado que momentos icónicos de los programas de nuestra infancia y juventud puedan ser copiados y reapropiados de numerosas maneras en nuestras pláticas virtuales y presenciales. Estas plataformas son caracterizadas por Lev Manovich como metamedios y se insertan en la lógica del remix en la que signo y significante son susceptibles de ser modificados de numerosas maneras por usuarios que son tanto consumidores como productores de mensajes.

Estos metamedios están abiertos a opiniones de todo tipo, pero no deja de llamar la atención algunas reacciones muy enérgicas de disgusto hacia los memes basados en la creación de Groening y respuestas a estos últimos igual o más acaloradas. Ambas opiniones son totalmente válidas cuando no son violentas y se dirigen a los argumentos y no a las personas. Sin embargo, en las redes sociales esto ocurre poco y hay casos incómodos, como los fans latinoamericanos que acosaron y llenaron de amenazas e insultos al comediante Hari Kondabolu por su documental sobre los estereotipos de Apu y su supuesta influencia en la salida del personaje del programa (lo que resultó falso) o las agresiones más viscerales a la escritora colombiana Carolina Sanin por este tuit:

En el caso opuesto, una crítica a un programa que no has visto o por el que no sientes interés puede llegar a posiciones antagónicas que insulten a quienes disfrutan de un producto o incluso a llegar a negar la validez comunicativa de los lenguajes visuales. A 57 años de la publicación de “Apocalípticos e Integrados” de Umberto Eco, hay sectores que menosprecian toda expresión visual de alcance masivo con argumentos elitistas.

Aunque condeno la violencia que ha recibido Sanin y estoy de acuerdo en que comunicarse repitiendo exclusivamente frases de la televisión no es el ideal para un debate nutrido, con lo que no estoy de acuerdo es con sus calificativos de zombies o “vacíos de espíritu” hacia quienes se comunican con memes y emojis o calificar estos soportes comunicativos como “infantiles” y “repetitivos”, muy lejanos de las grandes obras de Dante y Shakespeare.

Bueno si :v - Meme subido por Gugoxd1400 :) Memedroid

Algo que ignora que incluso estas obras, son repeticiones de ideas sobre su tiempo, como Shakespeare retomando  obras de otros autores como Guilietta y Romeo de Luigi da Porto; además si por algo las obras “los clásicos” perduran hasta nuestro tiempo es por su repetición y remezcla en otras obras llegando a cosas como la Divina comedia hecha videojuego de acción o una comedia romántica adolescente basada en La fierecilla domada.

Ese supuesto “vacío de espíritu” sin necesidad de hacer corajes. El internet tiene numerosos ejemplos de obras creativas que retoman los memes de Los Simpson para explorar temas como los roles de género, la muerte, la nostalgia y la existencia, más allá de las intenciones de sus creadores y dueños corporativos (primero FOX, ahora Disney). Algunos de mis memes favoritos de los Simpson son los que recontextualizan a los personajes de la serie como Lenny, cambian momentos de la serie para convertirlos en tragedias o las pistas musicales de Lo-Fi y vaporwave que remezclan diálogos para crear música nostálgica para escuchar mientras se trabaja o se estudia.

Como toda muletilla, puede ser un recurso llevado a extremos molestos, pero el meme ofrece una riqueza creativa al alcance de millones de usuarios. Al final si no están de acuerdo con alguna de esas posturas, no se rían de ellos, podrían tener un hijo igual.