La impunidad que se oculta en Chile
Otros datos

Economista por el CIDE. Hasta hace poco se desempeñaba como Encargado de Cooperación Económica y Promoción en la Embajada de México en Venezuela. Es experto en temas energéticos y comerciales.
Actualmente funge como asesor de la 4T en temas de energía y de la relación económica entre México y América Latina.

Twitter: @robenedith

La impunidad que se oculta en Chile
Mauricio Toledo. Foto: @mauriciotoledog/Twitter.

El 26 de julio de este año, la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción de la Ciudad de México alertó que Mauricio Toledo había escapado a Chile; esto, mientras se discutía su desafuero por enriquecimiento ilícito en el periodo que fue alcalde de Coyoacán.

“Le hacemos un llamado a que regrese de inmediato al país y se presente ante la autoridad judicial. Un servidor público honesto no huye ni se esconde”, expuso en su momento el titular de la mencionada instancia, Rafael Chong Flores.

Han pasado casi cinco meses desde su escape y, a unos días de que se lleve a cabo la segunda vuelta electoral en Chile, es oportuno volver a urgir la extradición de Toledo para que rinda cuentas en México y se haga justicia, tal como lo señala el artículo 3 de la Ley de Extradición Internacional. Además, es importante recordar que este personaje cuenta con ficha roja de búsqueda en 194 países, la cual fue emitida por la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol).

La investigación sobre el incremento inexplicable del patrimonio de Mauricio Toledo incluye el análisis de información registral y notarial de diversos inmuebles desde el año 2006, misma que fue proporcionada por el Registro Público de la Propiedad y del Comercio, así como las declaraciones patrimoniales que presentó él mismo en ese periodo. Del mismo modo, desde 2013, Toledo fue señalado por una presunta extorsión de 1.6 millones de pesos contra un grupo de empresarios. Y meses después, Manuel Dacosta Aldir lo denunció por exigirle un millón de pesos para la reapertura de una gasolinera en la Escuela Naval Militar.

En 2015, gente de su equipo agredió físicamente a simpatizantes de Morena en Coyoacán y, dos años más tarde, hicieron lo mismo contra tres periodistas en el jardín Hidalgo. Por si fuera poco, en 2018, estas personas vinculadas al exdelegado perredista irrumpieron en un acto de precampaña de la hoy jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum.

Conocido en el ámbito político por su carácter explosivo y violento, Mauricio Toledo también hostigó, persiguió y amenazó de muerte a Alejandro “El Chino” Robles, quien este 2021 pudo regresar del exilio en Canadá para convertirse en diputado migrante por Morena en San Lázaro.

Mauricio Toledo es penalmente responsable del cohecho, del abuso de poder y pertenece a una asociación criminal. Eso es lo que vamos a insistir, tengo pensado ampliar mis declaraciones para que se sepa, porque no soy el único al que le hicieron esto; soy de quien se sabe sucedió esto, pero estoy seguro de que fue la constante en el régimen pasado”, manifestó “El Chino” en una entrevista, a unas cuantas semanas de haber tomado protesta como legislador.

La extradición de Toledo es fundamental no solo para romper la inercia de la impunidad y hacer valer la justicia, sino porque se trata de otro colaborador y protegido de Miguel Ángel Mancera que por fin estaría tras las rejas; ya van varios como para tratarse de una gestión supuestamente pulcra en la capital del país.