Autobendición, solo tú puedes hacerlo
Espacio mindfulness

Es escritora, periodista, cantautora, maestra de yoga y meditación, conferencista internacional y directora de Mindfulness del Yomu Institute. Es la cofundadora del sistema de Mindfulness Yomu, emprendedora apasionada y mamá de tres hijos. Su cuarto libro Enciende tu corazón está a punto de salir a la venta. Instagram: @cynthiazakofficial

Autobendición, solo tú puedes hacerlo
Foto: Pixabay

Para comenzar este nuevo ciclo, te regalo un anticipo de mis nuevos disco y libro Enciende tu Corazón (sale a la venta en febrero) para que cada uno de nosotros nos demos la oportunidad de autobendecirnos, de recordarnos sin límites, de volarnos de las jaulas mentales que nos imponemos.

Hace rato que hemos cedido, entregado y resignado nuestra total magnificencia a fuerzas impuestas exteriormente, a discursos armaditos que nos entran por todos los poros sin que aparentemente podamos filtrarlos.

Sin embargo, estamos con los despertadores puestos y como humanidad comenzamos a entender varias cosas fundamentales: que cada uno de nosotros tiene un propósito y un talento que hay que honrar; que la hora de hablar de dolores compartidos ha virado hacia la gran belleza de conversar sobre la luz que nos ilumina; que hacer un mantra, oración o plegaria es una manera poderosa de fortalecer la confianza y la fe.

Estamos en el proceso de comprender tantas cosas, de compartir mundos nuevos y aunque sintamos que vamos a paso de tortuga, esa aparente lentitud es terreno que se va sembrando sin prisa pero sin pausa para una cosecha sorprendente de conciencia.

No te pierdas:Enciende tu corazón

Solo tú puedes hacerlo

En el cuerpo sucede todo, en este guante perfecto en donde caben tantas cosas invisibles, nuestro sistema milagroso y lleno de poder al que hay que comenzar a dar soberanía y atención.

La cuestión es que solo tú puedes hacerlo, por más que otros quieren enseñarte, mostrarte y transmitirte iniciación espiritual la decisión es tuya, el momento lo tienes en tu ser, las ganas de colaborar con los procesos divinos que te rodean queda de tu lado.

Tienes la pelota en tu cancha y eso es hermoso y al mismo tiempo vertiginoso, los demás te acompañan pero solo tú puedes hacerlo.

El equipo, el grupo, la sangha como se dice en sánscrito, son indispensables para sostener estos procesos de gran transformación y yo los invito y convoco a que siempre busquen sus pares para caminar la gloria, aunque indefectiblemente la punta del ovillo la tienes tú.

Pueden decirte que hace falta mucha paciencia y gran cantidad de tiempo, pero te aseguro que estos procesos pueden manifestarse en cuestión de segundos, en cada respiración consciente, escuchando las señales, con una sola palabra que se te cruce en el camino, con una canción que descubres en las redes, con una persona que te invita a ceremonia, en un libro sorprendente, estando con los niños, mirándote al espejo con profunda admiración.

Solo tú puedes hacerlo, solo tú puedes reclamar la sabiduría que has entregado a sistemas de salud, políticos votados sin pensar, escuelas que sostienen una educación jerárquica y anulante del ser, remedios que tapan los síntomas y que no sanan y varias cosas más de las cajas en donde nos instalamos.

Por lo tanto, es hora de soltar las jerarquías donde alguien rotulado como “poderoso o experto” nos dice todo lo que tenemos que hacer y pensar para volver al centro de nuestro ser y encontrarnos desde el amor con uno y con el todo.

Aquí reside el verdadero trabajo de la atención plena, del mindfulness, de la conciencia.

Aquí te entrego este divino regalo para que hagas esta autobendición todos los días, jerarquiza tu ser, independízate de quienes creen saberlo todo fomentando la división y el enfrentamiento, dedica esta consagración de tu magnífico ser como un acto iniciático de confianza infinita