¿Efectivo?
In-grid Telecom

Doctora en Comunicación y Pensamiento Estratégico. Dirige su empresa BrainGame Central. Consultoría en comunicación y mercadotecnia digital, especializada en tecnología y telecomunicaciones. Miembro del International Women’s Forum.

TikTok: @_imotta

¿Efectivo?
AmarADestiempoLo más importante de esta evolución económica para eliminar poco a poco el uso de dinero en efectivo, es considerar la integración de los sectores desfavorecidos de la sociedad. Foto: AmarADestiempo/Pixabay.

El final del uso de dinero en efectivo se está acelerando dramáticamente, al tiempo que el pago con tarjetas en las plataformas de e-commerce ha disminuido a partir del 2018 ante la normalización de pagos móviles.

La pandemia fue determinante para el avance del comercio electrónico y puso en duda la necesidad de contar con dinero en efectivo, no solo por la inseguridad de traerlo en la bolsa sino también por su condición insalubre al promover la propagación y compartición de virus y bacterias.

De acuerdo con la empresa mexicana de soluciones de pagos móviles Dapp, “el 86% de la población mexicana utiliza el efectivo como principal forma de pago, un método inseguro, falsificable, y mucho más gastable”.

Por lo anterior, diferentes instituciones financieras, no financieras, organizaciones y comercios se unieron para formar Pagos Interoperables Móviles, el icono identificador del ecosistema de pagos móviles que busca promover y fortalecer el crecimiento de la democratización financiera en el país, creando campañas de educación financiera para que en el mediano plazo todos realicemos transacciones a través de dispositivos móviles.

Statista Global Consumer Journey pronostica que para el 2025 los pagos móviles en el mundo llegarán a 9 trillones de dólares, promovido por 4.9 billones de usuarios de billetera móvil, y de la evolución de los servicios financieros que van desde la banca móvil y el neobanco, hasta la revolución del consumo con Compra Ahora y Paga Después (BNPL, por sus siglas en inglés), modelo de pago que ha evolucionado desde el inicio de la pandemia y que aumentó el auge del comercio electrónico, sobre todo en el segmento de jóvenes, millennials y generación Z.

El pago a plazos BNPL incentiva a que los consumidores adquieran productos y servicios de una manera más accesible, aumentando el volumen de compras y el monto del ticket promedio de las plataformas de e-commerce, con referencia a cuando se compra sin ninguna promoción vía tarjetas de crédito. Asimismo elimina la tasa de “carritos abandonados” en medio proceso de compra, aumenta la fidelización de usuarios y de los ingresos de las plataformas.

Insider Intelligence pronostica que el sistema BNPL recaudará 680 billones de dólares en volumen de transacciones globales para el 2025. 

Estos ajustes en el consumo de servicios financieros ha proyectado el crecimiento de las empresas fintech a nivel mundial, y sentado las bases para que las criptomonedas y los pagos móviles aceleren el final de la era del uso del dinero en efectivo, sobre todo cuando muchas compañías han empezado a aceptar pagos e incluso a pagar sueldos con criptomonedas.

Cada vez será más común encontrar el icono identificador de Pagos Interoperables Móviles en diferentes establecimientos online y offline. Este sistema vaticina ser muy efectivo, ya que integra a los principales jugadores del sector financiero, bancos y comercios, facilitando el pago digital fácil, cómodo y seguro a través de un código QR, CoDi o bien con wallet o aplicación bancaria preferida por cada usuario.

Lo más importante de esta evolución económica para eliminar poco a poco el uso de dinero en efectivo es considerar la integración de los sectores desfavorecidos de la sociedad y planear su fácil acceso a la conectividad y a herramientas digitales, eliminando la terrible brecha digital que los aleja dramáticamente de participar en una economía digital y los priva un ejercicio democrático y social.