Alito, Marko, Jesús: cómo a la oposición se le fue el tren
#LaCasadelosEspejos

Periodista especializado en política con más de 10 años en el oficio. Nacido en Guerrero, a donde vuelvo siempre.

Alito, Marko, Jesús: cómo a la oposición se le fue el tren
Jesús Zambrano, Marko Cortés y Alejandro Moreno. Foto: Isaac Esquivel/EFE.

En las cuentas de “Alito” Moreno, Marko Cortés y Jesús Zambrano todo es miel sobre hojuelas.

Pero a estas alturas de la carrera presidencial, en 2010 ya se preparaba la boda de la que todo mundo hablaría. Enrique Peña Nieto se movía ya como el candidato que dos años después alcanzaría más de 19 millones de votos, y habría quien resaltaría que una parte de eso se debió no solo a su popularidad sino también a la de la actriz Angélica Rivera, con mejor nombre en aquel entonces por una telenovela. 

A estas alturas, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aún sin ser el candidato en 2016 realizó 225 giras por el país. Se movía ya como el candidato presidencial que dos años después lograría una histórica votación en la que más de 30 millones le dieron su respaldo

A estas alturas, en pleno 2022, “Alito” Moreno luce aferrado a su puesto como dirigente del PRI aunque los expresidentes de ese partido le piden que mejor se vaya; Marko Cortés enfrenta un escenario similar con panistas como el gobernador de Aguascalientes, Martín Orozco, o el chihuahuense Gustavo Madero, que le piden cuentas y ven malos resultados de la alianza que prometía ser la panacea.

A Jesús Zambrano no le piden cuentas porque el PRD es de un solo grupo, y el dirigente anda en la ruta de elegir a un “candidato” en el Estado de México (Edomex), aunque posiblemente su partido se termine sumando a la alianza donde el candidato en ese estado lo pondrá el PRI, y si va con candidato propio será testimonial.

¿Y qué decir de los próceres de estos partidos? 

Ricardo Anaya sigue subiendo sus videos donde ya intuimos lo que va a decir, robotizado y con fondos falsos.

Sandra Cuevas nos hace pensar que hubiera sido mejor que ganara Dolores Padierna.

Lilly Téllez insulta a un legislador llamándolo “changoleón”.

Tan solo en su narrativa, la oposición ya está derrotada. 

Decía la semana pasada que es ahora o nunca. Pero después de mirar atrás, creo que a “Alito”, Marko y Jesús se les fue el tren y el 2024 de las manos. 

Mientras Morena tiene tres o hasta cuatro posibles candidatos, en la oposición no atinan ni siquiera a tener un discurso, una propuesta, un proyecto, que vaya más allá de rechazar a AMLO. Siguen concentrando sus esfuerzos en conferencias o Spaces de Twitter, cuando el votante está afuera en la calle.

Pienso ahora que en la oposición tendrán ocho años para reinventarse, apostar por perfiles nuevos, que entusiasmen, que salgan de la oficina al mercado.

La oposición tiene que entusiasmar a Paco, a Perla, a Juanita, a Marco… y no solo a las señoras de Las Lomas. Quieren “tiro” en 2024, pero hoy por hoy no tienen ningún rumbo.

AMLO decía que estaban “moralmente derrotados”. Yo creo que están anímica y matemáticamente en la lona.

No te pierdas:No hay tiro
La-Lista Síguenos en nuestras redes sociales