¡Mayday, mayday! Latinos, ¡salgan a votar!
Con Sentido

Periodista zacatecana que en 2016 fundó Conexión Migrante, un medio nativo digital dedicado a la comunidad migrante mexicana y latina en Estados Unidos. Es JSK fellow y mentora en Metis, un programa para mujeres periodistas emprendedoras. Y antes que nada, mamá de Carlos Miguel.

¡Mayday, mayday! Latinos, ¡salgan a votar!
Foto: Pixabay

Como cada elección en Estados Unidos, este año los migrantes y una probable reforma vuelven a convertirse en una moneda de cambio de los políticos, que no han sabido cumplirle a uno de los sectores más productivos, pero menos favorecidos de ese país.

La comunidad latina que puede votar en estas elecciones intermedias, que se realizarán el 8 de noviembre, suma más o menos 11.5 millones de personas, esto esmpoco más del 10% de los electores totales.

Una encuesta del Fondo Educativo de la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos y Designados (Naleo por sus siglas en inglés) muestra que en esta elección intermedia Arizona, Colorado y Nevada serán estados clave, donde el voto latino crecerá, mientras que en Texas y Nuevo Mexico estiman una caída.

El foco está en lo local

Sin posibilidades de alguna reforma migratoria en el mediano plazo, la intención de ir a votar se centra particularmente en temas y leyes locales. Los republicanos estarán llenos de candidatos al estilo Donald Trump, pues ya vieron que la fórmula funciona.

Repetirán hasta el cansancio lo que la opinión pública estadounidense ha llamado “la gran mentira”, sobre Trump y su insistencia sobre el fraude electoral.

Mientras tanto, los demócratas no encuentran cómo acercarse a la comunidad, luego de las promesas incumplidas, y se quedan “medio asustando” a la población con los retrocesos que se pueden vivir si los republicanos logran una mayoría en el Congreso de Estados Unidos.

La decisión de prohibir el aborto será usada por los demócratas para reafirmar ese argumento.

Movilizar a los electores

Uno de los grandes retos que enfrentarán los partidos políticos en esta elección intermedia será mover a los ciudadanos para que acudan a las urnas, explicar los procesos y estimular el voto electrónico.

Las organizaciones que defienden los derechos humanos de la comunidad migrante latina tienen claro que deberán hacer un trabajo titánico para convencerlos de ir a votar.

Cada vez más, los latinos que pueden votar quieren escuchar menos mariachis y más propuestas concretas de mejora en sus zonas.

Para los migrantes sin documentos, el panorama es desolador: sin reforma migratoria, con Título 42 y una frontera cerrada y desbordada de personas buscando una mejor vida.

Los activistas tienen claro que si los republicanos recuperan la mayoría en ambas cámaras, entonces la comunidad migrante tendrá más problemas de los que ya enfrenta.