En abandono, las policías locales y municipales
En contraste

Es senadora de la República, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos y recientemente nombrada vicecoordinadora del Grupo Parlamentario de Acción Nacional, es la primera mujer que ocupa ese cargo. Twitter: @kenialopezr

En abandono, las policías locales y municipales
Policías municipales resguardan la zona donde se cometió un crimen. Foto: EFE/Diana Manzo

El presidente Andrés Manuel López Obrador apuesta todas sus fichas a la militarización del país y desdeña la labor que realizan los cuerpos policiales municipales y de las entidades federativas. Hay un abandono por parte del gobierno federal.

El recurso federal que se asignaba a las fuerzas locales de seguridad en materia de equipamiento, salarios y capacitación ha disminuido de manera alarmante. En 2018, año en que entró Morena al gobierno, se habían asignado 14 mil millones de pesos para el fortalecimiento técnico y operativo de las corporaciones de seguridad en los estados, pero para el 2022, solo son 8 mil millones, más de 40% menos.

Entre otras cuestiones, el gobierno federal desapareció el Programa de Fortalecimiento para la Seguridad (Fortaseg), que servía para la prevención del delito, los centros de atención de emergencias, certificación y equipamiento de los policías municipales. En resumen, desmantelaron la estrategia que servía para robustecer la seguridad pública de las entidades federativas y de los municipios.

La organización Causa en Común ha contabilizado –del 1 de diciembre de 2018 al 11 de agosto de 2022– mil 666 policías asesinados en nuestro país. Es claro que las fuerzas locales necesitan un salario justo, seguros médicos de calidad, incentivos y profesionalización. En muchos casos con sus propios medios tienen que adquirir uniformes, chalecos e incluso pagar las composturas de sus patrullas y hasta la gasolina.

El sueldo de un policía en Veracruz, por ejemplo, ronda los 8 mil pesos mensuales. Este salario es indigno para tan noble labor que realizan. En lugar de militarizar al país se deben fortalecer a las policías municipales. Ellos son los primeros respondientes y los más cercanos a la gente.

Los recursos para las Fuerzas Armadas van en aumento, mientras que el apoyo para las policías locales es castigado. Incluso en el “informe” de seguridad que este lunes se dio desde Palacio Nacional, señalaron que en 19 estados hay más miembros de la Guardia Nacional que policías estatales y municipales, lo cual es una afrenta y una demostración del centralismo que quieren implementar. Esta fórmula se debe revertir.

Quedan dos años para que la fuerza armada permanente tenga, por mandato constitucional, que salir de las calles y sean los cuerpos civiles quienes brinden la seguridad al pueblo de México. Es necesario detener el debilitamiento de las fuerzas de seguridad locales.

Urge que el gobierno del presidente López Obrador, a través de la Secretaría de Hacienda, reoriente los recursos necesarios para fortalecer los cuerpos locales de seguridad pública, sobre todo en aquellos lugares donde la violencia es rampante.