Un nuevo capricho presidencial
En contraste

Es senadora de la República, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos y recientemente nombrada vicecoordinadora del Grupo Parlamentario de Acción Nacional, es la primera mujer que ocupa ese cargo. Twitter: @kenialopezr

Un nuevo capricho presidencial

Dentro de los 6 terabytes de información obtenida por el grupo de hackers Guacamaya hay una presentación de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) a la que he tenido acceso, se llama Proyectos del Grupo Aeroportuario, Ferroviario y de Servicios Auxiliares Olmeca-Maya-Mexica SA de CV.

Este documento permite conocer que, aunado a lo que ya administra esa secretaría –cuatro aeropuertos y el Tren Maya–, ahora tendrá a su cargo servicios turísticos a través de desarrollos hoteleros, parques, museos y, además, contará con una aerolínea comercial.

En este nuevo capricho pretenden utilizar el avión presidencial para fines comerciales. Así es, el avión que se rifó y que ha estado a la venta desde que inició esta administración y que ahora el presidente quiere utilizar, es una inversión de alto riesgo y con más pérdidas que beneficios, esto según el propio documento de la Sedena.

En esta presentación se informa claramente en su página 13 que “la explotación comercial de la aeronave incluyéndola en la aerolínea implica: una importante inversión con un alto riesgo de obtener resultados deficitarios (una hora de vuelo, aproximadamente 500 mil pesos); además se debe tomar en cuenta: que únicamente dispone de 80 asientos para pasajeros en comparación con los 250 que tiene una aeronave del mismo tipo, aprox. 165 millones de pesos en gastos de mantenimiento y capacitación. Para obtener ganancias: se deberá ofertar el boleto en niveles tarifarios altos”. La propia secretaría expone que el uso de esta aeronave para estos fines es inviable y presenta como opción de uso destinarla para apoyar acciones gubernamentales.

En cuanto al gasto para solventar la nueva aerolínea comercial del gobierno, el costo administrativo y operativo tendría que ser con 10 aeronaves arrendadas y operando cada una 100 horas de vuelo al mes. El documento muestra que echar a andar esa aerolínea le costará a los mexicanos más de mil 59 millones de pesos si usan aviones ATR-72; más de mil 652 millones de pesos si usan los Boeing 737 NG y mil 878 millones de pesos si usan los Airbus A320.

En lugar de echar a andar esta necedad del gobierno, deberían mejor construir hospitales, comprar 4 mil patrullas o adquirir más de 125 mil quimioterapias al año. Pero la verdad es que ni la seguridad ni la salud son importantes para este gobierno. Lo importante es hacer una aerolínea que será un fracaso, sin vuelos, sin combustible y que endeudará aún más las arcas del Estado.

Por eso, Morena en la Cámara de Diputados presentó una iniciativa para darle el poder al gobierno de generar su aerolínea comercial. Aunque, como se observa en el documento de propuesta, el gobierno ya tiene su salida fácil y es modificar el artículo 14 del Reglamento de la Ley de Aeropuertos y brincarse las restricciones que marca actualmente la ley en la materia. Igual sucede con la obtención de la concesión de la aerolínea y el certificado de operador aéreo, ya que tal y como se desprende de dicho documento son 16 meses el tiempo necesario y legal para obtenerlos. Pero ellos dicen que ya la Agencia Federal de Aviación Civil les dará la autorización fast track.

No han podido recuperar la categoría 1 de seguridad aeronáutica, el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) es un desierto y quieren tener una aerolínea comercial, con vuelos con los que claramente se tirará a la basura el dinero de los mexicanos. Lamentablemente, los caprichos del presidente Andrés Manuel López Obrador cada día le salen más caros a los mexicanos.

Un nuevo capricho presidencial - qatar-2022-6dic-hd