La 4T es un narcogobierno
En contraste

Es senadora de la República, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos y recientemente nombrada vicecoordinadora del Grupo Parlamentario de Acción Nacional, es la primera mujer que ocupa ese cargo. Twitter: @kenialopezr

La 4T es un narcogobierno
El presidente López Obrador durante una conferencia de prensa. Foto: Gobierno de México.

Con el viaje del pasado fin de semana, el presidente Andrés Manuel López Obrador ha visitado Badiraguato, por lo menos, cinco veces en su gobierno. Nunca un presidente había visitado tantas veces un lugar que se asocia con el narcotráfico. Ni hay otro lugar que le haya interesado tanto a este titular del Ejecutivo.

Estos asiduos viajes a Sinaloa sugieren que es cierto lo confesado por el excomisionado del Servicio de Protección Federal Manuel Espino: hay complicidad entre el crimen organizado y el gobierno de Morena. ¿Qué otra cosa podría ser? No hay obras importantes, no hay una coyuntura crítica, solo hay jefes de plaza. 

No es la primera vez que sale a la luz pública que el gobierno pacta con el crimen organizado. Por lo que se hace necesario saber qué ofreció el gobierno a los delincuentes, o qué le ofreció el crimen organizado al gobierno a cambio de impunidad, porque no hay pacificación, pero sí hay una operación electoral. Será que el cambio fue la sangre de los mexicanos a cambio de triunfos para Morena. Porque es claro que existe un pacto con los delincuentes y que estamos ante la claudicación del gobierno frente a ellos.

A casi cuatro años de gobierno, no hay una estrategia de combate a la delincuencia, ya que el presidente López Obrador ha privilegiado darles impunidad a los delincuentes y desproteger al pueblo de México. Lamentablemente estamos ante un narcogobierno, donde se abraza a los delincuentes en lugar de perseguirlos y sancionarlos. El resultado de esta fallida estrategia son las más de 135 mil personas asesinadas y más de 37 mil desaparecidos en nuestro país.

La semana que corrió del lunes 24 al domingo 30 de octubre fue la más violenta en todo el año: 603 asesinatos, según los datos del propio gobierno. Y según las Estadísticas de Defunciones registradas en 2021 por el Inegi, los asesinatos son la primera causa de muerte entre los jóvenes de 15 a 34 años de edad en nuestro país.

El mensaje que hoy se les da desde el gobierno federal a las víctimas es desesperanzador. No habrá verdad ni justicia para ellas, porque los servidores públicos de Morena han decidido pactar con el crimen organizado.

Específicamente en la Ciudad de México también se vivió una semana de terror, y no precisamente por las tradiciones mexicanas, sino por la inseguridad desbordada que ha generado esta administración. Se viralizó un video donde se pueden ver cómo en plena avenida Insurgentes atacaron a balazos un vehículo. Mientras eso sucedía en una de las vialidades más importantes de la capital del país, la jefa de Gobierno estaba en una ilegal campaña en Puebla y Chihuahua.

Lamentablemente, por las ambiciones políticas de Morena, los mexicanos están a merced de los delincuentes, sin autoridades que los protejan.

No te pierdas:Click here

La 4T es un narcogobierno - qatar-2022