Unfilter Mexico
Perístasis

Director del Seminario de Derecho Administrativo de la Facultad de Derecho de la UNAM, socio de la firma Zeind & Zeind y miembro del Sistema Nacional de Investigadores. X: @antoniozeind

Unfilter Mexico
La campaña “Unfilter Mexico” busca hacer un llamado a la industria de la cinematografía, principalmente de Hollywood, para no usar el filtro sepia que usualmente se utiliza para retratar a nuestro país. Foto: Corona Mx

En la pasada entrega de los premios Oscar se dio a conocer una campaña publicitaria que el galardonado cinematógrafo Emmanuel “Chivo” Lubezki creó para una marca cervecera. Básicamente con esta campaña denominada “Unfilter Mexico” (algo así como “Quita el filtro a México”), se busca hacer un llamado a la industria de la cinematografía, principalmente de Hollywood, para no usar el filtro sepia que usualmente se utiliza para retratar a nuestro país (al que incluso se le conoce como “the yellow filter” o “the mexican filter”), siendo que, de acuerdo con personas expertas, éste denota altas temperaturas, vejez, descuido, suciedad, peligro y algunas otras cosas no precisamente positivas.

La cantidad de filmes con los que se retrata a México en un tono sepia son incontables y, evidentemente, responden a un prejuicio sobre lo que somos. Ejemplos como la serie Breaking Bad, Once Upon a Time in Mexico, Spectre o Coco, han producido que con el paso del tiempo este filtro asocie a nuestro país, aunque lamentablemente al utilizar este filtro los creativos buscan que lo que sale a cuadro precisamente luzca caluroso, viejo, descuidado, sucio o peligroso: un injusto prejuicio.

La utilización del tono sepia responde a un estereotipo que se tiene de México, de mexicanas y de mexicanos, en el que el retraso y el peligro son características que nadie desea que le atribuyan y que, sin embargo, la industria cinematográfica hollywoodense lo hace, aunque lamentablemente no es la única.

Por lo anterior, iniciativas como la de una exitosa marca cervecera de origen mexicano y de un mexicano que ha triunfado en la industria del cine que ha hecho a México y al tono sepia con que se le retrata prácticamente inseparables, deben ser bien recibidas y provocar una réplica inmediata en otras áreas, dejando claro que seguir haciéndolo deja ver un prejuicio que además de no estar apegado a la realidad, denota una actitud discriminatoria claramente reprochable para una industria que se enorgullece de supuestamente enaltecer valores que es claro que se encuentran contrapuestos a los prejuicios y a la discriminación.

También se debe decir que la existencia de prejuicios sobre nosotros y sobre nuestro país no es responsabilidad exclusiva de Hollywood o de cualquier persona extranjera, pues permanentemente somos nosotros mismos los que promovemos su existencia. Desde las esferas más altas hasta todos los demás niveles, el manejo que se da de la información sobre lo mexicano es a menudo erróneo o, al menos, sesgado. En el día a día las charlas versan sobre lo malo que se ha hecho en México y su permanencia, lo cual hace que nuestra marca se vea afectada negativamente.

Es así que debemos aplaudir la iniciativa de Emmanuel Lubezki, pues el hecho de que una persona utilice su prestigio y visibilidad para decirle a sus potenciales empleadores que es hora de parar con la mala reputación que de forma tácita promueven para México, es un acto que, siendo valiente, también es ejemplar.

Nuestro país tiene muchas cosas para llenarnos de orgullo y somos nosotros los que lo podemos hacer saber, acabando de una vez por todas con las ideas negativas que puedan existir sobre nuestra realidad.

Precisamente relacionado con las buenas noticias y las cosas en las que destacamos en el mundo, hace una semana se dio a conocer que de acuerdo con el QS World University Rankings, nuestra Facultad de Derecho de la UNAM ocupa hoy el lugar 26 entre todas las escuelas de derecho en el mundo analizadas ahí. Siendo que hace escasos cuatro años nuestra institución ocupaba el número 41 en el mundo, debemos estar como mexicanas y mexicanos muy orgullosos de que en nuestro país haya muchas cosas que se hacen bien y por el hecho de que nuestra más importante escuela de derecho logre en los días actuales competir de tú a tú con las mejores escuelas públicas y privadas del mundo.

Incluso no olvidemos lo hecho por nuestra selección mexicana de beisbol y la infinidad de cosas en las que destacamos positivamente y debemos enaltecer, pues como el propio Lubezki afirma debemos “dejar que el mundo vea a México sin filtros, con sus colores reales”.

Síguenos en

Google News
Flipboard