Manipulación política en internet
In-grid Telecom

Doctora en Comunicación y Pensamiento Estratégico. Dirige su empresa BrainGame Central. Consultoría en comunicación y mercadotecnia digital, especializada en tecnología y telecomunicaciones. Miembro del International Women’s Forum.

TikTok: @_imotta

Manipulación política en internet
Foto: Towfiqu barbhuiya/Unsplash

El Comportamiento Inauténtico Coordinado (CIB, Coordinated Inauthentic Behavior, por sus siglas en inglés) es un movimiento promovido de manera coordinada por personas ajenas al país en donde se llevarán a cabo elecciones políticas, por ejemplo, con el objetivo de manipular la opinión pública mediante desinformación y amenazas dentro del debate democrático de forma subjetiva, persiguiendo de manera engañosa resultados positivos para sus propios intereses económicos, políticos y sociales.

Para lograrlo, estos grupos recurren a la creación de cuentas falsas en las distintas redes sociales, que al estar perfectamente copiadas de perfiles reales de figuras públicas, organizaciones o influencers, son difíciles de identificar por la ciudadanía, confundiéndola y mal informándola con contenido engañoso y manipulador, que a su vez es compartido por otros bots creados para hacer creerle a la gente que muchos usuarios apoyan estas causas, aumentando su visibilidad y alcance.

No te pierdas:Codificando el mundo

Del mismo modo, este tipo de cuentas apócrifas son utilizadas para atacar la reputación de candidatos, personas dentro de la política, empresas o instituciones que les estorban en la persecución de sus objetivos, por lo que usan la difamación para borrarlos del escenario político. También aprovechan las herramientas de comunicación social para crear tendencias en los motores de búsqueda de navegadores y redes sociales, construyendo hashtags para seguir manipulando a una población cada vez más confundida y desinformada.

Meta recién presentó su “Reporte sobre Amenazas de Adversarios”, en donde destaca que lo largo de seis años han detectado actividad de expertos localizados en China y en Rusia. En específico, el estudio confirma que eliminaron trece cuentas y siete grupos en China que atentaban contra la democracia en India y el Tíbet, y en menor grado sobre Estados Unidos, haciéndose pasar como periodistas o activistas de derechos humanos.

Otro hallazgo es la eliminación de 4 mil 789 cuentas en Facebook operadas por chinos, que se hacían pasar por norteamericanos y que en diferentes plataformas publicaban contenido político sobre las relaciones entre China y Estados Unidos. De la misma forma, cuentas en Facebook e Instagram, operadas por rusos diseminaban contenidos sobre la guerra con Ucrania, corriendo con la misma suerte que al ser bloqueadas en la plataforma de Zuckerberg, se migraron a YouTube y otros canales digitales.

A la lucha contra CIB se han sumado a Meta, X, YouTube, y la ONU, académicos de diferentes universidades y empresas como Reddit y LinkedIn para la implementación de políticas contra la desinformación y la manipulación dentro de sus plataformas, empresas como CrowdStrike, FireEye y Symantec, en la parte de seguridad cibernética, y FactCheck.org, PoliFact para verificar la autenticidad de las noticias.

Como usuarios de redes sociales y plataformas digitales tenemos la responsabilidad de verificar la autenticidad de las cuentas que seguimos y los contenidos, leyéndolos analíticamente antes de compartirlos, y de encontrar actividad sospechosa, denunciarla en nuestras comunidades y dentro de las propias plataformas para el cumplimiento de sus políticas de seguridad y privacidad. 

Mantenernos informados por diferentes fuentes para cruzar los datos es una de las principales formas de protección con las que contamos los ciudadanos, para impedir ser títeres de cualquier actor político o social al su ética y su humanidad sean rebasadas por sus ambiciones egoístas.

Estamos en tiempos de elecciones, busquemos la honestidad en privilegio de nuestro bienestar tanto dentro como fuera de la red.

Síguenos en

Google News
Flipboard
La-Lista Síguenos en nuestras redes sociales