La gran noche del pop
Perístasis

Jefe de la División de Educación Continua de la Facultad de Derecho de la UNAM, socio de la firma Zeind & Zeind y miembro del Sistema Nacional de Investigadores.

X: @antoniozeind

La gran noche del pop
La gran noche del pop. Foto: Wikimedia Commons

We are the ones who make a brighter day

(Somos lo que hacermos un día más brillante…)

Canción: We are the world

La United Support of Artists for Africa (USA for Africa) se trató de un grupo de 45 artistas de primer nivel que unieron sus esfuerzos con la finalidad de recaudar recursos para donarlos algunas zonas de África en las que la pobreza extrema era una lacerante realidad y a las cuales de manera dispersa algunas personas habían apoyado.

En esta ocasión el título de este texto lo retomé del documental alojado en una plataforma de streaming en el que se hace el relato de cómo algunos de esos esfuerzos dispersos realizados por artistas como Harry Belafonte fueron encontrando un cauce y sumándose a los esfuerzos de otras y otros artistas para que, finalmente en 1985 y contra todo pronóstico, conjuntaran sus talentos y grabaran la mítica canción denominada We are the world.

Cabe decir que ese esfuerzo hasta dicho momento inédito tampoco ha sido repetido en los años siguientes a la reunión de 1985, por lo que ha sido considerado un hito que será muy complicado repetir. Además de convertirse dicho sencillo en un éxito de ventas de manera inmediata, el muy corto tiempo en el que se produjo y finalmente se grabó, fue resultado de una serie de factores que hacen que una reedición de un trabajo parecido, sea casi imposible de realizar en los tiempos actuales.

No te pierdas: La salud del presidente Biden

Lamentablemente razones como la hambruna en África siguen existiendo al día de hoy y, posiblemente, pueda haber algunas más que requieran de acciones inmediatas y coordinadas debido a su gravedad y a lo perniciosas que pueden ser para la especie humana. No obstante, estar en la posibilidad de reunir a talentos del nivel que se reunió en aquellos años en que, si bien el individualismo se encontraba en un importante auge, estos 45 talentos lograron ponerse de acuerdo para tener un encuentro a una hora y en un lugar para dejar que la magia hiciera acto de aparición.

Leyendas como Quincy Jones, Michael Jackson, Lionel Richie, Ray Charles, Bob Dylan, James Ingram, Al Jarreau, Billy Joel, Cindy Lauper, Bette Middler, Willie Nelson, Kenny Rogers, Diana Ross, Bruce Springsteen, Stevie Wonder, Tina Turner y Dionne Warwick, marcaron un momento histórico de la cultura popular al lograr dar vida en prácticamente una noche a una melodía que merecería contar con un documental recién estrenado que no tiene desperdicio y que es muestra clara de que coordinar esfuerzos (incluso de personas geniales) es posible.

En este filme se da cuenta de las complicaciones creativas que puede conllevar la reunión de más de 40 personas dedicadas a la misma industria, creadoras de algunos de los mayores éxitos de la música y precursoras de la cultura pop. Además, se puede notar cómo el liderazgo de un puñado de personas pudo lograr que estas complicaciones fueran finalmente superadas y que la concepción de una gran obra fuera posible.

No te pierdas: Las fiscalías autónomas en México

Al observar este documental se puede concluir que tal como sucedió con We are the world, en cualquier aspecto de la vida la solidaridad es posible cuando hay una finalidad común lo suficientemente potente para generar que, despojándose de aquel individualismo comentado, un grupo de personas pueda unir sus esfuerzos y verdaderamente buscar el bien común, siendo para ello indispensable contar con una razón y también con alguien que explique y defienda esa razón.

Síguenos en

Google News
Flipboard
La-Lista Síguenos en nuestras redes sociales