La jornada electoral inicia en

Estos son los retos y lo que se espera de la próxima gigafábrica de Tesla a México 
Imagen de cómo lucirá la nueva planta de Tesla en Santa Catarina, Nuevo León. Imagen: Tesla

Tesla confirmó la construcción de una nueva planta en México, la primera en América Latina, como parte de sus planes de expansión mundial. Durante su evento Investor Day, de casi cuatro horas, el hombre más rico del mundo, Elon Musk, confirmó la construcción de una gigaplanta, sin dar detalles sobre el proyecto que se ubicará cerca de Monterrey. 

“Nos emociona anunciar que vamos a construir una gigafábrica en México“, dijo Musk, también dueño de Twitter. La planta de México será complementaria a la producción de las otras cuatro que hay en el mundo, como Shanghai, Berlín, Austin y Fremont, estas dos últimas en Estados Unidos.

Pese a esto, especialistas consultados por La-Lista apuntan a que la llegada de la empresa de vehículos eléctricos al país pone varios temas sobre la mesa y genera diversas expectativas. 

Inversión es sinónimo de confianza 

Aunque el monto total de la inversión no fue revelado, se ha estimado que será de 5 mil millones de dólares. Los especialistas coinciden en que sea cual sea la inversión, posicionará a México en la cima de la nueva producción tecnológica de la industria automotriz y esto generará un voto de confianza.

“México se consolidará como la plataforma de exportación de vehículos en América del Norte. Y se manda el mensaje de que la movilidad eléctrica está apostando por México con la llegada de la empresa paradigmática de la movilidad eléctrica en el mundo y eso es muy positivo”, comentó Óscar Ocampo, coordinador de energía y medio ambiente en el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

México es el séptimo productor de vehículos a nivel mundial, según la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

Mientras que José Zozaya, presidente de la AMIA, señala que la llegada de Tesla es un voto de confianza de la inversión en México, un reconocimiento a la experiencia y a la calidad de la mano de obra mexicana, y a la infraestructura. “Con esto México se sube de manera muy decisiva en la carrera hacia la electromovilidad y energías limpias”, dijo.

Estos son los retos y lo que se espera de la próxima gigafábrica de Tesla a México  - mexico-tesla-planta
Tesla instalará una planta en Monterrey. Foto: EFE

Electromovilidad en México, a paso lento

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) en su documento ‘La Inversión Extranjera Directa en América Latina y el Caribe 2022’, apunta a que las tendencias mundiales recientes indican que el futuro del sector automotor será eléctrico. Entre 2018 y 2021, en el segmento de automóviles livianos, los vehículos eléctricos aumentaron su participación en las ventas mundiales del 2.2% al 8.3%.

En el caso de México, en 2021 se vendieron 47 mil 79 vehículos ligeros híbridos y eléctricos, según datos de la AMIA, lo que representa el 4.7% de las ventas totales de vehículos en el país.

Los principales estados donde se concentra la mayor venta son CDMX (23%), Estado de México (13%) y Nuevo León (10%). 

Ocampo, del IMCO, señaló que la electromovilidad en México es incipiente y limitada. Para él los principales retos son los altos costos de los vehículos, los puntos de carga y asegurar que la fuente de recarga provenga de energías limpias.

“La inversión de Tesla está pensada en el mercado estadounidense, no en el mexicano. La llegada de Tesla no cambia el hecho de que no haya centros de carga en este país y no cambia que probablemente no se tenga la capacidad de generar esa energía renovable para absorber la demanda de un crecimiento rápido”, explicó Ocampo. 

Creación de empleos 

La llegada a Nuevo León es por su atractivo en capital intelectual, físico, tecnológico e infraestructura, consideró José Ignacio Martínez Cortés, coordinador del Laboratorio de Análisis en Comercio, Economía y Negocios (LACEN) de la UNAM. 

El otro capital que hay es el que está en formación, el que se encuentra en las universidades. Y es aquí donde encontramos otro polo de desarrollo que va a reimpulsar Tesla”, explicó Martínez.

Uno de los beneficios que se esperan con la llegada de la empresa de vehículos eléctricos es la creación de nuevos empleos, que, según los especialistas, serán diversos: recepcionista, seguridad, servicio médico, recursos humanos, ingenieros, administradores, ente otros. 

“Empleos directos desde los técnicos hasta los ingenieros y toda la derrama económica en términos de proveeduría que demandará Tesla”, indicó Ocampo.

Estos son los retos y lo que se espera de la próxima gigafábrica de Tesla a México  - fabrica-planta-tesla-en-mexico-autos-electricos-elon-musk
Fotografía: BRANDON BELLGETTY IMAGES NORTH AMERICAGetty Images via AFP

Inseguridad: el reto

Tesla, al igual que muchas empresas en México, se enfrentará a la inseguridad que hay en el país. A nivel nacional, en diciembre de 2022, 64.2% de la población de 18 años y más consideró inseguro vivir en su ciudad, según datos del cuarto trimestre de 2022 de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU).

El gobernador de Nuevo León, Samuel García, ha asegurado que la planta se instalaría en el municipio de Santa Catarina, en la Zona Metropolitana de Monterrey. De acuerdo con la ENSU, en ese municipio aumentó su percepción de inseguridad pasando de 53% en septiembre de 2022 a 57.7% en diciembre del mismo año. 

¿Y el agua?

En su momento, el presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que Tesla no se instalaría en Nuevo León por la crisis que vivieron del agua.

“El año pasado, de las 14 semanas de sequía que hubo en el país, 11 semanas se sufrieron en la zona metropolitana de Monterrey”, dijo Martínez. 

Los especialistas apuntaron a que se debe garantizar que no haya desabasto en otras zonas y que Tesla ayude al cuidado del medio ambiente. 

Según datos del IMCO, el consumo de Tesla es relativamente bajo. Ocampo explica que Tesla consume tres metros cúbicos por unidad producida, suponiendo que Tesla en México produjera la misma cantidad que su planta de Texas en 2022 (150 mil vehículos), consumiría 450 mil litros de agua, “sería el 0.01% del agua disponible en Nuevo León. Es un consumo relativamente bajo, y lo que se ha anunciado es que el consumo de agua de Tesla será de agua tratada. Así es que el impacto realmente es muy menor”.

En Berlín, Tesla enfrentó el rechazo de grupos ambientalistas y habitantes cerca de la gigaplanta que empezó a construir en 2020 y a sus planes de expansión dos años después, debido a que los niveles de agua subterránea estaban bajando y su crecimiento ponía en riesgo el abasto de agua potable.

La oficina de medio ambiente de Brandenburg fue llevada a tribunales por haber autorizado la gigaplanta sin considerar que ponía en riesgo el abasto para los habitantes.

Finalmente, la primera planta de Tesla en Europa se inauguró a inicios de 2022 y sus planes de expansión estaban en riesgo porque proyectaba consumir 1.4 millones de metros cúbicos al año, más del consumo de una población de 30 mil habitantes, reportó NPR.

Cuando a Elon Musk le preguntaron sobre el agua en 2020, se rió y dijo “La región tiene mucha agua, miren a su alrededor. Hay agua por todos lados, ¿les parece que esto sea un desierto?

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo en la conferencia de Palacio Nacional, que el proyecto de Tesla también incluye “una serie de compromisos para ayudar a la escasez de agua”.

Los detalles sobre la próxima planta de Tesla se darán a conocer en un evento próximo, dijo Musk este miércoles, después de agradecer la presencia del gobernador Samuel García en el evento.

Síguenos en

Google News
Flipboard