La audiencia de Ricardo Anaya será en 2022 y debe acudir personalmente
Anaya publicó la tercera parte de una serie de videos sobre el caso Odebrecht. Foto: Captura de video.

Ricardo Anaya se presentó este lunes, de manera virtual, a audiencia en el Reclusorio Norte, en la que la Fiscalía General de la República (FGR) le busca imputar los delitos de asociación delictuosa, lavado de dinero y cohecho, pero fue pospuesta para el próximo 31 de enero de 2022, a la que deberá presentarse personalmente.

El panista se presentó después de las 9:00 horas ante el juez federal, Marco Antonio Fuerte Tapia, por tercera ocasión, luego de que en las dos veces pasadas se reprogramara la audiencia de imputación para darle más tiempo para preparar su defensa, ante el poco margen que la Fiscalía General de la República (FGR) le ha dado para revisar la investigación en su contra.

La audiencia duró solo unos minutos, pues se reprogramó luego de que “no alcanzaron a imponerse la totalidad de las constancias”, de acuerdo con el Consejo de la Judicatura Federal.

Eduardo Aguilar Sierra, abogado del político queretano, explicó que fue diferida a solicitud suya ante lo “desproporcionado” que ha sido el tiempo que la FGR para integrar la carpeta de investigación, frente a el tiempo dado a la defensa para su estudio, “lo cual va en contra del principio de defensa técnica adecuada”.

El abogado sostuvo que su cliente es inocente y que así se demostrará.

“El Señor Anaya hoy goza de todos sus derechos jurídicos y ciudadanos vigentes. Las acusaciones en su contra, basadas en hechos falsos, serán desvirtuadas, toda vez que el acusado es inocente.

Anaya está acusado de recibir 6.8 millones de pesos como soborno por parte de la empresa Odebrecht, a raíz de las declaraciones del exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin, quien el pasado jueves 4 de noviembre fue sometido a prisión preventiva por el mismo caso.

Se prevé que la Fiscalía General de la República pida prisión preventiva en contra del panista que ha acusado en reiteradas ocasiones una persecución política ordenada por el presidente Andrés Manuel López Obrador. La última de ellas apenas hace unas horas en declaraciones hechas al diario The Wall Street Journal.

Minutos antes de la audiencia, López Obrador llamó a Ricardo Anaya a “dar la cara” y enfrentar las acusaciones en su contra y negó haber dado órdenes para abrirle un proceso penal. Al respecto, el abogado del panista sostuvo que esos comentarios “acreditan, una vez más, que estamos frente a una persecución política ordenada desde la presidencia de la República”.

Medios publicaron este lunes que la FGR buscará que Ricardo Anaya se presente de manera presencial a otra audiencia para discutir las medidas cautelares por el caso y ahí solicitar la prisión preventiva justificada ante un riesgo de fuga.

Anaya anunció desde meses atrás que no se presentará en caso de ser citado en persona ante el temor de quedar en prisión, por lo que ha anunciado un autoexilio. El Instituto Nacional de Migración informó en semanas pasadas que tiene registro que Anaya dejó el país en un vuelo privado desde julio pasado, desde el Aeropuerto Internacional de Reynosa, Tamaulipas.

Las publicaciones en la prensa de este lunes sostienen que en caso de no presentarse, la FGR solictará considerar al exdiputado como prófugo y girar una orden de aprehensión, en la que se podría pedir apoyo a la Interpol para rastrearlo en más de 100 países.