Pablo Gómez Álvarez, del Movimiento Estudiantil del 68 a la UIF
Pablo Gómez ha sido legislador en varias ocasiones, tanto federal como local. Foto: Especial

Pablo Gómez será el nuevo titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) tras la renuncia de Santiago Nieto Castillo, quien dejó el cargo en medio de las críticas por su boda en Guatemala con Carla Humphrey Jordan.

El economista es egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), ha sido diputado y senador en varias ocasiones por los partidos PRD y Morena.

Pablo Gómez Álvarez ha participado en la política de joven, pues formó del movimiento estudiantil de 1968, por el que fue preso político del 2 de octubre de 1968 hasta abril de 1971.

Fue presidente de la Sociedad de Alumnos de la Facultad de Economía de la UNAM de 1967 a 1968.

Fue líder del Partido Socialista Unificado de México (PSUM) y del Partido Comunista Mexicano, miembro histórico del PRD al que renunció en 2017 para sumarse a Morena.

Ha sido dos veces precandidato a jefe de Gobierno del entonces Distrito Federal, una de ellas perdió ante Andrés Manuel López Obrador a quien acusó de no ser postulable por no tener la residencia mínima y lo acusó de usar una “maniobra leguleya” para hacerse de la candidatura.

También tiene un paso por el sindicalismo: fue miembro del comité coordinador del Sindicato del Personal Académico de la UNAM.

Pablo Gómez ha sido diputado federal en cinco ocasiones, diputado local de la CDMX y senador en una. En la elección del pasado 6 de junio buscaba reelegirse como diputado, pero perdió ante Gabriel Quadri.

Una de sus iniciativas más polémicas fue la que presentó en 2010 como senador del PRD, con la que buscaba reformar el articulo 130 constitucional para derogar el inciso que prohíbe a los líderes religiosos asociarse con fines políticos y realizar proselitismo a favor o en contra de candidato, partido o asociación política, así como realizar reuniones públicas, actos del culto o de propaganda religiosa y publicaciones para oponerse a las leyes o a sus instituciones.

Pablo Gómez argumentó que la reforma buscaba “superar esa injusticia constitucional” para que los religiosos pudieran gozar plenamente de sus derechos. 

El político también es autor de los libros Democracia y Crisis Política en México, La Izquierda y la Derecha, México 1968: Disputa por la Presidencia y Lucha Parlamentaria, y, Los Gastos Secretos del Presidente.

La-Lista Síguenos en nuestras redes sociales