Síguenos

 

Realidades

Y, a todo esto, ¿cuál es el origen de la bandera del arcoíris de la comunidad LGTBQ+?

La bandera arcoíris ondea en como símbolo de los movimientos de orgullo y liberación de la comunidad LGTBQ+ en todo el mundo.

Sugerencia
Foto: Yannis Papanastasopoulos/Unsplash.com

Todos hemos visto alguna vez la bandera arcoíris, también conocida como bandera LGBT. Es un símbolo del orgullo de la comunidad lesbiana, gay, bisexual, transgénero y queer. Hoy es reconocida por el Congreso Internacional de Vexilología (ICV, por sus siglas en inglés), y ondea en todo el mundo durante los movimientos sociales como símbolo del orgullo y la lucha por los derechos de la comunidad LGBTQ+.

Esta es su historia:

Para Gilbert Baker todo comenzó en su adolescencia, con el aislamiento provocado por la burla y el abuso de sus compañeros de escuela, en Kansas. El día de su cumpleaños 19 (2 de junio de 1970) fue reclutado por el ejercito durante la guerra de Vietnam. Sus oficiales de mando lo trataban con desdén e crueles amenazas de violencia.

En lugar de ser dado de alto fue reasignado y colocado en San Francisco, como enfermero de guerra. Ahí conoció a su mentor y gran amigo: Harvey Milk, político estadounidense y el primer funcionario electo abiertamente homosexual en la historia de California, donde fue elegido miembro de la Junta de Supervisores de San Francisco.

En ese entonces, lo más cercano a un símbolo para el movimiento gay era el triángulo rosa. Pero representaba un capítulo oscuro en la historia de los derechos homosexuales. Adolph Hitler concibió el triángulo rosa durante la Segunda Guerra Mundial como un estigma impuesto a los homosexuales de la misma manera que se usó la Estrella de David contra los judíos. Funcionó como una herramienta de opresión nazi.

También lee: El festival del orgullo gay en Australia

Harvey creía que la comunidad necesitaba algo positivo, que celebrara el amor, y junto con el cineasta Artie Bressan Jr. empezaron a persuadir a Baker para crear un logo o un símbolo. Una imagen que les uniera, celebrara y representara. “El amanecer de la nueva conciencia y libertad gay”, decía Bressan.

Esa misma semana en el Winterlan Ballroom, una pista de patinaje y club de música en San Francisco, Baker tuvo la revelación: “todos estaban ahí: beatniks de North Beach y zoots del barrio, ciclistas aburridos vestidos de cuero negro, adolescentes besándose en la última fila. Había chicas vestidas como bailarinas de vientre, punks de cabello rosado, hippies de los suburbios, estrellas de cine tan hermosas que te dejaban estupefacto, chicos gay musculosos con bigotes perfectos, lesbianas rudas con jeans y hadas de todos los géneros con vestidos de segunda mano. Montamos la bola de espejos con LSD brillante y amamos el poder. El baile nos fusionaba, mágica y depurativamente. Todos estábamos en un remolino de color y luz. Era como un arcoíris”.

Un arcoíris. Entonces supo exactamente la bandera que iba a crear. Fue una decisión consciente, natural y necesaria. El arcoíris desde la historia más antigua registrada es un símbolo de esperanza. Sería la alternativa moderna al triángulo rosa.

Publicidad

También lee: Ellie Goldstein en ELLE: ¿atisbos de un adiós a los prejuicios en la industria de la moda?

El diseño de Baker tenía 8 tiras de color rosa (sexualidad), rojo (vida), naranja (sanación), amarillo (sol), verde (naturaleza), azul (arte), índigo (armonía y violeta (espíritu).

El 24 de junio de 1978, Gilbert, les artistas James McNamara y Lynn Segerblom, y un grupo de alrededor de 30 voluntarios, tomaron sus máquinas de coser, planchas y burros de planchar, y se dieron a la tarea de crear las banderas que utilizarían en marcha del día siguiente.

La bandera arcoíris ondeó por primera vez el 25 de junio de 1978 en el Castro District de San Francisco.

Esta liberación vino a un doloroso costo. El 27 de noviembre de 1978, en un brutal acto de violencia contra los homosexuales, Harvey Milk y el alcalde George Moscone fueron asesinados. Las balas estaban destinadas para Harvey, para silenciarlo, a él y a toda la comunidad.

Para demostrar la fuerza y ​​la solidaridad de la comunidad después de la tragedia, el Comité del Desfile del Orgullo de 1979 decidió usar la bandera de Baker. Eliminaron la franja índigo para poder dividir los colores de manera uniforme a lo largo de la ruta del desfile: tres colores en un lado de la calle y tres en el otro. Poco después los seis colores se incorporaron en una versión de seis rayas que se popularizó, esta es la que conocemos hoy en día.

Hoy representa el orgullo, la lucha y la diversidad. Es el tejido que ayudó a empoderar una comunidad.

“La ames o la odies, es rica en su historia. Esta bandera no tiene reglas. Ningún protocolo gobierna su despliegue. Es de la comunidad, para hacerla suya”.-Gilbert Baker (2007)

Fuentes:

Publicidad

Queer X Design: 50 Years of Signs, Symbols, Banners, Logos, and Graphic Art of LGBTQ Andy Campbell, Running Press (2019)
Pride Flyin’ Flag, Gilbert Baker (2007) MetroWeekly
Archivo del MoMa (Museum of Modern Art, NY) Departamento de arquitectura y diseño
Vexed by Rainbows Paul Zomcheck (1986) Bay Area Reporte
The Alyson Almanac (1989) Alyson Books

También puedes leer

Género

Brian Huseman explicó que "When Harry Became Sally: Responding to the Transgender Moment" enmarca la identidad LGBTQ+ como una enfermedad mental.

Cultura

Poeta y pionero de la contracultura, quien fue a juicio por publicar ‘Aullido’ de Allen Ginsberg, se convirtió en un icono querido de San...

Actualidad

En 76 páginas, los autores del libro hecho en México dan claridad sobre términos como identidad sexual y de género, sexo biológico, personas lesbianas...

Multimedia

Conoce Ariel Hernández Serrano, la artista que canta, no sólo para rescatar los idiomas originarios, sino también para inspirar a la comunidad trans.

Publicidad