Nuevo asesor del papa dice que el Covid exacerba el riesgo climático ‘existencial’
Foto: Jcomp/Freepik.com

El nuevo asesor científico del papa Francisco dijo que la pandemia de coronavirus ha obligado a los líderes mundiales a enfrentar el “riesgo existencial” de la crisis climática.

El profesor Ottmar Edenhofer dijo que los países ricos ahora tienen el deber moral de compensar a los países pobres que ya sufren los impactos.

Edenhofer, director del instituto de investigación climática MCC en Berlín y del Instituto Potsdam para la Investigación del Impacto Climático, fue designado para brindar asesoramiento científico a la agencia del Vaticano que se centra en la justicia para los refugiados, los pobres y los sin país.

También lee: La pandemia obligará a mirar temas urgentes como el cambio climático, afirma Ebrard

Su nombramiento sigue a la declaración de emergencia climática del papa Francisco en 2019 en la que dijo que no actuar sería un “acto brutal de injusticia” hacia los pobres y las generaciones futuras. Edenhofer le dijo a The Guardian que esperaba que su aporte ayude a impulsar la acción de los gobiernos.

“Los fenómenos meteorológicos extremos provocados por la desestabilización de nuestro clima impulsan movimientos migratorios en todo el mundo”, dijo. “Las sequías pueden hacer que los conflictos latentes estallen violentamente, y las malas cosechas pueden hacer subir los precios de los alimentos. Desafortunadamente, si el planeta continúa calentándose, es probable que la migración y los conflictos aumenten aún más.

“La cuestión del clima es fundamentalmente también una cuestión de justicia. Por lo tanto, es un gran honor y una gran responsabilidad brindar asesoramiento científico a la Santa Sede sobre estos importantes temas”.

Cuando se le preguntó cómo se podría persuadir a los negadores del clima, como Donald Trump y el brasileño Jair Bolsonaro, para que cambien, Edenhofer dijo: “Creo que es imposible convencer a Donald Trump. Pero otros líderes como Joe Biden, y también líderes de China están convencidos. China es plenamente consciente de que sufrirá los impactos del cambio climático en el suministro de agua, lo que provocará enormes problemas.

También lee: El miedo al ‘Apocalipsis’ climático hace que las personas dejen de tener hijos: estudio

“Proteger a los ciudadanos es una de las principales obras de los gobiernos y los gobiernos no pueden ignorar los riesgos existenciales. Gracias al Covid, los líderes internacionales son más conscientes de los riesgos de ‘cola gruesa’, los de baja probabilidad, pero con el potencial de causar grandes daños. Y en los países pobres, el impacto del cambio climático no es una posibilidad en el futuro, sino que se siente hoy”.

Edenhofer dijo que el severo mensaje del papa sobre la crisis era importante no solo para los católicos romanos, sino también para los cristianos evangélicos.

“No podemos subestimar que el papa básicamente habla por 1,300 millones de personas. Incluso diría que el mensaje que el papa envía al mundo también es importante para los cristianos evangélicos, que hasta ahora tienen un gran problema para reconocer el cambio climático como un tema importante. Porque la mayoría de ellos ven esto como una especie de agenda de izquierda de Europa occidental. El papa deja muy claro que esto no es una cuestión partidista, sino algo que es importante para todo el mundo.

“Estoy muy feliz de que el papa y la Iglesia católica como actor global hayan asumido la responsabilidad de ocuparse de este tema. La Iglesia representa a un pueblo socialmente conservador y es importante que la iglesia pueda hablar con estas personas”.

El economista, que se desempeñó como copresidente del grupo de trabajo del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático de la ONU sobre mitigación de 2008 a 2015, también ha trabajado con el cardenal Peter Turkson de Ghana, el hombre detrás del llamado radical a la acción sobre el cambio climático.

Su papel, dijo, era actualizar al Vaticano sobre los impactos científicos de tales cambios en el desarrollo humano.

“La justicia y la paz para la migración siempre fue un tema de la Iglesia católica. Pero ahora, el cuidado de los bienes comunes mundiales, incluidas las leyes de biodiversidad, el cambio climático, la degradación de la tierra, son una parte integral del desarrollo humano y veo esto como un paso muy, muy importante”.

También lee: La-Lista de: los países pioneros de un futuro verde

Entre los temas de discusión papal, dijo, estarán los refugiados climáticos y la compensación para los países más pobres de los países más ricos más responsables de las emisiones tóxicas.

“Ellos [los países más ricos] tienen la obligación moral de reducir las emisiones y lograr la neutralización del carbono y, al mismo tiempo, deben compensar a las personas de los países en desarrollo por los daños climáticos. No hay ninguna duda sobre esto “.

Se espera que el Vaticano, que según Edenhofer fue responsable de persuadir a Polonia para que firmara el acuerdo climático de París, desempeñe un papel importante en la cumbre climática de Glasgow a finales de este año.