Ucrania sigue liberando territorio en el este y el sur del país, indicó el presidente ucraniano Volodímir Zelenski, mientras los mapas del Ministerio de Defensa ruso parecían mostrar la rápida retirada de su ejército de invasión.

En el video informativo diario del ministerio no se mencionó ninguna retirada, sin embargo, en los mapas utilizados para mostrar la ubicación de los presuntos ataques rusos, el área sombreada que designa el control militar ruso era más pequeña que la del día anterior.

Los mapas incluidos en el informe militar diario del martes mostraron que el ejército ruso ya no controlaba el pueblo de Dudchany, en la orilla oeste del río Dniéper, donde las fuerzas ucranianas han estado presionando para recuperar el territorio que tomaron al comienzo de la ofensiva de Moscú.

En la región nororiental de Kharkiv, donde comenzó la serie de victorias de Kiev en el campo de batalla a principios de septiembre, los mapas del Ministerio de Defensa ruso mostraron que sus fuerzas habían abandonado las posiciones ubicadas en la orilla oeste del río Oskil.

En su discurso nocturno del martes, Zelenski comentó que el ejército de Ucrania estaba haciendo “progresos bastante rápidos y poderosos”, y añadió que las fuerzas de Kiev habían retomado “docenas” de asentamientos en las cuatro regiones que Rusia supuestamente anexionó la semana pasada.

“Nuestros soldados no se detienen. Y solo es cuestión de tiempo antes de que expulsemos al ocupante de todo nuestro territorio”, expresó.

Los funcionarios occidentales indicaron el martes que Ucrania estaba dictando el ritmo operativo en el campo de batalla y expresaron sus dudas sobre si Rusia tenía la ambición o la capacidad de retomar la ofensiva.

“Los comandantes ucranianos que se encuentran en el sur y en el este le están creando problemas a la cadena de mando rusa con mayor rapidez de la que los rusos pueden responder eficazmente”, dijeron los funcionarios en una sesión informativa.

Señalaron que no habían observado indicios de ninguna actividad inusual en relación con el arsenal nuclear de Moscú desde que Vladimir Putin pronunció las últimas amenazas nucleares, destacando que el vocero del Kremlin, Dmitry Peskov, había rechazado las peticiones del líder checheno Ramzan Kadyrov de utilizar tales armas, argumentando que no era correcto recurrir a las emociones.

Moscú y sus propagandistas se han visto obligados a esforzarse por explicar el motivo por el que las fuerzas rusas se están retirando de las zonas que “anexionaron” la semana pasada en una ostentosa ceremonia en el Kremlin, que fue rechazada por la comunidad internacional.

Zelenski y las autoridades de Ucrania han confirmado algunos avances limitados, aunque imprevistos, en su frente del sur de Kherson, el cual los rusos se han esforzado por fortificar debido a Crimea, así como en la estratégica ciudad ferroviaria de Lyman, ubicada en la región de Donetsk, el sábado.

No obstante, Kiev se ha mostrado moderado en la publicación de los avances, con frecuencia confirmando la recuperación de asentamientos varios días después de que los soldados ucranianos compartan videos e imágenes desde un lugar determinado.

“Hay nuevos asentamientos liberados en varias regiones”, indicó Zelenski en su discurso nocturno del lunes, sin especificar en qué lugares, y señalando que continuaban los intensos combates.

Banderas ucranianas izadas en territorios ‘anexionados’ por Rusia, video

El viceministro del Interior de Ucrania, Yevhen Enin, informó el martes que las fuerzas ucranianas habían recuperado 50 pueblos y localidades en Kherson, sin especificar la fecha.

Las autoridades instaladas por Rusia en Kherson admitieron que las fuerzas ucranianas controlan varios asentamientos ubicados más al sur que Ucrania no ha anunciado de manera oficial. De confirmarse, significaría que Ucrania avanzó 40 km en un día.

“Hay un asentamiento llamado Dudchany… es en esta zona donde hay un gran avance y hay asentamientos que han tomado las tropas ucranianas”, explicó Vladimir Saldo, el jefe de la región ucraniana de Kherson instalado por Rusia, en la televisión estatal, según informó la agencia de noticias Reuters.

Los mapas no verificables del frente que se encuentra en la región de Kherson, compartidos por blogueros sobre cuestiones militares nacionalistas rusos en la tarde del martes, también parecieron mostrar que Ucrania había desplazado aún más las líneas de batalla.

Igor Konashenkov, un vocero del Ministerio de Defensa ruso, señaló que las fuerzas ucranianas habían “abierto una profunda brecha” en el sur de Zolota Balka, donde se encontraba el anterior frente.

Konashenkov indicó que las tropas rusas se habían trasladado a una “línea defensiva previamente preparada”, en lo que pareció ser el reconocimiento de que la contraofensiva ucraniana en el sur está ganando ritmo de forma drástica, dos meses después de su inicio.

“(Bajo) la amenaza del envolvimiento físico del grupo ruso de los pueblos de Dudchany y Davydiv Brid, se tomó la decisión de retirar al contingente de las fuerzas armadas rusas a una nueva línea defensiva”, escribió Rybar, un destacado bloguero de temas militares ruso, en la tarde del martes. También afirmó que las fuerzas rusas se habían retirado de otros seis asentamientos.

El principal periódico de Ucrania, Ukrainska Pravda, indicó que había revisado fotos y videos que confirmaban que las tropas ucranianas tenían el control de tres de esos pueblos. Un soldado perteneciente a la 35ª brigada separada de marines publicó un video en el que izaba una bandera ucraniana sobre lo que, según dijo él, era el pueblo de Davydiv Brid.

Las continuas victorias de Ucrania son devastadoras para Rusia, país que aún se tambalea debido a la pérdida casi total de la región de Kharkiv, donde sus fuerzas ocuparon exitosamente la mitad en febrero. Las fuerzas ucranianas lograron recuperar la zona en una ofensiva relámpago que duró cinco días y comenzó a principios de septiembre.

Después del discurso de Putin del viernes, la cámara alta del parlamento votó para aprobar la incorporación de las cuatro regiones a Rusia. Sin embargo, el país no controla por completo ninguna de las nuevas regiones que ha reclamado. Peskov señaló el lunes que “seguirá consultando con las personas que viven en esas regiones” la cuestión de las nuevas fronteras autoproclamadas por Rusia.

La jefa de la cadena propagandística rusa RT, Margerita Simonyan, argumentó en el canal Russian TV que se debería reemplazar el comando militar.

“La cobardía, el abandono voluntario de posiciones estratégicas sin coordinación con el comando superior, el colapso del comando y control de las tropas, la falta de acción del poder”, comentó, enumerando los fracasos del ejército.

Zelenski advirtió al Kremlin, antes de la “anexión” de las cuatro regiones por parte de Rusia, que al hacerlo las negociaciones resultarían imposibles. El martes, Zelenski formalizó sus comentarios en un decreto que establece que Ucrania no negociará con el actual presidente ruso.

El servicio de inteligencia de Ucrania dice que los triunfos del país en el este y el sur se deben a una mezcla de tácticas, armas occidentales e información sobre los movimientos rusos.

“El sistema de comando fue destruido mediante nuestros ataques; no sabían qué hacer”, señaló Vadym Skibitsky, subdirector de inteligencia militar de Ucrania, respecto a la caótica retirada de Rusia en la región de Kharkiv. “En segundo lugar, eran tropas que ya habían luchado en varios frentes y a las que se les había prometido rotación… la moral era baja”.

Los funcionarios occidentales comentaron que la ciudad de Nova Kakhovka era “un reto crítico para la viabilidad de las tropas rusas en Kherson”. Nova Kakhovka se encuentra a unos 48 kilómetros del lugar al que han llegado las tropas ucranianas más avanzadas, según indicaron los funcionarios instalados por Rusia.

La ciudad cuenta con un importante puente carretero, una central eléctrica y una presa, así como con un canal que suministra agua dulce a Crimea, por lo que los oficiales militares occidentales la consideran el centro de un nexo de comunicaciones.

“Si puedes controlar esa zona, te permite una ventaja militar mucho más grande, poniendo en riesgo zonas del área de Kherson y Crimea”.

Los funcionarios occidentales destacaron los progresos que las fuerzas ucranianas están realizando en el sur a lo largo del río Dniéper, con el inicio de la creación de un foco potencialmente mortal que contiene 20 mil tropas rusas atrapadas estacionadas en el lado oeste del río.

No obstante, advirtieron que, a medida que las fuerzas ucranianas avanzaran hacia el sur a lo largo del río, podrían correr el riesgo de ser atacadas con fuego de artillería por parte de las fuerzas rusas desde su lado oriental y que probablemente se enfrentarían a una batalla, ya que los rusos son políticamente incapaces de sancionar la retirada.

“No será un ataque fácil a través de un territorio sin restricciones. Creemos que es poco probable que los dirigentes rusos puedan sancionar una retirada total de Kherson por razones políticas”, dijeron los funcionarios.

Ucrania sigue liberando territorio en el este y el sur, dice Zelenski - qatar-2022