¿Qué es una relación tóxica y cómo identificar si estás en una?
Ilustración: María José Vázquez / La-Lista

 ¿Cómo sabes si mantienes una relación de pareja sana y plena o si estás en una relación de violencia que puedes considerar “normal”?

La violencia no solamente son golpes, eso sólo es una forma de violencia. Los celos, los insultos, los comentarios que minimizan tus puntos de vista o los de tus amigas y familia también son violencia. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que una de cada tres mujeres ha vivido violencia física y sexual, y la mayor parte de las veces el agresor es la pareja. 

A nivel mundial, hasta el 38% de los asesinatos de mujeres son cometidos por su pareja, según la misma organización, que recalca que durante el confinamiento por la pandemia de Covid-19, aumentó la exposición de las mujeres a parejas con comportamientos abusivos.

De ahí la importancia de identificar cuando se está dentro de una relación tóxica y violenta.

¿Qué es una relación de pareja tóxica? 

La psicóloga Gabriela Furukawa Jensen, quien se dedica a explorar temas de familia, pareja y crianza, define como relación “tóxica”, todo aquel espacio en el que una persona no se siente libre, es una relación en la que ninguna de las partes logra crecer como persona.

En ellas, explica, puede haber actos de violencia tan obvios como gritos, golpes y agresiones físicas, así como agresiones más sutiles, como celos excesivos, envidias o dependencia emocional. 

La OMS define la violencia en las relaciones como los comportamientos de la pareja o expareja que causan daño físico, sexual o psicológico, incluidas la agresión física, la coacción sexual, el maltrato psicológico y las conductas de control”. 

“Hay algunas (relaciones) en donde (la violencia) va incrementando, donde empieza con un grito, después con groserías y luego ya con una amenaza (…) Viene mucho de lo que vienes viviendo a lo largo de tu vida. Si a ti te enseñan o creciste en una casa donde la violencia era un punto en común, donde se peleaban y se decían groserías, donde se enojaban y se pegaban o se aventaban cosas, para ti es una normalidad”, explica Furukawa en entrevista con La-Lista. 

La psicóloga, enfocada en terapias de ayuda a adolescentes y adultos, también se está especializando en Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA).

¿Cómo identificar que estoy en una relación tóxica? 

Identificar que se está viviendo dentro de una relación tóxica puede no ser tan simple, por lo que Gabriela Furukawa recomienda tomar en cuenta los siguientes puntos para identificar si se está dentro de una relación violenta. 

1.- Tu pareja te exige que siempre estés de acuerdo con sus ideas. Una relación tóxica te lleva a creer que tienes que estar de acuerdo en todo con tu pareja. Es una relación en donde lo que yo opino, si mi pareja no está de acuerdo, entonces yo soy la que está mal o viceversa. Estar en desacuerdo no implica que no quieras a tu pareja o que se tenga que faltar al respeto. 

2.- Te sientes poco valiosa. Si estás en una relación donde te sientes inútil, donde sientes que no sirves para más o que eres muy afortunado de tener a esta persona junto a ti porque nadie más te aguantaría. Esos pensamientos, aunque no los digas o aunque no te los digan, implican que estás en una relación donde hay banderas rojas. 

3.- Sientes inseguridad. Una relación tóxica también es donde te sientes inseguro, donde puedes pensar que tu pareja está haciendo algo más, no sabes si va a llegar de malas, o si va a haber una discusión muy fuerte. 

4.- Sientes que eres invisible. Te sientes invisible y que ningún esfuerzo ni nada de lo que hagas es suficiente y tú tienes la culpa de todo, o donde cualquier cosa que pase en la relación, en la casa, con el dinero, con los hijos, etc, es tu culpa. 

5.- Hay celos excesivos que superan los límites de la privacidad. Ya que te casas o vives con una persona y tienes una relación donde comparten absolutamente todo. Tu celular, tu computadora, tu coche y el baño son los únicos lugares privados que tienes, y muchas personas invaden esta parte, obviamente cuando hay inseguridad y cuando hay desconfianza. 

6.- Retoman constantemente errores del pasado. Cuando estás constantemente echando en cara los errores del pasado y estás en constante regreso a lo que hizo con otras parejas o errores, es algo tóxico. 

7.- Compiten entre sí. La parte de competir también es muy común y se ve mucho en las parejas en donde los dos trabajan. Es la necesidad de competir y decir “yo doy más, quién es más valioso”. 

8.- No son responsables de sus sentimientos. Las parejas tóxicas no son responsables de la tristeza, del estrés, del enojo. Y entonces suelen decir “por tu culpa yo vivo estresado, por tu culpa yo vivo enojado”. 

9.- Sientes cansancio de la relación.Cuando estás desmotivado, cuando ya no quieres comunicarte o luchar y mejorar, es una alerta de que algo no está bien. 

La experta indica que en la violencia dentro de las relaciones, un punto importante es el saber aprender a poner límites. 

“Hay gente que lo amenazaste una vez y ahí se acaba la relación y hay gente que dice ‘va a cambiar, estamos trabajando, nos vamos a casar y va a llegar el hijo y va a cambiar las cosas’ y no es así”, recalca.

¿Qué es una relación tóxica y cómo identificar si estás en una? - relaciones-tóxicas
Las relaciones tóxicas conllevan distintos niveles de violencia. Foto: Vera Arsic en Pexels.

Signos de que tu relación es sana 

Por el contrario, cuando se está dentro de una relación sana, las personas que están dentro de dicha relación pueden sentir paz y tranquilidad, además de libertad. 

En una relación sana no se busca “responsabilizar al otro de la felicidad, es decir, que yo sumo y mi pareja me suma a mi felicidad, pero no depende del todo mi felicidad” de lo que haga la otra persona. 

Además, hay respeto y valor entre las partes, porque se reconoce quién eres, lo que aportas a la relación, y existe un apoyo emocional en pareja. 

¿Una relación tóxica puede convertirse en una sana?

Según la experta, salir de una relación tóxica y convertirla en una sana es posible, siempre y cuando sea aceptado por ambas partes y se trabaje en terapia individual y de pareja. En este punto también influye el nivel de violencia al que ha llegado la pareja en su relación.

“Un trabajo individual y proceso individual de terapia te ayuda a ser mucho más consciente de lo que te ha llevado a ser así y te puede empujar a mejorar tu relación”, explica Furukawa Jensen, aunque recalca que muchas veces el proceso se complica porque las personas encuentran ciertos beneficios dentro de una relación tóxica que impiden que salgan de ella. 

“Los que viven con alcohólicos o alcohólicas, dicen ‘sí es muy agresivo cuando está alcoholizado, pero ya que está sobrio es un amor y me llega con flores y regalos y me pide perdón’. Entonces, ¿qué haces? te mantienes por ese beneficio”. 

¿Cómo dejar una relación tóxica?

Si una persona se encuentra viviendo en una relación tóxica en la que su integridad y seguridad está en peligro, se debe tomar en cuenta lo siguiente para salir de ella. 

  • Identificar los riesgos, como posibles agresiones físicas, para poder anticipar la situación y buscar apoyo de familiares y amigos que estén al pendiente de la seguridad de la persona que decide dejar la relación. 
  • Dejar constancia de las agresiones, es decir, acudir a las instancias correspondientes a dejar registro de que ha existido una agresión o amenaza en el pasado. 

“A veces por la intensidad de cómo se viven las relaciones y por dejarla de la misma forma, se toman decisiones sin el cuidado de lo que puede venir y una anticipación de una o dos semanas, puede salvarte incluso la vida”, recalca la psicóloga.