La ministra presidenta de la SCJN rompe el más duro de los techos de cristal

La ministra Norma Lucía Piña Hernández rompió el más duro de los techos de cristal en el Poder Judicial al haber sido elegida como la primera mujer presidenta de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y el Consejo de la Judicatura Federal.

A los pocos minutos de que rindió protesta, líderes de todas las fuerza políticas celebraron que su designación por mayoría del pleno de la SCJN, los representantes de los órganos autónomos, el Instituto Nacional de las Mujeres, feministas, mujeres y hombres juristas. Pero, como ella dijo en su discurso inaugural, su elección se dio en medio de un competido proceso en donde cinco ministras y ministros aspiraban al cargo y al final, Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena y ella quedaron en la recta final en una cerrada tercera ronda de votación.

“Reconozco la importantísima determinación de la mayoría de ese Tribunal pleno de romper lo que parecía un inaccesible echo de cristal“, expresó la ministra en su primer discurso. “Agradezco a las que siempre han creído, a las que no se han cansado de intentar cambios que poco a poco arrinconan nuestra cultural patriarcal“.

La otra ministra que contendía por el cargo, Yasmín Esquivel Mossa, se vio envuelta en la polémica por una denuncia de plagio de sus tesis de licenciatura, publicada hace más de 30 años y del que la UNAM no dejó duda apenas dos días de la elección. También era considerada una ministra cercana al presidente Andrés Manuel López Obrador, pero en lugar de sumar votos, se quedó con uno solo en la segunda ronda.

La ministra Norma Lucía Piña Hernández llegó al pleno de la SCJN en 2015, propuesta por el presidente Enrique Peña Nieto y ratificada por el Senado. En un análisis hecho por el diario Reforma, es la que menos votos -tres de 18- a favor de políticas del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha tenido. Es decir, es la que más ha diferido con las leyes y reformas que han sido impugnadas ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, por lo que su llegada representa una señal de independencia del Poder Judicial de los demás poderes.

“Los ministros hicieron valer su libertad para votar por quienes ellos consideraron el mejor perfil. Es un mensaje hacia la autonomía, hacia la independencia de la SCJN y creemos que es una buena decisión hacia el futuro del Poder Judicial”, comentó en entrevista para La-Lista Juan Jesús Garza Onofre, investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM.

La llegada de la Norma Lucía Piña Aguilar a la presidencia de la SCJN fue calificada como un hecho histórico.

Garza Onofre expresó que Norma Piña no es cualquier ministra, sino una que ha sido una defensora de los derechos sexuales y reproductivos y destacó que este es un momento coyuntural e histórico para las mujeres y “la Corte no puede permanecer ajena”.

“Es uno de los más duros techos de cristal que hay en México”, comentó en entrevista Javier Martín Reyes, también investigador del IIJ de la UNAM, quien señaló que ganó una de las ministras que mayor independencia había mostrado del presidente, lo cual sustentó con el sentido de sus proyectos de sentencia y en cada voto que emitió.

“No llega cualquier ministra, llega una particularmente independiente, técnicamente es muy sólida”, afirmó.

La independencia del Poder Judicial

La votación de los y las integrantes del pleno de la SCJN reflejan también un Poder Judicial independiente del presidente AMLO, ya que el segundo lugar de la cerrada votación fue ocupado por ministro Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, quien fue blanco de duras críticas y comentarios en contra por parte del presidente en los últimos días.

“El hecho de que el candidato más criticado por el presidente López Obrador haya quedado en un segundo lugar, indiscutiblemente es una señal que abona a este mensaje de independencia que termina dando la SCJN”, dijo el jurista Javier Martín Reyes.

Entre los retos que enfrenta ministra Piña, junto con los integrantes del pleno, están las impugnaciones a las reformas impulsadas por el gobierno del presidente AMLO, tales como la militarización en la que se juega el carácter civil del Estado mexicano, a la reforma electoral, que considera profundamente regresiva, y prevé además un cierre de sexenio donde el presidente ya no va a buscar las reformas constitucionales porque ya no cuenta con suficientes votos en el Congreso para aprobarlas, como se demostró en el 2022 con la reforma eléctrica.

“La SCJN va a vivir dos años muy intensos con un gobierno de cierre que va a intentar que la 4T sea irreversible y el reto que tiene la presidente Piña y el resto de los ministros será enorme”, dijo Javier Martín Reyes.

¿Adiós al protagonismo?

Uno de los retos que tendrá la nueva ministra presidenta será el de impulsar la colegialidad y hacer a un lado la idea de protagonismo por el que señalaron a su antecesor, el ministro Arturo Zaldívar, quien ofrecía conferencias de prensa mensuales, abrió una cuenta y grabó videos en la plataforma de TikTok, financió y promovió la grabación de la serie Caníbal, sobre un feminicida serial con el fin de sensibilizar a la población sobre la impunidad en los casos de feminicidios.

“A nadie le gusta un árbitro que destaque, que llame la atención que se robe el juego de futbol. Zaldívar fue un poco eso, señaló Garza Onofre. “Zaldívar hablaba de Zaldívar, él impulsó la reforma judicial, armó tiktoks, hablaba de Bob Dylan como de Silvio Rodríguez…”

Garza Onofre señaló que Norma Piña va a trabajar por recomponer el ambiente “en tiempos de polarización y de populismo” y es “una mano izquierda, con mucho más posibilidad de entablar un diálogo, no colaboracionista como cadena de transmisión ni tampoco totalmente ausente cuando se tiene que pronunciar”.

Combate a la corrupción, el acoso sexual y la de discriminación

Las impresiones que ha dejado la ministra son compatibles con el proyecto que presentó para competir por la presidencia de la SCJN. En el documento que presentó la ministra Norma Lucía Piña Hernández cuando externó su intención de contender por la presidencia de la Suprema Corte destacó el combate a la corrupción al interior del Consejo de la Judicatura Federal, reformar la carrera judicial y fortalecer unidades especializadas en temas de derechos humanos y medio ambiente.

Como parte del combate a la corrupción dijo que generará incentivos para impulsar las denuncias y fortalecerá los mecanismos para investigar los casos.

También propuso crear una unidad especial para apoyar a las personas con alguna discapacidad, para brindar herramientas a los operadores de justicia al resolver casos y llevar una comunicación más accesible para todas las personas, así como espacios laborales al interior del Poder Judicial para este sector de la población.

Piña Hernández planteó fortalecer la Unidad de Género para resolver casos sobre el tema y también mejorar los mecanismos de denuncia por acoso sexual al interior del Poder Judicial Federal.

El 2 de enero de 2023 se escribió un nuevo hecho en la historia de la lucha de las mujeres y en la ministra Norma Lucía Piña, como lo reflejó con estas palabras: “Me siento acompañada, respaldada, acuerpada por todas ellas, por todas nosotras, me siento fuerte porque sé que estamos todas aquí. Nos colocamos por primera vez al centro de la herradura de este tribunal pleno demostrando y demostrándonos que sí pudimos.”