Reapertura de gimnasios: ¿Es momento o aún es demasiado pronto?
Desde el Rincón
Reapertura de gimnasios: ¿Es momento o aún es demasiado pronto?
Foto: Victor Freitas / Pexels.

Muchos son los sectores e industrias afectadas por la pandemia, ya hemos hablado de eso en columnas y notas previas, tales como el cine, la cultura del entretenimiento (y particularmente la de eventos en vivo), el turismo… Y un negocio que me gustaría abordar, por su impacto en la salud y en la economía, es el de los gimnasios.

Con más de 12,500 clubes o gimnasios, que concentran alrededor de cinco millones de usuarios y dan trabajo a unas 500,000 personas en la industria, el mercado del fitness antes de la emergencia sanitaria generaba ventas en México por 1,800 millones de dólares y mostraba un crecimiento sostenido de 20% durante los últimos cinco años.

Hoy el cierre indefinido de estos espacios ya provocó que, hasta agosto, cerca de 30% clausuren de manera definitiva sus actividades, de acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de Gimnasios y Clubes (Amegyc). Hace unos días publicamos una entrevista con Nelson Vargas que da cuenta de eso, pues esta situación lo obligó a bajar la cortina en 2 de las 18 sucursales de su cadena.

En términos de salud física y mental, estudios señalan que el ejercicio mejora el estado de ánimo y aumenta la felicidad de varias maneras, y que solo 10 minutos de esta actividad impulsan este bienestar, incluso agregan que se trata de medida preventiva para la depresión.

Y en un año como 2020, en el que hubo factores estresantes en todas partes, el Covid-19 fue una fuente dominante de ansiedad y preocupación para millones, elevando los niveles de estrés.

De acuerdo con el reporte “Para el estrés de 2020, el ejercicio puede ser el antídoto“, de la Asociación Internacional de Salud, Raquetas y Clubes Deportivos, las personas descubrieron que actividades como leer, cocinar y hacer ejercicio les dan una manera de afrontar un momento tan difícil en sus vidas. Y señala que el 68% de los estadounidenses que cancelaron su membresía al gimnasio debido a la pandemia dicen sentirse más estresados ahora que a principios de año.

De manera similar a como ocurre con el cine, los gimnasios y espacios para hacer ejercicio son catalogados como lugares de contagio; sin embargo, estudios como los de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) no han encontrado una asociación estadísticamente significativa entre un caso positivo de contagio del Covid-19 y la visita a un gimnasio.

A casi un mes de frenar sus actividades por el regreso al semáforo rojo en la Ciudad de México y Estado de México, el llamado de atención de los gimnasios a las autoridades es ser considerados una industria esencial y abordar una reapertura de sus unidades, así como una condonación del Impuesto Sobre la Nómina durante enero. Coincido en dos de esos tres pedidos.

Como usuario de gimnasio, valido que las medidas de protección y limpieza en las unidades se desplegó con acierto; los propios asistentes han sido respetuosos de los protocolos y cuidadosos de su propia salud, muy pocas veces estaban sin cubrebocas y limpiaban el equipo antes y después de su uso. Pero esto es sólo un caso.

Tocará a la industria mostrar las evidencias o pruebas de que la suspensión de sus operaciones puede tener efectos irreversibles para su continuación, pues aquellas que se encuentran en esa situación podrían obtener esa etiqueta y, por otro lado, la exención fiscal sería un alivio para estos negocios, sobre todo a los denominados de barrio, que ya bastante luchaban para mantenerse abiertos.

La reapertura puede ser gradual en la medida que la cifra de casos en la localidad así lo permita. No obstante, justo al momento de escribir estas líneas se dio a conocer que el país alcanzó un nuevo récord letal, reportando en 24 horas la suma de 22,339 contagios y 1,803 muertes. Y son Ciudad de México y el Estado de México las entidades con el mayor número de contagios activos.

En lo que va de 2021, la Secretaría de Salud ha reportado durante 12 ocasiones cifras de nuevos fallecimientos por arriba de los 1,000 decesos. Y en casi un mes, del 22 de diciembre del año pasado a este 21 de enero, la cifra de contagios casi se duplicó, al pasar de 12,511 a 22,339.

Mientras que las camas de hospitalización general habilitadas a nivel nacional para atender a pacientes con este padecimiento reportan un 61% de ocupación. Nueve entidades registran una ocupación superior al 70%; y de esas, seis están por arriba del 80%, con Ciudad de México y Estado de México como la primera y tercera con porcentajes más elevados (89 y 85%, respectivamente.

Hoy el #QuédateEnCasa es más que necesario.