Síguenos

 

Tácticas Parlamentarias

¿De qué lado mascará Baja California?

Fernando Dworak

En estas elecciones, las y los candidatos punteros tienen historias muy particulares que contar. ¿Qué desean transmitirnos? ¿Habrá continuidad? ¿Innovación? ¿O un retorno al pasado?

i
Foto: @Lupita Jones en Facebook

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Desde 1988, Baja California sigue una dinámica distinta al resto del país, cuando votó mayoritariamente por Cuauhtémoc Cárdenas para la presidencia de la República y al año siguiente eligió al primer gobierno de oposición. De 1989 hasta 2019, fue un bastión panista, con el PRI pisándole los talones, hasta el aplastante triunfo de Morena, que al parecer dejó a azules y tricolores en la ruina.

En estas elecciones, las y los candidatos punteros tienen historias muy particulares que contar. ¿Qué desean transmitirnos? ¿Habrá continuidad? ¿Innovación? ¿O un retorno al pasado? Veamos qué nos dicen quienes encabezan las encuestas.

Marina del Pilar Ávila Olmeda (Juntos Hacemos Historia)

La carrera política de la candidata ha sido tan breve como meteórica. En 2018 fue electa diputada federal y en 2019 presidenta municipal de Mexicali. En ambas tiene licencia para buscar el gobierno del estado. ¿Cómo ha comunicado en estos tres años? Veamos un spot de su segunda campaña:

Mientras la mayoría de los candidatos de Morena buscan apegarse lo más posible a los discursos y mitologías del partido, Marina del Pilar parte de la bandera del combate a la corrupción, para presentar un mensaje propio: el rescate y la reactivación económica del centro histórico de Mexicali. Tampoco se presenta como una política acartonada o que habla en jerga partidista. El siguiente spot es parte de una serie que habla sobre sus resultados:

En lugar de hacer spot acartonados, orientados a promover a la persona de cara a su siguiente puesto, habla un hombre que usa las expresiones locales, se viste de azul en lugar de guinda, y valida con admiración el trabajo de la presidenta municipal. Vale mucho la pena buscar el resto de esta campaña: no cabe duda que esta morra sí comunica. Veamos algo reciente:

Aunque es un ejemplo claro de narrativa de arranque de campaña, y esta vez la candidata viste de guinda, hay varios elementos que vale la pena resaltar. Primero, habla del ideario por el que se convenció de entrar a la política, refiriéndose al presidente como “ya saben quién”: está evocando el ambiente de 2018 y lo que representaba en el imaginario colectivo de una manera coloquial. Segundo, reduce a, literalmente, pantallazos de celular todas esas aburridas fotos de trabajo previo. Finalmente, dedica una parte a hablar de sus resultados, preparando la continuidad del partido en el gobierno. Además, su lenguaje corporal es impecable.

Lupita Jones (Va por México)

Definitivamente no coincido con quienes pretenden desacreditar a piori a las y los candidatos que vienen de la farándula: podría haber personas con vocación política. Sin embargo, también reconozco que ha sido una táctica común de partidos de nueva creación para conservar el registro. ¿Cómo se podría entender esto para la campaña de Baja California? ¿Reposicionamiento, o ausencia total de cuadros competitivos? Para hacernos de una opinión preliminar, va un spot de Lupita Jones:

A favor del spot, la candidata domina muy bien el lenguaje corporal y definitivamente tiene presencia. En contra: no queda claro si está promoviendo a Baja California, o si busca llamar al voto. El guion es convencional y lleno de lugares comunes como “soñar en grande”, “unidad” y “proyecto muy superior”. El producto final está bien hecho, pero demasiado ortodoxo ante las estrategias de comunicación de Marina del Pilar. ¿Remontará?

Jorge Hank Rhon (PES 2.0)

Para bien o para mal, Jorge Hank es uno de los personajes públicos más controvertidos y folclóricos de las últimas décadas. El empresario y político fue presidente municipal de Tijuana en 2004 y casi gana la gubernatura en 2007. En sus buenos tiempos, el único adjetivo que no se le podía poner a su comunicación política era “aburrida”. Aunque no se encontraron spot de su primera campaña, va un segmento que se rescató en 2007, como mensaje negativo. Se recomienda discreción.

Para 2007, había moderado un poco sus expresiones, aunque sus mensajes no dejaron de ser polémicos y, a su manera, entretenidos:

Sin embargo, es posible que su propaganda de contraste haya sido más entretenida, y no menos verificable. Lamentablemente, ese año se estaba cocinando a nivel federal una reforma que proscribiría las campañas negativas. El resultado: partidos sumidos en una zona de confort tal, que colapsaron en 2018 ante el mejor comunicador: López Obrador. Pero como diría Michael Ende, esa es otra historia que deberá ser contada en otra ocasión.

Te puede interesar: ¿Qué comunican los candidatos independientes?

Pero volviendo al spot de 2007, es de verdad irónico pensar que el político y empresario es hoy postulado por un partido provida y defensor de la familia tradicional. Lo cual nos lleva a:

¿Será que el cambio de extremo político trajo como consecuencia a un Hank deslactosado? ¿Descubrirá Lupita Jones su vena política a tiempo? ¿Bastará la excelente comunicación de Marina del Pilar para ganar la gubernatura? Esto y más, lo descubriremos en junio.

También te puede interesar

México

El presidente acusó la menor llegada de vacunas desde la última semana de mayo como la causa en el descenso del ritmo de vacunación.

2021

En la elección del 6 de junio, al menos tres candidatos sin registro habrían ganado en las urnas, aunque eso no se vaya a...

Opinión

Cinco estados en México no conocen la alternancia política, pero con las elecciones del 6 de junio esto cambió

México

Las organizaciones de observadores electorales señalaron que la presencia del crimen en los comicios alcanzaría casi un tercio del territorio nacional.

Publicidad