Síguenos

 

Carlos Celis
HÍBRIDO

Un espacio libre de Luis Miguel

Carlos Celis

Hoy no vengo a hablarles del cantante de pop ni de la serie de Netflix. Mejor hablemos de cuánto dinero estamos dispuestos a regalar en publicidad gratuita.

i
LUIS MIGUEL LA SERIE SEGUNDA TEMPORADA. Cr. CAMILA JURADO/NETFLIX © 2021

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Con el estreno de la segunda temporada de Luis Miguel: La serie, los mexicanos se han creído otra vez que es nuestro deber convertir a este programa en un fenómeno de masas, como tal vez lo fue en su primera temporada. Los medios nos disponemos a dedicarle varias notas y espacios, los usuarios de internet lo convierten en memes y en trending topic, mientras que el público se postra ante la pantalla cada domingo con la esperanza de encontrar un poco de sano entretenimiento, algo que no siempre se cumple.

Los medios de comunicación seguimos este juego con tal de obtener algún tipo de “exclusiva”, aunque sea una entrevista con algún actor secundario. Algo así sucedió también con Roma, la película de Alfonso Cuarón producida por Netflix, cuando hacíamos entrevistas hasta con el entrenador del perro que salía en algunas escenas. Yo creo que hubiéramos publicado una entrevista con el mismísimo perro si esto fuera posible. Es excesivo, y sí, francamente ridículo. Sobre todo porque para la mayoría de estos medios la anhelada exclusiva jamás llegará, y mientras tanto regalan millones en publicidad gratuita.

Tratando de hacer un cálculo muy superficial de lo que Netflix se gastaría en un solo día promoviendo la segunda temporada de la serie de Luis Miguel, o cualquier otra de sus telenovelas locales como ¿Quién mató a Sara? (la producción mexicana de Netflix más vista en el mundo, que ya le hace sombra a su producto estrella), me di a la tarea de consultar con varios medios de comunicación, agencias de marketing y algunos influencers cuáles son las tarifas que están manejando hoy en día para publicidad. 

Así nos enteramos que, por ejemplo, el anuncio de una plana completa en un periódico de circulación nacional puede costar entre 80 mil y 120 mil pesos, dependiendo del medio; mientras que el precio de una página en una revista o suplemento ronda los 60 mil. En los sitios de internet de estos medios un anuncio cuesta alrededor de 50 mil pesos, mientras que en sus redes sociales un post de Instagram, Twitter o Facebook puede empezar muy económico o rebasar los 100 mil pesos, cuando se trata de un paquete de varias menciones.

En lo que se refiere a los influencers en México (que son muy herméticos para hablar de tarifas), se sabe que aquellos que tienen más de 1 millón de seguidores pueden cobrar un promedio de 300 mil pesos por hacerle promoción a un producto en sus redes sociales. Pero ahora que las agencias de marketing se enfocan en los llamados micro-influencers, el costo de una campaña completa puede variar entre 12 mil y 65 mil pesos, aunque algunos de ellos cobran desde 15 mil pesos por un video de TikTok hasta 150 mil pesos por una story de Instagram.

También puedes leer: Los Oscar (no) esenciales

En otros tiempos, cuando se hablaba de una supuesta transparencia y ética profesional, se decía que las portadas de las revistas y otros medios impresos no estaban a la venta. Pero como hoy sabemos, ese nunca fue el caso. Lo que ha cambiado es que ahora se pueden comprar abiertamente si tienes el dinero necesario, así que por lo regular son marcas internacionales o grandes empresas las que pueden darse este lujo. Ahora imaginen lo que costaría cada portada de Diego Boneta en el papel de Luis Miguel, tomando en cuenta que en el interior se incluye un reportaje de seis páginas. Aunque claro, esto casi nunca es necesario porque los medios lo hacen gratis para obtener dicha exclusiva.

Algo similar ocurre con los trending topics de Twitter. Todos sabemos que un hashtag en teoría es orgánico, es decir, que un tema se vuelve popular porque la gente está hablando de eso. Hoy en día entendemos que también se pueden manipular, con la ayuda de bots y de cuentas falsas. Pero quizá lo más interesante es que, desde 2010, se hizo público que Twitter también vende sus trending topics como contenido promocionado, y que éstos han llegado a costar 200 mil dólares (3 millones 900 mil pesos). Ahora piénsenlo. Cada domingo, cuando ustedes vuelven a Luis Miguel una tendencia, eso es lo que le están ahorrando a Netflix, mientras que la plataforma no los deja ni compartir la contraseña con familiares fuera de la misma casa.

Es cierto que el gigante de los contenidos digitales ha tenido iniciativas como donar 29 millones 500 mil pesos a la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas para que ésta pudiera pagar sueldos durante la pandemia, o aportar 15 millones de pesos para impulsar a cineastas mexicanos de pueblos originarios. Pero tales cantidades palidecen frente a los 25 millones de dólares que Netflix se gastó en hacer campaña en Hollywood para que Roma tuviera la oportunidad de ganar un Oscar. Algunos medios, como Fortune, aseguran que en realidad fueron cerca de 60 millones de dólares.

Con la primera temporada de Luis Miguel: La serie trascendió que Luismi ganó al menos 5 millones de dólares por ceder los derechos para contar la historia de su vida. De acuerdo con información de Forbes, en 2021 Netflix pretende invertir más de 300 millones de dólares en México, repartidos entre contenido local y producciones globales que se rodarán en nuestro país. 

Aquí les va un concepto “rompedor”: ¿qué tal si Netflix empezara a pagar en publicidad local una parte de lo que se gasta en, por ejemplo, campañas para el Oscar? Digo, los medios de comunicación también somos una industria, y los que aún formamos parte de ésta trabajamos muchas veces en condiciones precarias, enfrentando recortes de salarios y despidos masivos, precisamente porque grandes empresas como el gigante del streaming no quieren ampliar su presupuesto para publicidad. En el mundo actual, ya ni las recomendaciones de boca en boca son gratis. Tío Netflix, págame plis.

BREVES

Fue una total sorpresa que la plataforma Hulu en Estados Unidos decidiera estrenar 3 capítulos de la cuarta temporada de The Handmaid’s Tale esta semana. Lo bueno es que en México sólo hay que esperar hasta el domingo (2 de mayo) para tener acceso a esta serie en Paramount Plus.

Pendientes cada domingo del estreno de un nuevo capítulo de Mare of Easttown, la nueva serie de misterio estelarizada por Kate Winslet en HBO.

Y en Amazon Prime Video ya está disponible Them (Ellos), una serie de terror sobrenatural muy en la línea de Lovecraft Country y de las últimas temporadas de The Twilight Zone, con problemáticas de la comunidad afroamericana.

Contacto: @carloscelis_

También te puede interesar

Entretenimiento

Berna Levin y Per-Olav Sorensen serán quienes lleven a cargo la adaptación del libro "The Spotify Play" al catálogo de Netflix.

Entretenimiento

El reclamo de la modelo fue respaldado por suy madre Stephanie: "Me parece reprobable, innecesaria y de mal gusto la manera en la que...

Entretenimiento

La segunda temporada de 'Luis Miguel, la serie' ha provocado polémicas debido a la forma en que se han abordado algunos temas

Entretenimiento

'Sailor Moon Eternal: The Movie' llega a la plataforma de streaming con una aventura para las heroínas de Naoko Takeuchi.

Publicidad