Síguenos

 

Ciudadano Político

Justicia para los 27

Max Kaiser

A más de un mes de lo ocurrido en la L12 del metro de Ciudad de México, las responsabilidades aún no están claras.

i
escombros metro accidente linea 12 l-12 colapso metro tláhuac
Foto: Angelica Escobar / La Lista

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

No puedes escapar la responsabilidad del mañana, evadiéndola hoy

Abraham Lincoln

Lunes 3 de mayo de 2021, alrededor de las 22:25, dos vagones de un convoy de la Línea 12 caen dramáticamente más de doce metros y quedan atrapados entre el fierro y el cemento de la vía elevada, lo que provoca la muerte de 27 personas y más de 70 heridos. Cuando la noticia empieza a recorrer las redes sociales y los diferentes portales, ésta genera tristeza, horror, indignación y enojo, pero no parece sorprender a nadie. Es la tragedia más anunciada y esperada de la historia de este país. Las advertencias estuvieron ahí, en las manos de varias autoridades que decidieron hacer oídos sordos. ¿Cómo puede colapsar de esa manera una estructura inaugurada apenas en octubre de 2012? Esta no es una pregunta solo para los libros de historia, sino la pregunta clave para hacer justicia en un caso que apunta para ser todo menos un accidente.

¿Cuándo hay responsabilidad jurídica de una persona por la muerte de otra? Cunado la primera hace o deja de hacer cosas que provocan la muerte de la segunda. Por eso, más allá de las grillas palaciegas de los acelerados presidenciables, lo más importante de este caso es hacer justicia a las 27 personas que perdieron la vida. Para esto hay 10 preguntas que son clave:

Te recomendamos: Con marchas, familias y ciudadanos exigen justicia para víctimas de la Línea 12

1. ¿Quién aceleró la planeación de una obra que requiere años de conceptualización, diseño, preparación y experimentación?

2. ¿Quién manipuló la contratación para beneficiar a empresas con poca experiencia en la construcción de este tipo de proyectos?

3. ¿Quién aceleró la construcción y desarrollo del proyecto y con qué fines?

4. ¿Quién tuvo conocimiento de las infinitas fallas en el desarrollo del proyecto y quién ordenó tapar esos defectos?

5.¿Quién pagó los distintos contratos de la obra sin supervisarlos y sin cersiorarse de que el gobierno había recibido exactamente lo que había contratado?

6.¿Quién se benefició economicamente del acelere injustificado y de la mala ejecución?

7.¿Quién ordenó esconder las auditorías y los documentos clave?

8.¿Quién ordenó el cierre de la Línea 12 en 2014 y por qué motivos?

9.¿Quién ordenó su reapertura y con qué justificación se realizó?

10.¿Quién ordenó la drástica disminución del presupuesto de mantenimiento y qué consecuencias directas tuvo en la operación?

Estas 10 preguntas son una guía mínima para establecer claramente la responsabilidad penal y administrativa de las distintas personas involucradas en la operación de un sistema tan importante como el metro de Ciudad de México. Sería gravísimo que este caso se sumara a la terrible lista de tragedias mexicanas en las que chivos expiatorios de medio nivel reciben todo el peso de la ley, y los responsables reales quedan impunes.

Quien ordenó acelerar la planeación ¿mató a 27 personas? No, y tampoco creo que lo hubiera buscado. Pero la instrucción de apresurar una etapa crucial de una obra pública tan delicada como esta, con fines políticos, bien puede ser una causa ligada directamente a la tragedia del 3 de mayo. Quien ordenó acelerar la construcción para poder ganar puntos electorales, o quien pagó sin supervisar estrictamente las obras realizadas ¿mataron a 27 personas? Tampoco, pero su negligencia pudo haber sido la causa directa de la pobre construcción del tramo siniestrado o la utilización de materiales de inferior calidad que fueron pagados como si fueran los previamente contratados.

Lo mismo se puede concluir de quien ordenó la drástica reducción en el presupuesto de manetnimiento, supervisión de seguridad y mejoras. Seguro la intención no era matar a 27 mexicanas y mexicanos, pero esa instrucción pudo haber ocasionado que se dejara de dar el mantenimiento adecuado a la zona del accidente o que un buen equipo de supervisores hubieran podido alertar del riesgo, antes de que se materializara éste.

Lo increíble de este caso es que, a más de un mes de la tragedia, no hay ni siquiera una renuncia, por decoro o vergüenza. Todos se mantienen agarrados de su cargo, echando culpas y acusaciones. Están más ocupados de su imagen pública que de la pérdida de vidas humanas. Si los mexicanos permitimos que este caso concluya en un simple informe y en una inútil disculpa habremos dado un terrible paso en la irresponsabilidad del ejercicio del poder, en el servicio público. Exigir justicia completa y expedita es responsabilidad de todos.

También te puede interesar

Actualidad

El Sistema Meteorológico Nacional informó que el clima de este domingo 25 de julio estará marcado por lluvias y altas temperaturas en varios estados.

Actualidad

Los canes han sido rescatados de zonas de alto riesgo del Metro, como lo son las vías electrificadas, túneles y respiraderos. De los 300...

Derechos Humanos

Veracruz es ahora el cuarto estado que avala reformas sobre despenalización del aborto, luego de Oaxaca, Hidalgo y CDMX.

Ciudad de México

La institución afirmó que apenas termine su peritaje, estará en posibilidades realizar las imputaciones por los delitos de homicidio, lesiones y daño a la...

Publicidad