Síguenos

 

Ingrid Motta
In-grid Telecom

Arte Digital: el valor de lo intangible

Ingrid Motta

La tecnología de blockchain abrió la puerta a la comercialización de bienes intangibles y el arte comienza a incursionar en este mercado.

i
Foto: Pixabay

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Hace unos días, Tim Berners-Lee, científico británico de la computación a quien debemos la existencia de la World Wide Web (WWW, a.k.a. red de internet), anunció que, con fines benéficos, subastará como NFT (del inglés non-fungible token) 9,955 líneas de código WWW escritas entre 1990 y 1991, la explicación de la implementación y funcionamiento de la red en formatos HTML, HTTP y URL, un video de cómo se fue escribiendo el código, un póster digital y una carta escrita por él mismo.

¿Esto qué significa?

Los NFT son activos inimitables del mundo binario. Un tipo de criptomoneda única que se materializa en un token, y que constituye un certificado digital de propiedad de activos virtuales o físicos.

En el caso del código web, esta subasta tiene un valor histórico en el tiempo, y en la importancia de la obra intelectual como copia firmada del primer navegador digital del mundo. Sin embargo, este tipo de intercambios de valores intangibles también se están utilizando para obras de arte, musicales, audiovisuales, escritas e incluso ideas para ser desarrolladas.

No te pierdas: Récord en valor de Dogecoin detona la atención sobre esta criptomoneda de ‘broma’

No importa si lo que se esté vendiendo o comprando sea una obra a la que todos puedan tener acceso en el mundo analógico, lo cierto es que el auténtico dueño de la obra ya sea intelectual o artística, es quien posee este NFT. Pablo Rodríguez-Fraile, inversor digital estadounidense, es uno de los más recientes ejemplos. Hace pocos meses compró un video de 10 segundos de duración en 60,000 dólares y lo revendió en 6.6 millones de dólares. Te dejo aquí el enlace del video para que saques tus propias conclusiones.

El certificado de esta y todas las obras que son NFT está respaldado y asegurado por tecnología de blockchain, es decir, información integrada en un sistema de bloques criptográficos que registran de forma única y consensuada, una cantidad de transacciones y de información que se va enlazando bloque tras bloque, por lo que cada uno de ellos es fundamental en la cadena informativa y es inamovible.

El blockchain es un sistema exacto y muy seguro para la trazabilidad y certificación de servicios y productos, ya sea en una cadena de suministro, de procesos financieros, o cualquier obra digital que se pueda autenticar y proteger.

Para muchos, tanto el NFT como las criptomonedas son modas pasajeras de un entorno cada vez más digital, y que representan una amenaza para quienes los utilizan, por lo que existen ya muchas alertas en torno a su uso y apropiación.

Lo cierto es que la vida está digitalizando nuestro modo de ser y hacer. Quienes se mantengan actualizados y logren entender cómo la tecnología nos está transformando en seres hiperconectados, podrán dar el salto evolutivo y preservarse como especie. Es el principio darwiniano que involucra el cambio como el principal motor de la selección natural.

Si estás interesado en comprar el primer código web, ponte muy atento del 23 al 30 de junio de 2021, vía Sotheby’s en Londres. También puedes acceder a https://niftygateway.com para ver las diferentes obras que puedes adquirir, o subir las propias a subasta por NFT.

También te puede interesar

Mundo

Se promociona a sí misma como la ‘moneda digital para la comunidad MAGA’, pero los datos muestran que la Magacoin se asigna a su...

Economía

"En Banco Azteca estamos trabajando para traerlas a nuestros clientes", escribió Salinas Pliego en su cuenta de Twitter.

Cultura

'Viva', obra de arte de Juan Carlos Del Valle se convirtió en el primer NFT en subastarse en México y América Latina por 110...

Tecnología

Una vez, las personas que tenían fotos virales ganaban poco dinero con ellas. Ahora, el 'original' puede venderse potencialmente por una suma enorme. Pero,...

Publicidad