Unsubscribe
Espacio mindfulness

Es escritora, periodista, cantautora, maestra de yoga y meditación, conferencista internacional y directora de Mindfulness del Yomu Institute. Es la cofundadora del sistema de Mindfulness Yomu, emprendedora apasionada y mamá de tres hijos. Su cuarto libro Enciende tu corazón está a punto de salir a la venta. Instagram: @cynthiazakofficial

Unsubscribe
Foto: Pixabay

Toneladas de emails por semana borrados en medio segundo implacable, sin dudarlo, quitando del medio tantas palabras, letras y puntuaciones que rara vez leo.

El placer de hacer delete, remover alegremente lo que no hace falta es una práctica muy poderosa que desde el simbolismo del microcosmos, de nuestra cotidianeidad, toma una magnitud planetaria.

Primero el poder de decidir con qué me quedo y de qué me deshago; segundo, esa liviandad que se siente como cuando limpiamos el clóset de ropa vieja que no usamos pero que queda ahí ‘por las dudas”; tercero, la libertad de tener tiempo para leer lo que de verdad nos interesa es una maravillosa manera de practicar la atención plena.

Pero los invito a ir más allá del conocido acto de borrar los correos electrónicos, mensajes de WhatsaApp, notificaciones en redes sociales y demás cuestiones cotidianas, les propongo darse de baja, terminar las suscripciones, acabar sin culpas con lo que sobra.

Por casualidad, el otro día lo empecé a hacer cuando descubrí que debajo de cada uno de los emails de corporaciones, asociaciones, fundaciones y demás iones hay una palabrita escrita en letra chica pero contundente que dice: unsubscribe

Debo confesarles que me dio una alegría inmensa esto y mucho más cuando empecé a darme de baja de cientos de direcciones de correos electrónicos que me querían vender, convencer, adoctrinar, lograr mi voto, hacerme de su equipo y a los que yo ni siquiera había autorizado a que entraran a mi mundo digital.

El proceso de desapego

Más allá de la anécdota quiero que vayamos paso por paso entendiendo el poderoso gesto simbólico que esto implica a nivel emocional para que al borrarnos de las suscripciones, dejar de seguir gente tóxica en redes sociales, eliminar montañas de mensajes con fotos, leyendas, videitos, opiniones podamos trasladar eso a nuestro mundo interior y extraer plásticos mentales de una vez y para siempre.

En estas acciones conscientes reside la posibilidad de despedir, vaciar y limpiar muchas otras cosas que nos pasan en la vida y de las cuales nos cuesta mucho desapegarnos. 

Con certeza puedo decirte que cuando te das de baja en una cuenta que sobra también abres espacio emocional y mental para lo que verdaderamente te nutre y que en el momento en que eliges sin culpa lo que se queda o se va de tu vida comienza la liberación.

El sentarte frente a tus mensajes digitales y preguntarte si esto que recibes te hace bien, te sirve, te aporta, te hace crecer has comenzado un proceso muy poderoso de desapego y perspectiva que va a guiarte en todo lo que tengas que resolver y desenmascarar.

La-Lista para darte de baja

1- Abre tus mensajes y respira mientras los lees.

2-Pregúntate si conoces quién te los manda, si te interesa lo que te dicen, si tienes conexión emocional con lo que te ha llegado, si te hace feliz el contenido o por el contrario te aburre e irrita o te es indiferente.

3-Siente tu corazón encendido cuando bajes hasta el botón de darte de baja y te pido que registres si hay algún rastro de culpa o pena o remordimiento porque vas a salirte de esta energía.

4-Comienza a darte de baja y lo mismo puedes hacer con el seguimiento de cuentas en redes y gente o grupos de WhatsApp.

5-Usa esta oportunidad para mirar tu mente e ideas para que el gesto físico de borrar impacte en otras cosas que necesitas despedir.

6-Por cada mensaje borrado, un plástico que se va desintoxicando tu ser y el planeta.

7-Celebra limpiar y hacer espacios porque esto también está sucediendo dentro de tu ser.

8-Pasa la idea a los demás porque si la energía de limpieza se expande es más contundente el beneficio en el mundo

9-¡Borra y unsubscribe con regocijo!