Entre la soberbia y el servilismo de la 4T
En contraste

Es Senadora de la República, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos; recientemente nombrada Vicecoordinadora del Grupo Parlamentario de Acción Nacional, es la primer mujer en ocupar ese cargo. Twitter: @kenialopezr

Entre la soberbia y el servilismo de la 4T
Los mandatarios de América Latina y el Caribe en la Celac. Foto: Andrés Manuel López Obrador/Facebook.

La soberbia en este gobierno cada día se desborda más. Con motivo de los festejos de la Independencia de nuestro país, la cónsul de México en Turquía, dentro de las tradicionales arengas, gritó vivas al presidente Andrés Manuel López Obrador. Con este acto claramente lo puso al nivel de nuestros héroes nacionales.

Pero la cosa no paró ahí. Una ciudadana la increpó en el acto y fue violentada por la propia cónsul mediante varios mensajes en las redes sociales. Difamó a una ciudadana mexicana y, no obstante ello, no se disculpó. Este es un ejemplo de cómo los servidores públicos de la Cuarta Transformación utilizan los espacios para amedrentar y vulnerar los derechos de los mexicanos.

Mención aparte requieren las arengas al presidente López Obrador y a Claudia Sheinbaum, que hicieron la alcaldesa de la Magdalena Contreras, quién –por cierto– perdió las elecciones y quizá con un grito fuera de lugar trata de quedar bien con sus jefes, aunque no con la ciudadanía de su demarcación.

Y la otra arenga impresentable fue la de la alcaldesa de Iztapalapa, quien en lugar de gritar vivas a López Obrador debería de gritar diario que faltan vacunas en Iztapalapa, porque ahí no se ha vacunado a ningún joven de 18 a 29 años. Eso sí merece un grito.

Al parecer, en la Cuarta Transformación están aferrados en destruir nuestra historia y hacer el ridículo con gritos que solo demuestran ignorancia y servilismo.

Aunque sin duda, lo más vergonzoso de la semana pasada fue la pleitesía con la que se trató al presidente de Cuba. Invitado de honor en el desfile del 16 de septiembre, pese a los reclamos de ciudadanos cubanos.

Y dentro de la reunión de la Celac, el trato diferenciado que tuvieron los presidentes de Cuba y de Venezuela dejó mucho que desear y mucho qué decir sobre la política exterior de nuestro país.

Además, dentro de los acuerdos de la Celac se estableció la creación de un fondo para la lucha contra el cambio climático. Aquí, López Obrador literalmente es candil de la calle y obscuridad de su casa, ya que la Cuarta Transformación le apuesta a las energías fósiles y desapareció los fideicomisos encargados del cambio climático. Así de incongruentes son en este gobierno.

Otro aspecto a destacar de esta reunión es la falta de mujeres. Fueron invisibilizadas y colocadas en la última fila de la foto oficial. Esa imagen es el reflejo de la nula importancia que le da este gobierno al papel y al empoderamiento de las mujeres en el servicio público.

El presidente López Obrador ha sido insistente en sustituir a la OEA. ¿Será porque que este organismo internacional le hace frente a los gobiernos populistas y autoritarios? No querer que México esté bajo la jurisdicción de la Comisión y de la Corte Interamericana es un retroceso en los derechos humanos de nuestro país. Querer sustituir a la OEA es un error más de este gobierno que no ha dado resultados en los primeros tres años.