Netflix no paga regalías en México
HÍBRIDO

Como crítico de cine y música tiene más de 25 años en medios. Ha colaborado en Cine Premiere, Rolling Stone, Rock 101, Chilango, Time Out, Quién, Dónde Ir, El Heraldo de México, Reforma y Televisa. Titular del programa Lo Más por Imagen Radio. Twitter: @carloscelis_

Netflix no paga regalías en México
Foto: IATSE

Gran escándalo desataron las recientes declaraciones del actor de ascendencia mexicana, Edward James Olmos, cuando advirtió sobre la huelga que los trabajadores de la industria del entretenimiento podrían emplazar en Estados Unidos, si se aprueba por votación este 1 de octubre a través del IATSE, sindicato que representa a trabajadores de cine y teatro.

Entre otras cosas, el también activista dijo a través de su cuenta de Twitter que “nos quieren pagar menos por trabajar en programas para streaming que en programas para televisión. Laborar más horas, con fines de semana más cortos y contribuir menos a nuestra pensión”. Tampoco se contuvo para denunciar que “estamos más que molestos de que estos servicios de streaming, que son propiedad de las corporaciones más ricas del planeta, pretendan que aún es un modelo de negocio desconocido”.

Todo esto se debió a la información filtrada desde Apple TV+, ya que la plataforma de streaming argumentó que no tiene tantos suscriptores como la competencia y por ello pide pagar menos a los trabajadores. En Estados Unidos esto es posible por cláusulas de un contrato entre los sindicatos y la Alliance of Motion Picture and Television Producers, donde se especifica que las producciones de gran presupuesto pueden negociar las tarifas de los trabajadores cuando la plataforma cuenta con menos de 20 millones de suscriptores.

Para ayudar a ponerlo en el contexto de México, hablamos con Alejandro Calva, secretario de Trabajo y Conflictos de la Asociación Nacional de Actores (Anda), y nos llevamos una sorpresa. “No pagan, no hay ninguna regalía. Yo, como actor, no cobro regalías de eso”, compartió. “Se paga por jornada laboral y depende de tus días de trabajo”. A decir de Calva, las plataformas que ofrecen contenidos audiovisuales por internet, también conocidas como OTT (Over-The-Top), presentan una situación compleja: “Son dueñas de series y películas, pero no las producen. Lo que tiene que ver con lo laboral no se ve directamente con ellos”.

Esto tampoco es ningún secreto para los miembros de la industria del entretenimiento en México. Al menos en nuestro país, es bien sabido que los actores no reciben beneficios de las grandes plataformas de streaming que transmiten las series donde ellos han trabajado. Netflix, por ejemplo, no ha firmado un contrato colectivo con la Anda para pagar regalías a los actores ni prestaciones sociales, ya que todo trámite se hace a través de compañías productoras independientes. “En Estados Unidos, SAG-AFTRA sí tiene una negociación colectiva con Netflix”, explicó el secretario.

¿Y por qué se dan este tipo de prácticas en nuestro país? Por falta de regulación. “La legislación laboral en México es muy complicada”, compartió Calva. “Para nuestro trabajo como actores es difícil, porque nuestras condiciones son intermitentes. Eso vuelve complicada nuestra regulación laboral por tratarse de algo eventual. Somos casi como jornaleros que cosechan por temporada”.

En 2018, la Asociación Nacional de Actores de México, el Sindicato de Trabajadores Técnicos y Manuales de la Producción Cinematográfica, el Sindicato Gremial de Directores de Cine y Similares, y el Sindicato de Trabajadores de la Industria Cinematográfica exhortaron a las empresas extranjeras a respetar los derechos de artistas y trabajadores mexicanos tras una falta cometida por la empresa Kuter, productora de la serie Tinta roja. Apenas en 2020, la Anda se volvió a manifestar en este sentido cuando la casa productora Canana inició el rodaje de la segunda temporada de Luis Miguel: La serie sin la firma de un contrato colectivo de trabajo.

“Esto no quiere decir que a las plataformas no les preocupe”, expresó Calva. “Netflix sí le exige a sus productores que estén bajo la ley y estos cumplen porque saben que las plataformas no van a aceptar sus contenidos”. Sin embargo, la falta de regulación expone el trabajo de técnicos y artistas a la precarización, como lo explicó: “Cada empresa tiene distintos tabuladores y condiciones de trabajo y eso lo vuelve difícil para los actores. Lo que nosotros queremos es regularlo, para que las plataformas siempre cuenten con esos contratos colectivos”.

En los reportes más recientes, Netflix afirmó contar con 209 millones de suscriptores a nivel global, Amazon Prime tiene 175 millones de usuarios, Disney+ reportó 116 millones y HBO Max 67.5 millones. Apple nunca ha revelado el número de suscriptores para su plataforma Apple TV+, pero si algo hay de cierto en lo que los sindicatos revelaron, entonces estaría por debajo de los 20 millones.

“El equipo legal de Netflix es muy decente. Lo mismo pasa con Amazon y otras plataformas que producen en México. Pero las OTT son terreno de nadie y no hay dónde cobrarles”, compartió Calva. “Netflix ha cambiado mucho de directores de operación. Platicamos con unos, luego platicamos con otros, y cada vez que cambian yo me presento y le doy seguimiento… Pero son escurridizos”.

BREVES

El Festival Internacional de Cine en Guadalajara arranca su edición número 36, desde el 1 y hasta el 9 de octubre. La película inaugural será Duna de Denis Villeneuve. Más información en ficg.mx 

Por otro lado, la quinta edición de Black Canvas Festival de Cine Contemporáneo se realizará en formato híbrido del 1 al 10 de octubre. Algunas películas se podrán ver en la plataforma de FilminLatino.