Es urgente vacunar a los menores de edad
En contraste

Es Senadora de la República, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos; recientemente nombrada Vicecoordinadora del Grupo Parlamentario de Acción Nacional, es la primer mujer en ocupar ese cargo. Twitter: @kenialopezr

Es urgente vacunar a los menores de edad
Menor de edad durante una pruebas de detección de covid-19. Foto: @SSaludCdMx/Twitter.

Hace unos días, el Juzgado Séptimo de Distrito del Estado de México ordenó a las autoridades sanitarias a que incluyeran en la Política Nacional de Vacunación contra Covid-19 a los menores de 12 a 17 años de edad, sin embargo, esta semana la Secretaría de Salud impugnó dicha resolución, mostrando el rostro más inhumano de este gobierno.

El Estado mexicano está obligado a garantizar el ejercicio de los derechos humanos, incluido el de la protección a la salud y no impedir su ejercicio impugnando una resolución judicial. 

Es inhumano el actuar de este gobierno. Primero, afirmaron que con cada niña o niño vacunado se le quitaba la oportunidad a un adulto de tener una vacuna. Luego cerraron la ventanilla de Oficialía de Partes de la Secretaría de Salud para dejar de recibir las notificaciones de los amparos interpuestos. Ahora impugnan el ejercicio de un derecho que deberían estar garantizando y salvaguardado. Todo lo hacen al revés en este gobierno. 

La Secretaría de Salud tiene la gran responsabilidad de atender las necesidades de los mexicanos y velar porque todos, sin distinciones, tengan acceso a los servicios de salud y que estos, además, sean de calidad. Una secretaría que obedece a ideologías, que vulnera y viola los derechos fundamentales no le sirve de nada al pueblo de México.

Según un estudio realizado por el Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República, México es el tercer país con más niñas y niños que perdieron a sus cuidadores primarios y secundarios, es decir, a sus padres, a sus madres o a sus abuelitos. En el primer lugar se encuentra India, luego Brasil.

Según lo reportado por la Organización Mundial de la Salud, a octubre de este año, se han contabilizado en México más de 265 mil menores de edad en estado de orfandad. Esta situación ha tenido efectos negativos en los menores, ya que además de perder a sus progenitores o cuidadores, también se enfrentan a la pérdida del respaldo financiero, la pérdida de cuidados, de afecto y de atención, lo que repercute en su entorno personal, social, escolar y de salud.

Sin duda, este gobierno es corresponsable de esta nueva realidad que afecta a niñas, niños y adolescentes de nuestro país, ya que ha sido pésimo el manejo de la pandemia. Con más de 290 mil mexicanos fallecidos por Covid-19 y más de 436 mil muertos por enfermedades relacionadas a esta pandemia, es inmoral que se atrevan a impugnar esta resolución que sí garantiza el acceso a la salud de nuestras niñas y niños.

Rehusarse a vacunar a los más pequeños de nuestro país demuestra que a este gobierno no le importa la salud de los mexicanos y además de inhumano es mortal e indolente. Mientras el mundo pone el ejemplo vacunando a las niñas, niños y adolescentes, en México se les niega este derecho.

Es urgente que el gobierno federal adquiera las vacunas necesarias para la población de entre 12 y 17 años de edad, así como que se abstengan de usar mecanismos judiciales para negarles este derecho humano.