Laguna de las ¿Ilusiones?
Breve, pero a fondo

Periodista por convicción y formación. Con una trayectoria de 30 años, desarrolló su carrera en distintos medios, entre estos, Worldwide Television News, United Press International y Notimex. Fue corresponsal en Centroamérica, Colombia y EU. Ha realizado coberturas en México y el mundo. Colaboró por 20 años en El Universal. Coautor del libro Haití, Isla Pánico. Twitter: @jlruiz10 

Laguna de las ¿Ilusiones?
Foto: Claudia Sheinbaum

El 2021 se fue y ahora lo que llama es la reflexión de lo que se hizo o se dejó de hacer, para lograr del año venidero uno mucho mejor, con acciones contundentes, que le permitan a los millones de mexicanos, independientemente de su estrato o de su contexto social, seguir adelante para contribuir en el desarrollo de México.

Sería bueno hacer un alto en el camino para colocar las cosas en una balanza y determinar con justa precisión para dónde se carga. Sería bueno ahora reclamar un ¡BASTA! en esa confrontación de ideologías.

El 2022 se tiene que convertir, sin excusa ni pretexto alguno, en el año en que México enfrente exitosamente sus grandes derroteros. El año que está a días de terminar nos demostró de qué están hechos los mexicanos, de una sola pieza, de hierro sólido. Ni una de las pandemias más mortíferas que han golpeado a la humanidad diezmaron su ánimo, su voluntad férrea por tratar de salir adelante y no morir en el intento. Este es el tiempo, no otro, para hacer de este periodo de fin de año uno en el que logremos poner sobre la mesa todas las cartas que representan los sucesos acontecidos en un año particularmente difícil para el mundo entero y no dudamos que especialmente para México.

Por esta razón, hizo bien el presidente Andrés Manuel López Obrador en reunirse con 31 de los 32 gobernadores del país, incluyendo la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, porque con ello se vuelve al camino del diálogo que permita llegar a acuerdos importantes que resuelvan algunos de los grandes problemas nacionales. Ojalá y no exista ironía en que este encuentro se haya realizado frente a la Laguna de las Ilusiones en tierra tabasqueña, porque lo que necesitamos son realidades, acciones concretas ante los grandes desafíos que tiene este país. No deja de llamar la atención los rostros sonrientes de los gobernadores posando en la fotografía acompañando al mandatario cuando la mayoría de ellos enfrentan severos problemas de inseguridad. A diario vemos como el crimen organizado se apodera de más territorios del país, convirtiéndose en poderes fácticos en enclaves que no necesariamente se encuentran lejos de sus ciudades y capitales.

Sin duda, el mayor reto que enfrentará México en el 2022 será el de la inseguridad que impera prácticamente en todo el territorio nacional, que solo en los últimos 36 meses ha registrado más de 100 mil homicidios, sin contar los más de 95 mil desaparecidos que reportó el Comité de las Naciones Unidas contra la Desaparición Forzada.

Por eso es justo decir que una fotografía con caras sonrientes no es un buen mensaje para miles de familias que enfrentan la tragedia de haber perdido a un ser querido o la desaparición de algún familiar. Por si fuera poco, Reporteros Sin Fronteras dio a conocer que México sigue siendo el lugar más peligroso en el mundo para ejercer el periodismo. De acuerdo con esta organización no gubernamental, solo este año han sido asesinados siete periodistas, con lo que se llega a la alarmante cifra de 47 profesionales caídos en los últimos cinco años.

Reporteros Sin Fronteras no escatimó en asegurar que ciertas entidades del país están “gangrenadas” por grupos armados y el tráfico de drogas, y que incluso México es tan peligroso como Afganistán.

El presidente presumió con su reunión con los gobernadores del país haber unido voluntades de las distintas fuerzas políticas del país, para establecer acuerdos que permitan solventar con eficacia lo que está por venir, incluso el flagelo de la inseguridad, y para ello ofreció destinar 2 mil 700 millones de pesos en el próximo año para el equipamiento de las policías municipales y estatales.

No te pierdas:¿Felices fiestas?

Es de esperarse que las aguas se serenen en estos días, que se llegue, por así decirlo, a una tregua navideña, apartando de la escena política la confrontación y el encono, que solo obstaculiza el arribo de acuerdos y consensos que beneficien a México.

Tomar mejores decisiones, no solo en el combate a la inseguridad sino también en el diseño y la aplicación eficaz de políticas públicas, es una prioridad impostergable. La pobreza sigue creciendo y la economía atraviesa por un terreno pantanoso, que ya se refleja en una inflación rampante que podría alcanzar al finalizar el año el 8%, lo que representaría el nivel más alto de los últimos 20 años.

Así las cosas, este es el tiempo del diálogo, de los acuerdos y no de confrontaciones estériles que no llevan a nada.

La esperanza de que el país retome la senda del crecimiento y desarrollo no debe perderse, pero hay que trabajar para ello, y siempre con el deseo de que la fotografía tomada frente a la Laguna de las Ilusiones se convierta en un mar de realidades.